Histórico
4 diciembre 2013El Enganche

Sudamericana: La revancha de Lanús

Silva - Lanús

Por Gabriel Casimiro (periodista especializado en fútbol sudamericano)

Las oportunidades se toman una vez que llegan, pues no sabes si volverás a tener una igual pronto. Quizás ese sea el lema de Lanús, club argentino de poco éxito en sus inicios, pero que desde los 90′ ha escrito páginas de gloria y ha matizado con triunfos y alegrías el sentir de un club serio y de buen manejo en lo deportivo. El cuadro ‘granate’ está a 180 minutos de ganar su segundo torneo internacional, pero el más importante si nos guiamos solo por el contexto. La fenecida Copa Conmebol de 1996 puede quedar en el dulce recuerdo, si es que derrotan a Ponte Preta y conquistan la Copa Sudamericana, tan mencionado como “la otra mitad dea gloria”.

Pero como bien describimos en el primer párrafo, este paso al éxito de Lanús servirá para encimar las grandes posiciones del fútbol sudamericamo, además de la chance ideal de sacarse una espina que el hincha antiguo aún recuerda. La historia nos trae a 1977, año que marcaría el inicio de una etapa complicada para el club argentino. Tras una magra campaña, debió enfrentar a Platense en un choque de descarte: el que perdedor, le decía adiós a la Primera División. El empate no se movió y se fueron al tiro desde los doce pasos. Tras 20 penales ejecutados, fue el turno de los porteros, pues los demás jugadores de campo ya habían disparado. El arquero de Lanús falló, y todo quedó en manos del ‘1’ de Platense.

Un error garrafal de un colegiado que no ejecutó el reglamento en la tanda de penaltis, acabó por descender a Lanús hasta el pozo de la Tercera División. Hoy, sueña con reinar en la Sudamericana

Sin embargo, allí ocurriría lo impensado. Fue un delantero el que ejecutó, transgrediendo las reglas, pero aun así el juez lo permitió. Marcó de penal, y a pesar de los reclamos airados, nada cambió. Lanús bajó de categoría. El impacto fue duro en todo sentido. Mas allá del robo que sentían, ese fracaso deportivo conllevó a una cadena de malas noticias. Los mejores jugadores abandonaron el equipo pues no querían jugar en Segunda División, así que el resiltado fue evidente. En 1978 (un año después del descenso), Lanús perdió otra vez la categoría, y bajó a Tercera División. Encima, se quedaron solo con 2 mil socios.
El presente de los ‘granates’ por ese entonces era una lágrima. Al club le costó volver al primer nivel deportivo. En total fueron 13 años de espera. En 1990, Lanús retornó a Primera y desde allí esperó su momento pico en el panoroma internacional para cobrarse la revancha. Y ese momento llegó. Tras injusticias, cobros sin base y reclamos echados al tacho, Lanús tendrá la ocasión de situarse en lo más alto de este continente, y así eliminar esos episodios de lamento. Está en ellos. La sudamericana, quiere vestirse de granate…
Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche