Histórico
8 enero 2014Jose David López

Borussia Dortmund: Lewandovski y el genera-estrellas de Klopp

Lewandovski - BVB

La política deportiva del Borussia Dortmund se trastocó por completo tras la crisis institucional y la quiebra que a punto estuvo de hacerles desaparecer a principios de siglo. El punto de partida, el inicio del proceso tras el calvario, lo inició con una estricta reglamentación la directiva que aún hoy sigue al mando y la que confió en Jurgen Klopp como entrenador joven , ambicioso y ejemplarmente agradable para transformar la estructura deportiva del Westfalen. Sus lecturas para reforzar la plantilla fueron determinantes para las mejoras que durante una década, han logrado levantar al club y ofrecer un rendimiento muy por encima de lo esperado. Todo se basó en juventud, confianza en chicos que estaban en proceso de crecimiento y en impulsar sus cualidades en torno a esa ambición que el caracterial míster les multiplicaría.

Así, llegaron Subotic (4,5 millones), Hummels (4.2 millones), Lucas Barrios (4.2 millones), Sven Bender (1.5 millones), Ilkay Gundogan (5.5 millones), Lewandovski (4,7 millones), Leitner (800.000 €), Kagawa (350.000 €), Lukasz Piszczek (gratis), Mario Gotze (canterano) o Grosskreutz (gratis). Todos ellos multiplican bruscamente sus precios de mercado ahora mismo y todo, producto de la capacidad evolutiva que les ofreció en la élite el Borussia Dortmund. Una lectura de mercado acertada que cada vez le cuesta más mantener debido a las peticiones y valores de los jugadores a los que debe intentar contratar, pero que sigue siendo una dinámica diferencial con respecto a los otros grandes clubes del continente. Klopp sigue confiando en su ‘generador de estrellas’, pase lo que pase. Y lo que ha pasado en las últimas temporadas es que sus jóvenes promesas dejaron de ser novatos cotizados para convertirse en ídolos mundiales, en referentes continentales y en estrellas de los clubes más poderosos. Hubieran rezado los hinchas borussers con que todos hubieran seguido el camino tumultuoso de Nuri Sahin cuando, tras ser MVP de la Bundesliga y dejar sus mejores brillos como amarillo, decidió salir rumbo a metas superiores con el Real Madrid o con Shinji Kawaga destrozando defensas para marcharse al Manchester United. Sin embargo, la pesadilla se ha multiplicado exponencialmente cuando el Bayern de Múnich arrebató a su gran perla de cantera, Mario Gotze, hace un año. Una operación que casi ha clonado, aun con mayor facilidad al no acarrear costos de traspaso, con Robert Lewandovski en la que puede ser, sin duda, la mejor inversión de los últimos tiempos en la élite. Y en meses, Jurgen Klopp ha visto como su proyecto se tambelea más que nunca, como sus vértices le dieron la espalda y como su afición se cuestiona irremediablemente la validez de poner en funcionamiento el ‘genera-estrella’ para retar al mundo y acabar dolido viendo a sus iconos vestidos de bábaro.

El polaco tanteó opciones, rápidamente fue abrumado por el interés del campeón de Europa y no dudó ni un instante en romper el corazón de quienes le ofrecieron trampolín, agua y hasta ‘manguitos’ para asegurarle un futuro entre los grandes goleadores de los últimos tiempos. Lewandovski es gol, es inteligencia, es movilidad, es búsqueda constante de espacios y es, ante todo, un delantero con cientos de cualidades ya automatizadas en el esquema y planteamiento de un Borussia Dortmund que sabe que será imposible encontrar un sustituto. Se variarán esquemas, se ampliarán posibilidades y se buscará, ante todo, solvencia en ataque.

En la lista de ‘experimentos’ ya están Adrian Ramos (revelación con el Hertha de Berlín aunque lejos de ese nivel de estrella), Jackson Martínez (mayores virtudes en área y corpulencia aunque excesivamente caro siendo el Oporto el negociador), el joven germano Sub 21 Kevin Volland (movilidad, descaro y uno de los grandes experimentos de futuro ya brillando en Hoffenheim) o el venezolano Salomón Rondón (rematador puro venido a algo menos de lo esperado desde que decidió aceptar los rublos rusos). Habrá más opciones, rumores y necesidades pero Klopp ya vuelve a engrasar el ‘genera-estrellas’ y, esta vez, para suplir al más complicado de sus baluartes. No habrá un Dortmund igual. No habrá un Lewandovski igual…

Todos los articulos curiosos de nuestra sección Quesito Naranja

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche