Histórico
14 febrero 2014El Enganche

Brasil: Tres años sin Ronaldo Nazario

Ronaldo - Brasil

Por Alberto Piñero (@pineroalberto), periodista cobertura diaria Real Madrid

14 de febrero, día de San Valentín y día de los enamorados. Una fecha bien arraigada entre Europa occidental y la cultura anglosajona, de ésas que toda pareja desea, al menos, poder celebrar. Que no quiere decir forzosamente que lo quieran hacer. Sin embargo, en el mundo del fútbol hace ya tres años que esta fecha tiene bastante mayor trascendencia que la de recordar a Cupido. Y es que fue precisamente un 14 de febrero, aunque de 2011, cuando uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos colgó definitivamente las botas: Ronaldo Nazario, el ‘Fenómeno’.

Uno de esos pocos jugadores que han pasado por la historia del fútbol capaz de hacer que generaciones enteras amaran el fútbol por verle jugar a él, capaz de romper los corazones de hinchas rivales por doquier, capaz de hacer que aficionados cualesquiera liguen con equipos y selecciones ajenos sólo por sentirle más cerca… Así era Ronaldo sobre el terreno de juego. No podía ser sino un 14 de febrero cuando decidiera dejar el deporte rey uno de los jugadores más queridos por todo el planeta fútbol. Un jugador único. Un físico todoterreno capaz de hacer realidad su desbordante imaginación. Un delantero con la habilidad y velocidad de un extremo. Un jugador de fútbol con la voracidad de un depredador. Un ser humano con magia en los pies. Regate, potencia, rapidez, técnica, gol, remate, golpeo, hambre, chispa, alegría… pocos en la historia del fútbol pueden presumir de semejantes características todas ellas aunadas en un solo jugador. Y es que no hay nadie como él.

Los que le hemos visto jugar al máximo nivel y superar numerosos obstáculos, jamás dudaremos en admitir que ha sido el mejor delantero centro de la historia

Ronaldo - Real Madrid

Karim Benzema, que siempre le tuvo como ídolo, igualó este pasado sábado sus registros en el Real Madrid: 104 goles en cuatro temporadas y media. Más o menos los mismos guarismos entre los dos ‘9’ merengues. Sin embargo, no habría nadie a día de hoy que dijera que Benzema le transmite lo mismo que Ronaldo. Imposible. Los habrá que marquen los mismos o más goles que él, que hagan este truco o aquel regate, en equipos y lugares distintos del mundo, pero no serán nunca como el brasileño.

Han pasado ya 17 años desde que aterrizara en el Barcelona, pero seguro que todo el que lo viera jugar entonces recuerda su gol ante el Compostela. O el ‘elástico’ a Delfí Geli. Seguro que también los goles al Valencia. Y ya en el Inter de Milán, su gol en la final de la Copa de la UEFA ante la Lazio con ese triple amago a Marchegiani. O con la selección de Brasil, sus goles en la final del Mundial con su peculiar corte de pelo luciendo únicamente flequillo. O ya en el Real Madrid, sus goles ante el Manchester United, en la Copa Intercontinental, o al Atlético de Madrid. Y todavía en el Corinthians seguiría haciendo bicicletas, tirando amagos y algunas paradinhas antológicas en los penalties. Por citar sólo algunos de los primeros recuerdos que se agolpan en la memoria. Porque momentos memorables para el fútbol ha dejado a centenares Ronaldo en sus 18 años como profesional.

Se cansó de ganar títulos individuales y colectivos al más alto nivel pero, curiosamente, no pudo levantar una Champions League. Sus goles, reivindicarán su fama eternamente

Lástima que sus graves lesiones de rodilla y su hipotiroidismo no dejaran disfrutar del mejor Ronaldo durante todos sus años en el fútbol. Dejaron en la retina una gran historia de superación personal en el deporte, pero quizás si ese Ronaldo del Barcelona y los primeros años en el Inter hubiera podido dilatar su proyección durante algunos años más, ahora podríamos estar hablando del mejor futbolista de todos los tiempos tranquilamente. Los dos Mundiales, dos Balones de Oro, tres FIFA World Player, una Bota de Oro y las decenas de títulos colectivos y distinciones individuales que lucen hoy en su palmarés hubieran sido tan sólo un aperitivo de lo que hubiera podido conseguir en su carrera como futbolista. Porque lo tenía todo. Daremos gracias a San Valentín, o a ‘sanloquesea’, por haberle podido ver jugar al fútbol al menos.

También te interesa: Ronaldo: ‘El Corcovado del Gol’

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche