Histórico
14 enero 2014El Enganche

Atlético: Turan, turco silencioso, ausente estridente

Arda Turan - Atlético 2013

Por André Stinson

En el fútbol, la ausencia es siempre una jugada muy fuerte y con un grado alto de incertidumbre. Lo importante es que la ausencia sea percibida en el empastado, no como resultado de factores externos, sino como una alternativa que el ejecutante ha elegido entre otras alternativas posibles. En las peripecias interaccionales de la comunicación amorosa, la ausencia es una movida fundamental. También en la comunicación del balón. La ausencia de un ecualizador es una cosa; la ausencia de balones al ecualizador, es otra. Una experiencia reciente de la importancia de la ausencia, se destaca en el partido entre Atlético de Madrid y Barcelona del pasado sábado, donde las acciones de Arda Turan eran cortas pero importantes en el transitar de la pelota.

Terminadas sus breves intervenciones y distribuciones de balón, los colchoneros perdían el esférico a orillas del Calderón y como consecuencia, la mirada de todos quedaba focalizada durante casi 50 segundos (una eternidad en tiempo cancha) en el equipo culé tocando el balón: ¡Cómo se extrañaba al turco! Y sucede que sin Turan, los acarreos del Atleti se tornan vanos, sin sentido, iguales a luces en el día. No es para menos, el turco se ha convertido en un ente tan necesario que su ausencia llega a expresar más que su presencia, ya que cuando no hace sed, el agua no es apreciada. Misma ocasión con Turan y sus variopintas labores como engrane que permiten que el Atlético de Madrid fluya de forma consistente, cuando escasean se logran comprender y cuando abundan no se aprecian como debe ser.

Arda ha ayudado al Atleti a quitarse el complejo de inferioridad que tanto lo aquejaba, ha ausentado las dudas y ha impuesto su voluntad como firme dogma en la ofensiva. Al momento de hacer recorridos, está ahí; para recibir como poste, está ahí e incluso para recuperar la bola perdida, está ahí. Estas suenan como labores mezquinas y no deberían perdurar en nuestra memoria, el problema es cuando desaparece, en ese momento las labores mundanas que cumplía el mediocampista, se vuelven en ejercicios complejos. Por eso el Atleti no quiere contar las anécdotas sobre la ausencia de Turan, prefiere contar las anécdotas de victoria con Turan ausente de la conversación. Por que al final, nadie nota su presencia, pero, vaya que es un ausente estridente.

También te interesa: Atlético: Sosa, el ‘Principito’ de Simeone

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche