Histórico
10 febrero 2014Jose David López

Libertadores: Los cinco grandes favoritos 2014

Botafogo 2014

Más de medio de viajes por todo el continente, de condiciones climáticas muy distantes entre sí, de latitudes irritantes, de competitividad extrema y, por supuesto, de sacrificio por y para acabar tocándola en exclusiva. El último que cada curso futbolístico termina su actividad con ella entre las manos, tendrá asegurado un puesto en la historia, la de los elegidos, la de los únicos que consiguieron superar todas las adversidades del torneo de clubes más equilibrado y complejo del planeta. 55 ediciones se cumplen este curso de la incomparable Copa Libertadores y, como es tradición, el favoritismo corre a cargo de aquellos que levantaron el trofeo hasta en 40 ocasiones, argentinos (22) y brasileños (18). Y es que pese a lo competido del torneo y a la constante aparición de sorpresas cada campaña (Olimpia el año pasado es ejemplo de ello), el dominio de los dos ‘gigantes’ continentales les hace ser, por enésima vez, los únicos claros protagonistas a superar.

El formato de la Libertadores 2014 sigue el de los nueve últimos años (desde 2005 no se ha variado nada en su reglamentación, algo habitual en su historia hasta entonces), con lo que siempre hay un mínimo de 8 candidatos de los dos principales países. Esos 4 clasificados por estado, siempre suelen sumar algún ‘extra’ provechoso, puesto que se premia con pasaporte a la fase final al anterior campeón de la competición, al ganador de la Copa Sudamericana y una plaza añadida al campeonato del país ganador el año anterior. Es decir, que el organigrama está decididamente perfecto para que los clubes más regulares, sigan obteniendo focos continentales con cierta facilidad. Por eso, este 2014 demuestra más que nunca una vertiente favorable a la tradición, pues son 11 los clubes originarios de las dos grandes potencias sudamericanas (Atlético PR, Atlético MG, Flamengo, Botafogo, Cruceiro, Gremio – Arsenal, Newells, Lanús, Vélez y San Lorenzo). Difícil imaginar un pronóstico definitivo sin alguno de ellos levantando la edición 55 del torneo que genera ojeras semanales desde la distancia europea. Estos son nuestros 5 grandes favoritos.

Resulta difícil imaginar que teniendo 11 representantes, el campeón de la edición 2014 de la Copa Libertadores no sea brasileño-argentino

Everton Ribeiro - CruzeiroCruzeiro: El equipo deseado y el rendimiento deseado. La Raposa cerró el círculo exitoso de Belo Horizonte en el último año logrando su tercer Brasileirao (no lo conquistaba desde 2003) con una suficiencia increíble, sacando 11 puntos a su perseguidor (que pudieron ser muchos más porque se dejó llevar en los últimos partidos) y demostrando un acertado movimiento de mercado en los meses previos. El equipo que dirige Marcelo Oliveira (curiosamente, mito como jugador del Atlético MG), mostró una solidez y regularidad ofensiva mucho más productiva de lo esperado, siendo más inteligente y eficaz en el inicio del torneo, que pronto encarriló para ir tomando ventajas que rápidamente parecieron insalvables. Una base que llevaba tiempo siendo trabajada y una serie de refuerzos interesantes con cartel competitivo sin grandes desembolsos (Dedé, Bruno Rodrigo, Nilton, Everton Ribeiro ‘MVP’, Ricardo Goulart, Baptista o Egídio), crearon un proyecto defensivamente rocoso y de diferentes alternativas que fue intocable en su país y que quiere llevar el reto al continente. Su capacidad para tener rotaciones en una plantilla amplísima y experimentada, le colocan como alternativa firme al título de Libertadores, que ya ganó en el 76 y 97.

At.Mineiro: Muy sufrido pero merecido por su gran desempeño global, fue el pasado título del campeón continental. El reto de compaginar con brillantez el trabajo en las dos vertientes (Libertadores-Brasileirao), fue nuevamente el principal problema de quienes buscan continuidad, pues estuvo lejos de competir el título nacional (fue 8º) e incluso dejó un pobre desempeño en el Mundial de Clubes, que costó el puesto a Cuca. El nuevo impulso llega con el experimentado aunque pocas veces exitoso Pablo Autuori, que mantiene la base del pasado curso (Ronaldinho a la cabeza, Víctor, Réver, Pierre, Jo o Tardelli), mermada con la baja ya recordada estos meses de Bernard e intentando revertirla con la llegada de Fernandinho-Dátolo en ataque. Existen dudas razonables por la falta de gestión de vestuario del nuevo técnico, que además no ha empezado bien en resultados el Mineirao, aunque la poderosa afición del Galo jamás les dejará rendirse sea cual sea el problema. Si su base funciona y recupera sensaciones, son claros aspirantes a todo.

Newells: De estar a punto del caos más grotesco hace apenas tres años, a estar considerado el equipo más creciente-identificativo del país y uno de los más regulares de continente. Los Leprosos supieron mantener cierta estabilidad institucional y resultadista pese al adiós del ‘Tata’ Martino y lograron luchar hasta el último suspiro por un Torneo Inicial argentino competitivo. Su base rosarina, de chicos que crecieron en su sede y bajo su tutela, se mantiene con Heinze o Maxi Rodríguez a la cabeza, se ha logrado mejorar sensaciones con llegadas interesantísimas como las de Banega-Trezeguet-Manso, que aportarán experiencia y una rentabilidad a esa idea previa que ya encontró éxito en la anterior etapa. Bernardi, Mateos, López o Pablo Pérez, aseguran rendimiento y Rosario está lo suficientemente expectante como para volver a generar máximas ilusiones en el nuevo proyecto a cargo de Alfredo Alberti, sin experiencia en élite pero con la sabiduría de quien lleva años trabajando en la institución y llega como premio a su labor silenciosa. Sus primeras palabras y sesiones lo han dejado claro, todo será “filosofía Martino”.

Solo Lanús, Newells y, quizás, Vélez, son clubes con un proyecto lo suficientemente serio-equilibrado como para imponer su estilo ante el imponente panorama de los brasileños, donde tras muchos años no están Sao Paulo-Santos-Fluminense

Lanús 2013Lanús: No puedo esconderlo y el Grana tampoco ha querido hacerlo. El proyecto de los hermanos Schelotto, con ‘Guille’ como líder presencial y Gustavo como asistente técnico, ya no puede sorprender a nadie después del espectacular rendimiento, brillo y regularidad mostrado en el último año. El 2013 fue sencillamente irrepetible para una institución que ha logrado encontrar el sello identificativo, el gusto por la pelota, la intensidad como beneficio global y el trabajo como base para tener equilibrio. Y con una receta tan simple como sacrificada en el grupo, los egos se eliminaron y el colectivo floreció pues el único ‘jefe’ está en el banquillo y tiene la mentalidad ganadora de antaño. Así, ha logrado no solo colocar de vuelta en primeras posiciones competitivas al club (fue 2º y estuvo a un paso de ganar el Torneo Inicial), sino que, además, fue capaz de imponerse en la Copa Sudamericana, logrando un título continental histórico al mismo tiempo. Dos líneas de lucha que no impidieron tener esperanzas hasta el final y que ahora, con los ya determinantes Goltz, Izquierdoz, Somoza, Ayala, Benítez, Acosta, Melano o Silva, aspiran a que su regularidad les siga alzando a lo más alto. La seriedad llevada al césped.

Botafogo: No es un habitual del máximo torneo continental, pero una serie de cambios acertados por su traslado al terreno de juego, permitieron que en el último suspiro del curso pasado, el Fogao terminara en 4ª plaza. Ha tenido que dejar en el camino a  Deportivo Quito con una goleada imponente en el Joao Havelange (4-0) y es tan imprevisible tras la llegada de numerosos jugadores nuevos a la plantilla y la marcha de otros clave como Seedorf, que su sola presencia y el fervor de una afición enloquecida por la ocasión, pueden obrar milagros. Como planteamiento, base y solidez global, están muy lejos de la regularidad necesaria, pero como individualidades y capacidad para romper partidos en velocidad, son de lo mejor del torneo. Uno de los grandes argumentos a su favor es Wallyson, máximo goleador de la Libertadores en 2011 y recién llegado para dar ese impulso añadido al ataque, donde también llega Ferreira tras su gran curso pasado, el paraguayo Zeballos o el medocentro argentino Bolatti. Siguen los Jefferson, Bolívar, Lodeiro y, desde luego, un creciente Elías. Puede pasar de todo en Río…

Todos los articulos e historias de la Copa Libertadores

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche