Histórico
20 diciembre 2013Jose David López

San Lorenzo: Ángel Correa, el Ciclón argentino

Ángel Correa - San Lorenzo

El segundo país más exportador de futbolistas jóvenes del planeta (en número, que no en valor financiero ni retribución posterior e forma de títulos), sigue siendo Argentina. Nadie ha escondido la lengua durante los últimos años, cuando la ignorancia de los compradores europeos dejó de serlo y creció la disconformidad y las dudas con el material generado en los otrora semilleros argentinos. Dejaron de pelearse por las figuras, de buscarlos en los potreros y de armar viajes constantes para perseguir las gambetas. Ya no hay pibes diferenciales, ya no hay potreros en cada esquina (muchos de ellos se han venido abajo por la manipulación de los mandatarios) y, desde luego, ya no hay gambetas que ilustren la grandeza genuinamente albiceleste. Hoy priman otros valores (recuerdo que un periodista me dijo hace poco que en Argentina prima tanto el ‘huevo’, que le hacen un monumento que se caga en el talento).

Ahora se pide pierna dura, músculo, sacrificio y búsqueda constante de la pelota como vía única hacia el desequilibrio. Y no precisamente para asociarse o desbordar, sino para pelearla, rebatir y acabar aplaudido por la energía demostrada. Está bien, olé, pero Argentina no fue solo eso. Algunos rincones siguen apoyando aquellas premisas que entienden como las que otorgaron su éxito, instalándose en barriadas donde solo la ayuda de los vecinos mantiene en pie los sueños de los más chiquitos. En uno de ellos, nació el de la última perla que quiere romper tan negativa transformación: Ángel Correa.

No recuerdan en San Lorenzo haber tenido a un pibe con tanta calidad individual y tantos recursos ofensivos en décadas. La gran aparición argentina del curso con 18 años

Se trata de un delantero menudo (1.74) que perfectamente podría completar el significado de ‘falso’ tan habitual en los últimos tiempos por modificaciones tácticas. Y es que su raíz parte de unos metros más atrás, ya que siempre jugó como volante ofensivo con mucha libertad, ofreciendo alternativas de ataque en diferentes posiciones y basando sus cualidades en asociaciones, rapidez de movimientos debido a su estupenda velocidad, desmarques en largo y una enorme habilidad individual. Todo ello le permite ser adaptable a cualquier rol o demarcación dentro de un esquema que le permita, eso sí, ciertas libertades posicionales en transición ofensiva, donde es precisamente lo imprevisible de sus movimientos y soluciones, lo que permite alterar a los rivales. Argumentos suficientes para ser considerado la gran atracción nacional del momento a sus 18 años.

Correa - San Lorenzo

Correa nació en Rosario y se crió en una de las escuelitas más barriales de la ciudad, conocida como Sagrado Corazón y Tiro, hasta que sus cualidades llegaron a San Lorenzo a los 12 años. Le hicieron una prueba a cargo de Jorge García, que quedó encantado con el pequeño, pasó la prueba y convencieron a los familiares para dejarlo en la pensión que ya había puesto en marcha el Ciclón. Siendo un crío, ya empezó a marcar diferencias pues asegura Tito Carotti, uno de sus técnicos, que “destacó en cata categoría, ya apuntaba para atrevido, porque no tiene miedo y no es el típico jugador corpulento, pero es un chico fuerte pese a su menuda apariencia y habilidad”. Tras haber empezado a asomarse a la élite argentina, el pasado año estuvo a un pasito de marcharse al Benfica cuando cumplía contrato, pero su familia le pidió esperar y acabó renovando ya logrando su primer contrato profesional.

Llegó a debutar el pasado año nada menos que con 17 años en el primer equipo de San Lorenzo de la mano de Juan Antonio Pizzi, que ha dado paso a muchos canteranos. Correa se asomó y surgió de la nada hace unos meses, llegaba avalado por gran cantidad de goles y de elogios que recibió en La Séptima (la división inferior donde jugaba  donde ganó el Título), pero un último tramo de Torneo Final estupendo, con varios goles y uno muy sonado ante Boca Juniors, le permitieron ganar en confianza y entusiasmo para que no dejara escapar su puesto. Ese día ante el xeneize, fue su salto definitivo, dedicó el gol a su padre que murió cuando él tenía 10 años y nadie lo ha frenado. En este Torneo, el Ciclón ha sido auténtico protagonista recuperando para la causa a jugadores con potencial olvidado como Piatti, Romagnoli, Kalinski y otra de las promesas de la cantera, el que muchas veces ha  sido su compañero de ataque, Villalba (de 19 años).

Su padre murió cuando solo tenía 10 años, le hizo madurar, asumir retos y está a un paso de Europa si las polémicas sobre su traspaso no atemorizan a los muchos interesados

Sus actuaciones han ido mejorando más y más hasta conseguir colocar en lo más alto al club, que ante la avalancha de rumores por conseguir su traspaso (como decíamos al principio de artículo, algo casi inevitable), ha mostrado muchas deficiencias y polémicas con su perla. Hace solo unas semanas, el juez de instrucción número 4 de Rosario, trabó un embargo contra San Lorenzo por la posibilidad de que en el pase del joven haya existido lavado de dinero proveniente de actividades criminales. Todo surgió en el marco de la causa que la justicia rosarina lleva adelante por el asesinato de Martín “Fantasma” Paz, en el cual se investiga a la denominada banda de los Monos de Rosario. Excesivos implicados, excesivos intereses y, desde luego, excesivos problemas como para no reincidir en los interminables problemas de gestión del fútbol argentino, que siguen golpeando de frente a quienes pretenden sacarlo del pozo en la cancha.

Problemas en un traspaso que complicarían de inmediato los rumores que colocan a Correa como opción cercana del Atlético de Madrid, Arsenal e Inter, que ya han preguntado de cara a ponerlo a jugar en Europa el próximo verano. Atrevimiento, perspicacia, agilidad, velocidad y todo, bien presentado, recubierto con el sabor añejo a fútbol argentino. No será fácil recuperarles para la causa, pero con Correa, vuelve la esperanza con la fuerza de un Ciclón…


Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche