Histórico
3 diciembre 2013El Enganche

Real Madrid: Jóvenes madridistas

Raúl y Guti - Real Madrid

Por André Stinson

Cada generación de Real Madrid tiene sus jóvenes, y, en el mejor de los casos, son precisamente los jóvenes los que le dan color y la definen—la generación del 95-99 con Casillas y Guti como ligera muestra—. Si embargo, son demasiado dóciles y permisivos, su temperamento se va oscureciendo, va perdiendo enjundia y mostrando complicidad en la mediocridad. Es bueno que el joven madridista tenga algo de picardía, que incomode al poder y a los jugadores poderosos, que denuncie la vulnerabilidad del sistema de cantera y la injusticia que se comete en las fuerzas básicas de Chamartín. Desde sus orígenes las dirigencias madridistas —sobre todo las despilfarradoras— suelen tener a su servicio costosos astros del fútbol, una de cuyas funciones primordiales es amortiguar, casi diríamos, apagar, la pujanza y el fútbol crítico de los muchachos emergentes.

Lo que se aprende en las básicas de Chamartín debería constituir un soplo vital capaz de acompañar al jugador hasta el fin de los días. Quienes poseen una formación madridista deberían recordar que nada menos que Raúl González Blanco —sin importar en este caso su vinculación sincrética con el Atlético— fue quien demostró que la cantera merengue tiene un valor titánico, al consagrarse como máximo goleador en la historia del club, hecho que, en estos míseros tiempos de globalización, despilfarre y mercadotecnia insaciable, no se debería desperdiciar su valor y enseñanza.

Por supuesto que ser joven canterano del Madrid, no constituye una vacuna de talento perpetuo que preserve del error —Roberto Soldado y Javi García como máximo ejemplo—. No es conveniente ser fanático de la inexperiencia. Pero en los desaciertos y hasta en los disparates de los jóvenes suele concurrir un ingrediente de inocencia futbolística que no es condición habitual en los maleados y egocéntricos jugadores adultos. Después de todo como bien dijo Mark Twain, “es mejor ser un joven abejorro que una vieja ave del paraíso”.

Ya lo decía un octogenario como Jaume Perich “la gente joven está convencida de que posee la verdad. Desgraciadamente, cuando logran imponerla ya ni son jóvenes, ni es verdad”. El Real Madrid continuará produciendo jóvenes talentosos y proverbiales —el vigente caso de Jesé y Morata como exponentes de la cantera y sus rasgos técnicos reveladores— pero dependerá de ellos y su creatividad para crear sus propios y originales caminos de grandeza. No apaguen su curiosidad, no desperdicien su frescura, son el futuro, son madridistas. Son jóvenes.

También te interesa: Real Madrid: días para Casemiro

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche