Histórico
17 enero 2014El Enganche

Real Madrid: Cristiano y Ronaldo, clones premiados

Cristiano Ronaldo 2014

Por Alberto Piñero (@pineroalberto), periodista cobertura diaria Real Madrid

Se cumplieron las previsiones con el Balón de Oro. Cristiano Ronaldo fue el ganador en esta edición del 2013. Quizás no fuera el que más títulos ganara en este pasado año, nunca tantos como Franck Ribéry. Quizás no tenga el estilo, el talento natural ni reúna el cariño de todo el globo, como sí sucede con Lionel Messi. Pero nadie puede dudar, primero, de los números de la estrella portuguesa, con 69 goles en 59 partidos en este año recién finalizado. E igualmente, tampoco se puede dudar de su talento y su capacidad de trabajo. Como decía Carlo Ancelotti el mismo martes en rueda de prensa, “Ronaldo es talento y trabajo. No sé el porcentaje de ambos. El talento es el trabajo. En el fútbol de hoy, si no hay trabajo no puedes mostrar talento. Es una combinación indispensable. El talento es genética, pero necesitas trabajo para mostrarlo en el campo, como Ronaldo”, ampliaba el técnico merengue. Y quizás ahí mismo resida la mejor (o una de las mejores) cualidades de Cristiano. Su abnegada capacidad de superación y de constancia en el fútbol. Su sacrificio y profesionalidad para con el deporte rey. Su hambre y mentalidad ganadora pese a todos los obstáculos que encuentre por medio.

Ronaldo es un jugador que entrará seguro en los libros de historia del fútbol. Sí o sí. Aunque seguramente ocuparía más páginas de ese libro si no hubiera coincidido en la misma época que un Lionel Messi también legendario. Ambos se retroalimentan, en su afán por mejorarse a sí mismos, y mejorar también lo que hace respectivamente el otro. Pero queda la inevitable sensación de pensar que todo lo que gana uno de los dos, repercute directamente en que no lo gana el otro. Ya haya sido la Liga o la Copa del Rey con sus respectivos equipos, o algunos galardones individuales. Y de hecho, Cristiano Ronaldo es hoy muchísimo mejor jugador que cuando ganó su primer Balón de Oro en 2008. Hoy, y prácticamente desde que en 2009 llegara al Real Madrid. Pero sin embargo, le ha costado cinco años ganar su segundo Balón de Oro, mientras Messi acumulaba uno tras otro.

El portugués tiene todas las cualidades técnicas y, sobre todo, físicas para destacar en el fútbol. Sin embargo, su mejor aval de éxito es la auto-exigencia para ser cada día más completo. De ahí sus premios y estadísticas

De ahí también que este Balón de Oro sea un reconocimiento no sólo al talento y al trabajo de Cristiano Ronaldo en este año concreto, que también, sino sobre todo, a su afán y persistencia por permanecer en lo más alto del fútbol mundial durante tanto tiempo. En la que es la era de Lionel Messi, el ‘7’ madridista le ha arrebatado un Balón de Oro. Y lo ha hecho después de ser Balón de Plata en tres de las últimas cuatro ediciones, siempre al pie del cañón, obligando al argentino –y al resto del planeta- a dar lo máximo si quería superarle. Y se lo ha arrebatado pese a no haber ganado nada con su equipo durante el año 2013, cuando los otros dos finalistas sí lo habían hecho. Ahora, con dos Balones de Oro para el luso por cuatro para el argentino en los últimos seis años, no se podrá hablar ya de la época de Messi. Al menos, habrá que hablar de la época de Messi y de Ronaldo, en conjunto.

Y hay un dato que ejemplifica a la perfección el mérito que tiene Cristiano Ronaldo al permanecer tanto tiempo en la élite. Y es que sólo hay un jugador que anteriormente hubiera ganado dos Balones de Oro con una diferencia entre uno y otro de cinco años, como el ‘7’ blanco, y se trata de Ronaldo Nazario. Ningún futbolista antes podía presumir de un registro similar.

Ronaldo - Balón de OroSolo los dos, Cristiano ahora y Ronaldo en sus días, fueron capaces de ganar Balónes de Oro con 5 años de margen. No solo refleja una capacidad de superación, sino una continuidad única en los ‘elegidos’

En el caso de Ronaldo Nazario, se trató también de otro vivo ejemplo de superación para el fútbol mundial. El brasileño lo tenía todo en el Barcelona, y lo tenía todo en el Inter de Milán. Eran años en los que nadie dudaba de quién era el rey del fútbol en este planeta. Pero una doble lesión al romperse por dos veces el tendón rotuliano truncó su fulgurante carrera al mantenerlo alejado de los terrenos de juego durante prácticamente un año y medio. Su afán por volver, y unas durísimas sesiones de rehabilitación para recuperarse de su lesión trajeron consigo de nuevo al mejor Ronaldo en el Mundial de 2002, y posteriormente en las cuatro temporadas y media que militaría en el Real Madrid. El mundo del fútbol le reconocería en sus primeros años con un Balón de Oro en 1997, para después volver a coronarle en 2002, ya vestido de blanco merengue.

Pasaron cinco años entre una foto y otra, entre el primer galardón y el siguiente, lo que indudablemente le otorgó un valor añadido a la meritoria trayectoria del ‘9’ brasileño. De igual manera que sucede ahora con Cristiano Ronaldo, otro ejemplo inusual de superación en el fútbol. Dos genios del balón cuyo talento nunca se hubiera podido entender sin su perenne trabajo. “El talento es el trabajo”, como decía Ancelotti. Y Cristiano y Ronaldo supieron entenderlo. El Balón de Oro luego sabría reconocérselo. Chapeau.

También te interesa: Real Madrid: Di Stéfano, el único Super-Balón de Oro

Toda la Secciín Exclusiva sobre los Balones de Oro de la historia

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche