Histórico
24 febrero 2014El Enganche

Libertadores: Santos Laguna, triunfo al narcotráfico

Santos Laguna - México

Por André Stinson

Cárteles de la droga ejercían su dominio en todo territorio de Torreón, ésto pese a la guerra emprendida por parte del gobierno en turno para desarticularlos. No valía que la presencia militar y policiaca se hubiera multiplicado. A poco más de seis años de que el Ejecutivo federal había ordenado la militarización del estado, la redes criminales de Los Zetas ya dominaban en absoluto el territorio de Coahuila. Tal expansión se había dado pese a las bajas que esa organización había sufrido por detenciones o muertes de sus líderes. Un mapa delictivo elaborado por la División de Inteligencia e Investigación de la Policía Federal (PF), así como un análisis de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal y de la consultora estadunidense Stratfor, daban cuenta de un reacomodo de cárteles en lo que iba del último año. Los dominadores del suelo sufrían la invasión del Cártel de Sinaloa, lo que generaba baños de sangre por la pugna territorial entre ambas organizaciones.

Violencia como estandarte en las calles e inseguridad al deambular en un territorio que se encontraba en un nivel infrahumano. Esas eran las peripecias diarias que vivía la ciudad al estar sumergida bajo el control del crimen organizado. Tristemente, las únicas relaciones internacionales que manejaba la ciudad coahuilense con los lejanos lares de Sudamérica eran referentes al narcotráfico, ya que para algunas regiones de Colombia —Bogota, Cali o Medellin— se suministraba la mayor parte de las drogas ilegales que se vendían. Los habitantes de aquella plaza se encontraban decepcionados con la situación y buscaban de forma desesperada encontrar una distracción. Con los bares y centros nocturnos ocupados como epicentros de las batallas campales que vivían los militares-miembros del crimen, la única salida posible fue el fútbol. Y allí, desde el olvido, apareció Santos Laguna.

La pelota y la identidad del club, trasformaron poco a poco las balas en goles y la sangre en ánimos apasionados para el elemento pacificador de Torreón

Basado en pundonor, esfuerzo y hambre de triunfo, se esforzaron en transformar el panorama pesimista que aquejaba a la población en un ambiente de mayor esperanza. Modificar el paradigma de un grupo de personas que se había acostumbrado al crujir de las granadas y metralletas, al aroma de la pólvora y a escuchar de forma recurrente el alarido, ya sea de las torretas en una patrulla o de una víctima recién acribillada. Paulatinamente, con base en fútbol y buenos resultados, se fueron modificando los diálogos de la población y los términos recibieron adecuaciones; la palabra “ejecutar” ya era empleada únicamente para referirse a los cobros de penal y no a truncar la vida de algún individuo, el término “finiquitar” era acuñado a un partido que requería un movimiento inesperado para otorgar el triunfo y no a algún homicidio doloso, el vocabulario ya no denotaba violencia en la convivencia diaria.

Santos Laguna - 2014

La atención no se encontraba focalizada en aquellos elementos obscuros que aquejaban previamente su vida diaria. La luz enfocaba a un equipo con mucha hambre de triunfo que prefería acaparar las primeras planas de los diarios, para así eliminar de los rotativos aquellas fotos crueles y crudas que retrataban el día con día del crimen organizado. Los comandantes federales se encargaron de ir erradicando de forma firme las redes de narcotráfico que se habían impregnado dentro del estado de Coahuila. A la par, el comandante Oribe Peralta se encargaba de ir edificando un equipo firme y convincente para un público coahuilense que no paraba de apoyar con fidelidad.

Las noticias internacionales salidas de Torreón durante años, eran vinculadas únicamente a la violencia del narcotráfico. Hoy, los diarios ocuparon esas páginas con goles de Santos Laguna en todo el continente

El río siguió su cause y en la actualidad, el estado de Coahuila ha disminuido considerablemente sus problemas de violencia y narcotráfico, esto gracias a un gran trabajo operativo y de logística por parte de los retenes policiacos y militares. Santos Laguna ha aumentado en gran tamaño su afición; consecuencia directa de lo dicho anteriormente y es que con más seguridad, siempre habrá más gente en el estadio. Importante recalcar que las relaciones internacionales en Sudamérica y Torreón ya no se otorgan por medio de narcoalianzas o por trasiego de drogas, ahora la excusa para la interacción es debido a la Copa Libertadores. Y siempre merece la pena agradecer que los enfrentamientos ya no sean en un municipio con homicidios de por medio sino en un campo de juego e involucrando goles.

También te interesa: Libertadores: León y chico llamado ‘Gullit’ Peña

Todos los articulos e historias de la Copa Libertadores

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche