Histórico
17 enero 2014Jose David López

Cerezo Osaka: Kakitani, el deseo goleador japonés

Kakitani - Japón

El espíritu japonés exalta valores ancestrales como la educación, la valentía, la benevolencia o la veracidad, todos ellos enfrentados en un ambiente competitivo y, por ente, mucho más en el fútbol actual. Aquellas premisas que marcaron la evolución de Japón hasta superar a Occidente y Estados Unidos en lo financiero, son hoy uno de los ‘puntos negros’ de la mejor generación de futbolistas de su historia. Sus principios engendraron talento, reciclaron experiencias pasadas y hasta reformaron conceptos básicos en busca de una mejoría notable que ya ha encontrado recompensas de valor y apremio en últimas fases finales, pero que no llega a ser total por la falta de un ‘killer de área’. Ése que se resiste a triturar la concepción divina y singular de todo buen japonés que se precie. Ése que les ayude a dar el salto definitivo con la garra y astucia que determine el toque final.

Es el mal endémico que arruina la progresión, que frena cualquier atisbo de esperanza y que ha derribado todas las estructuras posibles para que el fútbol japonés diera por fin el salto definitivo en su crecimiento. Hace ya un tiempo, en este mismo escenario, valoramos las razones que impedían que Japón (y este fenómeno es aplicable a todos los países asiáticos de cierto nivel mundial) estructurara por fin una selección 100% competitiva. Hay muchos argumentos positivos, crecientes, esperanzadores y competitivos, pero hay uno que siempre aparece como eterna imposibilidad de su estilo de juego. La conclusión de todos estos análisis, nos llevaba al mismo término una vez tras otra, pues la falta de un delantero centro de capacidad goleadora, desvirtúa la realidad de una selección a todos ojos apreciada. Ahora, esa pegada y fortaleza ofensiva necesaria para el escalón definitivo, puede tener solución en su última esperanza goleadora: Yoichiro Kakitani.

Se trata de un jugador ofensivo moderno, difícil explicar este rol jugando como hombre más adelantado, aunque fácil en cuanto te fijas unos minutos en su estilo. Practicamente ninguno de sus goles llega como producto de un remate final tras haber visto una jugada creada para su finalización, nunca es el remate definitivo como respuesta a una asociación global por detrás de él, puesto que representa todo lo contrario. Enorme intuición para desmarcarse en los metros finales y mucha rapidez de pensamiento para ejecutar incomodidad ante los defensores rivales en movimientos verticales, diagonales, cayendo a banda y, desde luego, encontrando asociaciones interiores. Porque más allá de ser el jugador revelación del curso en la Japan League esta campaña por sus registros goleadores (ha marcado 19 en el campeonato nipón y 25 en total), lo es sobre todo por su técnica individual, en los estupendos controles en carrera u capacidad de sorpresa en los metros finales e inteligencia para romper los sistemas defensivos rivales con un ‘chispazo’ inesperado y clarividente. Es diestro pese a dominar bien la pierna izquierda y tiene una capacidad de improvisación por talento individual, que le permite marcar diferencias.

Con espacios, por explosividad y talento en desborde individual, es un delantero moderno que ha sumado 19 goles siendo la gran confirmación joven de la Japan League 2013

Kakitani - Cerezo OsakaPero donde realmente es un jugador por el que merece la pena centrar la atención, es por las cualidades que engloban esa capacidad goleadora. Kakitani es un avanzado para movimientos más allá del área, sobre todo cayendo a zona derecha donde por su condición de diestro, se encuentra más cómodo y es capaz de aprovechar su velocidad y cambio de ritmo. Esa explosividad inicial, ese rápido giro, le permite ser capaz de desbordar y generar espacios exteriores muy importantes en distancias cortas donde hay que ser eficiente individualmente o, sobre todo, en contragolpes donde esos metros por recorrer dejan ver esas aptitudes de atleta en velocidad y una perfecta conducción de pelota en esas condiciones. Este curso ha marcado de vaselina, de cabeza, de volea pero, sobre todo, con metros por delante. Una mezcla muy importante que amplía la galería de soluciones que puede ofrecer y que, sobre todo leyendo bien las acciones de fuera de juego y sacando recursos de sus desmarques, le permite explotar espacios para marcar goles siempre tras arrancada o tras desborde generado previamente por él. Todo esto, provocando que a sus 23 años, sea en mi opinión, el delantero más interesante del campeonato japonés y el jugador revelación de la campaña.

Me quería centrar en su actual equipo, el Cerezo Osaka, donde él llegó cuando tenía solo 4 años y cuando tenía 16, se convirtió en el jugador más joven del país en lograr contrato profesional (ese verano incluso fue citado para varios entrenamientos con los juveniles del Arsenal y del Inter). El club de Osaka no atraviesa momentos muy boyantes actualmente tras haber estado incluso en Japan League 2, pero que esta campaña gracias a los goles de Kakitani ha logrado acabar entre los cinco primeros. Y deseo prestarle atención porque tiene un auténtico imán para generar estrellas en los últimos tiempos. Ya lo hemos hablado por aquí debido a mi cariño por el fútbol japonés, pero de este club salieron en apenas unos años, las tres principales ventas que ha dejado el fútbol japonés rumbo a Occidente. Shinji Kagawa, Hiroshi Kiyotake o Takashi Inui, hoy estrellas europeas (todas traspasadas en principio a la Bundesliga), forman parte de su galería de históricos y actuales referentes internacionales de la selección, por lo que no es casualidad que Yoichiro Kakitani, haya vuelto a generar expectación ante semejantes precedentes.

Ya es internacional absoluto, estará en el Mundial 2014 como intento de solución goleadora para una Japón que arrastra un mal endémico para definir sus ocasiones. Kakitani quiere ser la salvación

En 2006, siendo una perla en crecimiento, fue nombrado Mejor Jugador del Asiático Sub 17 pero tras pasar por la Sub 20, ese salto con la selección de Japón, le ha llegado este 2013. Fue convocado para un torneo de Clase B como la Copa Asia del Este, donde la selección nipona presentó un combinado únicamente de jugadores de su campeonato nacional. Marcó en su debut, hizo ‘doblete’ en su segunda aparición y fue el goleador del torneo, lo que acabó de catapultarlo para que Alberto Zaccheroni lo haya convertido ya en habitual, habiendo disputado 9 partidos y sumado 4 goles, el último de ellos, de cabeza, ante Bélgica en un amistoso no hace demasiado. Todo, ha generado interés desde Europa, donde ese Arsenal donde hizo pruebas cuando era adolescente, ya ha llamado a su club y ha preguntado precio, algo que no debería ser muy problemático. Junto a los londinenses, el Galatasaray también le ha seguido en los últimos paridos y, casi por dinámica natural, la Bundesliga tiene mucha prioridad y experiencia en contratar este tipo de chicos japoneses. Quien lo fiche, tendrá el jugador revelación de la campaña en Japón y a uno de los delanteros que veremos en Brasil 2014.

También te interesa: Sanfrecce Hiroshima y las tres flechas

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche