Histórico
18 enero 2014Jose David López

Perú: Jordan Petrov y la ruleta del fútbol

Jordan Petrov - Alianza Lima

Petrov es uno de los apellidos más vinculantes al panorama futbolístico de Bulgaria. Podríamos casi asegurar que en el 80% de sus clubes, existe o existió un futbolista que daba tributo a tan usual denominación de origen nacional. Sin retroceder excesivamente en el tiempo, la mente nos sitúa en el otrora capitán del Aston Villa, un Stiliyan Petrov que dejó la pelota y el césped por una leucemia contra la que aún lucha lejos de los focos. E incluso tras pasar por suelo español, nadie olvidaría las arrancadas fulminante de Martin Petrov pese a que sumara tantos adeptos como críticos y busque a día de hoy un nuevo acomodo sin equipo al que defender a sus 34 años. Siempre existió uno de ellos en cualquier esquina del planeta pero el Petrov más bohemio y singular de todos ellos, creó su particular historia mucho más lejos de su entorno, allí donde la pelota le tenía preparado un futuro mucho más ocioso.

Jordan Petrov respondía al rol prototípico de todo juvenil notable que se genera en las fábricas económicamente débiles del este de Europa. Como una más de sus perlas, el Lokomotiv de Sofía no pudo sino firmar en cuanto tuvo opción un contrato para aquél goleador rápido, combativo y de mucha energía en cada uno de sus movimientos. La llamada hacia una posible carrera profesional, unida a las aspiraciones educativas dado su alto conocimiento y nivel de estudios como ingeniero en refrigeración, le hicieron aceptar alternativas de clubes alejados de lo habitual. Acabó en Canadá, priorizando ante todo su sabiduría dentro de un gremio que le iba a poder ofrecer salidas posteriores a la pelota, la que siguió tocando con éxito humilde en clubes menores. Una serie de movimientos de jugadores canadienses a prueba en clubes sudamericanos dentro de un stage federativo, propició que Jordan acabase aterrizando en Lima para fichar por un equipo de segundo nivel en el que nunca hubo un europeo, el  Independiente de Cañete, y en el que su simple nombre despertaba curiosidad.

Hay un Petrov en cada generación pero lo que pocos conocían es que el más bohemio y curioso de todos ellos, pasó de ser promesa goleadora en Bulgaria a veterano humilde en el gigante peruano, Alianza Lima

Jordan Petrov - Alianza LimaCon el paso de los meses, su rendimiento superó aquellas ironías y, demostrando nivel de superior categoría y pretensiones, plantó a su club y se presentó ante las oficinas de la entidad más poderosa del país, el Alianza de Lima. Una mañana, llamando además a los medios de la ciudad para que tuvieran informaciones y siguieran su caso de primera mano, apareció ante los dirigentes bajo la seguridad de que iba a conseguir un puesto en el equipo. No necesitó mucho, pues tres días después, ya recomendado por el técnico serbio Simo Vilic (que posteriormente se supo que lo había llamado para contratarlo más de una vez durante su estancia en Canadá), ambos anunciaron la firma de un contrato por dos campañas con un sueldo de 10 mil dólares mensuales. Ya no era un crío, sino un experimentado aventurero con ganas de hacer florecer el fútbol allá donde jamás habría imaginado. Compitiendo contra jóvenes acostumbrados a ese césped pelado, a esas cotas de altitud y a esa sensación de mareo del suelo peruano.

Pero en unos meses, pasó de invitado inesperado a figura. Su perfil espigado, si tez absolutamente inmaculada y su espectacular disparo desde media distancia, generaron una inmediata repercusión en la afición ‘grone’, que se aprendió su verdadero nombre: Lordani Alexander Petrov Petrova (según hoy recalcan desde la federación, poco profesional pero muy provechosa). Casi fue el búlgaro la única buena noticia ese año pues los títulos se escaparon y la muerte del técnico Vilic (tras larga enfermedad), trastocó cualquier previsión. La irregularidad acompañaría al bloque limeño y Petrov no pudo aguantar la presión hasta entrar en un bajón global interminable (muchos dicen que la muerte de su principal valedor fue determinante) que provocó que fuese separado por bajo rendimiento y ficha por Defensor Lima. Desde entonces, se perdió en partidos secundarios, se supo de su retiro en algún momento y pasó sin brillo hasta perderse su pista.

La falta de confianza en la pelota y la ausencia de goles, le hizo conocer su gran disfrute en la vida: los casinos. Hoy Petrov trabaja en uno de los mayores del mundo como Shilft Manager

Muchos años después, más de dos décadas de silenciosa travesía por el desfiladero anónimo, el recordado artillero apareció de la nada, siendo repartidor de barajas en una tragaperras on-line que le permiten mostrar sus habilidades en el casino de Miraflores Lima. Tras contar su historia a varios medios nacionales, se supo que la crisis emocional de su retiro le hizo entrar en depresión. Tras marcharse a Argentina en el nuevo siglo y no encontrar soluciones, volvió a su país, trabajando en el Carnival Cruise Line (CCL) como Dealer en un casino. Tan bien le fue en el juego, que su vida cambió por completo, trasladándose a Estados Unidos, donde se desempeñó en el casino de un barco flotante. Hoy, el mundo del juego y de los casinos es su vida, pues acabó trabajando para Hard Rock como Shilft Manager. Es uno de los mejores jugadores del mundo en BlackJack, donde ha acumulado grandes ganancias en días gloriosos, ha encontrado pasión en las tragaperras on-line que le permiten mostrar sus habilidades para la estadística e incluso ya es un enamorado de 3 Card Póker, donde muestra una mentalidad decisiva para imponerse a cualquier enemigo. “Guardo los mejores recuerdos del Perú, mi segunda patria, y de Alianza Lima, me encantó jugar allí. Siempre estoy pendiente de ellos pero hoy, mi pelota es el casino, una pasión que la vida me tenía escondida. Una ruleta que no para de girar, desde Bulgaria a Perú. Pon un Petrov en tu vida.

Todos los articulos de la sección Fútbol Curioso

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche