Histórico
12 febrero 2014Francisco Ortí

Arsenal: No es un miércoles cualquiera

Arsenal

Nervioso, con prisa y sin conceder demasiadas explicaciones. El Arsenal huyó de Anfield como si acabara de perpetrar un crimen. En cierto modo sí lo había cometido. La contundente derrota por 5-1 ante el Liverpool y, sobre todo, los cuatro goles encajados antes de que el reloj alcanzara el minuto 20 representan un delito futbolístico. Incluso se ha llegado a proponer una condena en su contra. “El entrenador y los jugadores deberían donar sus sueldos a la caridad“, propuso un aficionado descontento por la actuación ofrecida por su equipo. Una actuación impropia de un equipo que hasta ese momento ostentaba la condición de líder de la Premier League y que todavía aspira a convertirse en campeón. Las causas del descalabro no están claras. Falta de concentración, poca intensidad, escasa preparación del encuentro a nivel táctico… Se han escuchado muchas posibles razones, pero lo que realmente inquieta en el Emirates Stadium son las consecuencias que puede acarrear la derrota.

Tuvimos una actuación muy pobre. Estuvimos mal y el Liverpool fue mejor. Le felicitamos, pero puede que lo mejor sea no hablar demasiado, irnos a casa y responder con una buena actuación el miércoles“, explicó Arsène Wenger en la rueda de prensa post-partido. Y es que tras la derrota en Anfield el miércoles se ha convertido en el epicentro de la temporada del Arsenal. Los Gunners reciben la visita del Manchester United en el Emirates Stadium y el encuentro ha alcanzo la dimensión de decisivo para los intereses londinenses. El propio Wenger se ha encargado de que así lo fuera. “Entiendo que se hayan generado muchas dudas respecto a nosotros, pero las resolveremos todas el miércoles por la noche“, señaló el técnico francés, evocando de nuevo el miércoles por la noche como el momento en el que convergen tanto los miedos como las aspiraciones del Arsenal. Una especie de Non Terrae Plus Ultra (no existe tierra más allá) del que se desconoce que habrá al cruzarla.

Esas dudas que admite Wenger hacen referencia a las opciones del Arsenal ya no sólo de optar al título de campeón de la Premier League, sino de mantenerse en la pelea hasta el final. “Todavía creo que podemos ganar la liga porque matemáticamente es posible“, se limitó a responder Wenger. Una respuesta tan científica que destila pesimismo. Esta sensación de pesadumbre es exportable a todo el entorno Gunner. Conforme caían los goles en Anfield se alimentaban los fantasmas de los títulos que se le han escapado al Arsenal en los últimos años. El gol de Martins para el Birmingham en la final de la Carling Cup, el afortunado disparo de Belletti en París, los continuos descalabros en Liga de Campeones o la incapacidad para pelear por algo más que una plaza Champions en Premier League. “Es el típico momento en el que el Arsenal tira la temporada“, se comentaba con sorna entre la prensa inglesa.

La eterna sequía de títulos que ha impedido que se añadiera un trofeo a las vitrinas del Arsenal desde la FA Cup que  le ganó al Manchester United en 2005 supone un lastre demasiado pesado para mantener viva la esperanza. Debilita la moral propia, al mismo tiempo que el ingenio de los rivales. Esa sequía representa el principal foco de dudas para imaginar un Arsenal campeón, pero no la única. No es necesario rebuscar en la hemeroteca para cuestionar las opciones de los Gunners. Los londinenses también han dado motivos durante  esta misma temporada. Y es que el equipo de Wenger ha sufrido una grave agorafobia cada vez que visita un campo grande. El naufragio de Anfield no ha sido el único que ha protagonizado el Arsenal en este curso. Contra el Napoli en San Paolo también dejó mala imagen pese a que acabó cumpliendo el objetivo de alcanzar los octavos de Champions. También cayó en Old Trafford frente al Manchester United, mientras que en el Etihad Stadium fue zarandeado por el Manchester City.

Precisamente esa goleada que le endosaron los citizens representa un argumento de peso contra las opciones de título del Arsenal, pero también un punto de partida para la esperanza Gunner. “Creo que la derrota del United fue un partido diferente, pero la del City y esta de Anfield son difíciles de asumir. Tenemos que reaccionar porque no hay nada que podamos hacer ya“, señalaba Mikel Arteta a la salida de Anfield. Comparar las derrotas sufridas ante el Liverpool y el Manchester City puede inyectar confianza a la afición del Arsenal, puesto que tras caer en el Etihad Stadium enlazaron la mejor racha de resultados de la temporada. Lejos de hundirse tras ser arrollado por un rival directo en la lucha por el título, el Arsenal reaccionó levantándose inmediatamente y protagonizando una sensacional racha de resultados, sumando 20 de 24 puntos posibles.

La situación actual es prácticamente calcada a la vivida tras el 6-3 de Manchester. Entonces, el Arsenal recibió al Chelsea en el Emirates Stadium. En esta ocasión será el Manchester United quien visite Londres. La diferencia se encuentra en que ahora el calendario viene aderezado por choques de alcurnia como la eliminatoria de FA Cup contra el Liverpool y el cruce de octavos de final de la Liga de Campeones frente al todopoderoso Bayern de Munich. Los Gunners no podrán centrar el 100% de su atención en la Premier League como consecuencia de estos otros frentes abiertos y en los que habrá tanto en juego. En cualquier caso, Wenger tiene claro cual será el partido decisivo. “Lo que hagamos en los próximos partidos, pero el partido decisivo es el del miércoles por la noche”. El técnico francés evoca constantemente este miércoles como el momento clave del año para el Arsenal. Un todo o nada en el que se dictaminará a qué aspiran los Gunners este año. Está claro que no estamos ante un miércoles cualquiera en Londres.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche