Histórico
30 diciembre 2013Jose David López

Bélgica: El Top 5 de mejores promesas

Belgium - 2013

Hace apenas unas semanas, hemos recuperado para las grandes fases finales internacionales a una de las selecciones que más interés había suscitado en los últimos tiempos: Bélgica. Y digo hemos, en plural, porque no existía una decisión tan global entre los analistas de fútbol internacional desde hacía mucho tiempo. Tras caerse de las fases finales mundialistas en las dos últimas ediciones y de las continentales en las tres últimas, los Scifo, Ceulemans, Gerets y compañía, necesitan ya ser apartados del recuerdo más latente. Los ‘Diablos Rojos’ disfrutan de una camada que lleva muchos años siendo la esperanza del país y una de las grandes atracciones de la actualidad a nivel global. Un talento unido en un mismo momento y con cualidades de primerísimo nivel que absorben el mercado internacional tal y como hemos visto en los últimos tiempos, donde han sido ellos los que han protagonizado algunos de los traspasos más sonados (Hazard, Fellaini, Vertonghen, Alderweireld, Benteke, Lukaku, De Bruyne, Chadli…) Y dentro de esas jóvenes promesas que ya dejan de serlo o que están a un paso de explotar definitivamente, el fútbol belga sigue empeñado en demostrar que no se acabará aquí, sino que su buen trabajo de base tiene muchas alegrías futuras y que incluso va apelear por aquellos con múltiples nacionalidad (como la nueva perla del Manchester United, Adnan Januzaj). Este es el Top 5 de la Bélgica del futuro.

Zakaria Bakkali (PSV Eindhoven): “Hasta las amigas de café de mi madre, pueden ver el talento que tiene. Hay que estar en guardia con él para asegurarnos su presencia aquí”. Son palabras de Rini de Groot, scout del PSV Eindhoven, cuando la prensa europea le pone frente a un micrófono durante las últimas semanas con la intención de hablar y analizar al chico de moda en todo el continente. Él fue el primero de los grandes clubes, que lo arrastró y convenció para que eligiera el Phillips Stadium como trampolín para crecer, progresar y explotar, ese proceso mil veces visto en un campeonato como la Eredivisie, pero que no por habitual,  frena su dinámica o deja de sorprender. Se trata de un delantero de diversas aptitudes y alternativas ofensivas. Cierto que actúa como eje principal y jugador más adelantado en los actuales planes del equipo holandés, donde aprovecha su pegada, buena explosividad y arrancada para marcar diferencias en espacios reducidos o de necesaria rapidez de movimientos. Pero también ofrece segundas alternativas al tener muchos movimientos ofensivos cayendo a banda, dejándose ver entre líneas para buscar desmarques en largo y, sobre todo, desbordando como si se tratara de un extremo, lo que origina constantes opciones de ataque, imprevisibilidad y transiciones rápidas que acaban en asistencias entre líneas o definiciones buscando la diagonal. Es diestro, habilidoso técnicamente, diminuto físico (1,64) y con el sello de atrevimiento que tienen estos jugadores, aunque en su caso, aún más atractivo e interesante pues apenas tiene 17 años.

Ferreira Carrasco (Mónaco): El fútbol belga no para, no frena, no limita su enorme generación de futbolistas, sino que la amplía y toma con más garantías un futuro asombroso ante sí. Dentro de esas jóvenes promesas se instala la última perla del Mónaco. Criado en el Genk, llegada gratuitamente pese a que eso sea muy noticiable en el equipo que más gasta últimamente en Europa, es menos mediático pero igualmente talentoso. Futbolista de ataque, que puede moverse por diferentes perfiles dentro de una línea que actúe por detrás de un referente ofensivo claro aunque donde más cómodo se encuentra es como extremo izquierdo. Es ante todo habilidoso con la pelota, con muchos recursos técnicos, desequilibrante, constante en sus intentos de desbordar y por todo ello, perfecto para asistir y generar espacios. Lanza muchas diagonales porque aunque juega habitualmente por la parte izquierda del ataque, es diestro, por lo que su salida natural para disparo es por el interior y eso le ofrece muchas alternativas. Es rápido en la frecuencia de piernas y es habitual verle buscando encarara a rivales o insertarse entre la defensa con una actitud descarada para buscar a los rivales. Perfecto para jugar al contragolpes con espacios por velocidad, buena lectura entre líneas porque cuando empezó a jugar era mediapunta y además, gran lanzador de faltas por colocación, ya que ha dejado muestras de ello. Tiene 20 años y ya es una de las grandes atracciones jóvenes del año en la Ligue 1 con este renovado Mónaco.

La pregunta que todos nos hacemos es clara: ¿Podrá esta generación recuperar el trono que tuvo Bélgica en los años 80 o incluso superarla?

Michy Batshuayi (Standard Lieja): Las ramificaciones africanas han empezado a dejar una concatenación de bienes valiosos al fútbol belga, que gracias a ellas, han sumado a varios de los mejores delanteros de la selección en los últimos tiempos. Sus referentes actuales (Benteke y Lukaku), proceden de Congo en su origen familiar y la línea no se va a terminar con ellos, sino que ya tiene futuro asegurado. Siguiendo esa estirpe de goles, potencia y sueños mundialistas, añadiéndole además rasgos de rebeldía adolescente, aparece en escena el último de la especie. Se trata de un delantero, 20 años que, ante todo ofrece , potencia, fuerza, corpulencia y mucha capacidad de remate con ambas piernas pues pese a ser diestro, se está convirtiendo en un definidor apto igualmente con su pierna izquierda. Encantado de jugar con espacios por delante para explotar su velocidad y zancada en el contragolpe para explotar metros donde demostrar amplitud, pero sobre todo en espacios cortos donde marca diferencias contundentes por esa explosividad de arranque que le permite, junto a su físico imponente, ganar terreno que en el área puede llegar a ser decisivo. Un goleador fresco, muy dinámico por la energía que desprende en sus movimientos, que suele caer a banda por ese compromiso que adopta en la intención de tener metros para correr a espaldas de los defensores y que, sobre todo, marca diferencias en detalles técnicos. Todo, le lleva a marcar ya 10 goles este curso siendo la auténtica perla que todos quieren sacar de allí.

Maxime Lestienne (Brujas): No es novato pues, pese a sus aun tempraneros 21 años, ya son varias las temporadas que lleva en la élite, rindiendo al más alto nivel en la liga belga. Con solo 16 años debutó en el Mouscron y tras la disolución, el Club Brujas estuvo atento para incorporarlo a sus filas. Hace dos cursos le pudimos ver numerosos partidos como titular, demostrando sus habilidades por banda, manejando con maestría su magnífica zurda y siendo muy vertical, algo que le hizo ser protagonista por asistencias pero también por lo imprevisible de sus llegadas. Ya el curso pasado explotó (48 partidos disputados en el total de la temporada, 18 goles y 13 asistencias), siendo el mejor jugador del Club Brujas durante el Play Off por el título (5 goles y 5 asistencias), lo que le sirvió para obtener el reconocimiento de Marc Wilmots, seleccionador nacional, que lo convocó con la absoluta, algo que se pedía a voces entre los aficionados del pero que se alargó por lo complicado de la competencia. Antes, ha pasado por todos los niveles posibles (desde Sub 15 a Sub 21), siendo capitán en la generación Sub 19. Una de las pocas perlas que quedan por salir del fútbol nacional y que ya maneja ofertas de Francia, Holanda e Inglaterra. Cuestión de meses…

La mezcla de juventud ya experimentada en ligas de élite, ha generado que Bélgica tenga futbolistas destacados en todas las grandes competiciones internacionales

Thorgan Hazard (Zulte-Chelsea): Eden Hazard es el máximo exponente de esa peculiar fábrica de futbolistas que vive la familia, pues desde que sus padres fueron deportistas de élite en su juventud, los genes se multiplicaron provechosamente hasta en sus cuatro hijos (todos futbolistas).  “Ahora mismo todo el mundo habla de mí porque he hecho un par de partidos buenos, pero tengo claro que dentro de cuatro años puede que nadie se acuerde de quien soy. El mejor es mi hermano”, comentaba Eden cuando comenzaba a mostrar su magia en el Lille. Ese hermano era Thorgan, quien también se ha comprometido con el Chelsea hace más de un año pero que se mantiene cedido en el Zulye Waregen, club revelación del fútbol belga el año pasado (y europeo) al luchar por la Jupiler League hasta la última jornada. Thorgan, quien recibe su nombre de un personaje de una tira cómica belga, creció admirando a su hermano mayor. “El ejemplo a seguir lo tengo cerca, es mi hermano“. Y aunque no sigan la misma trayectoria, el segundo de la familia es un jugador creativo, rápido, veloz, capacitado para jugar en banda pero más aún para ofrecer alternativas de calidad por dentro, siendo como jugador de llegada y de imprevisibilidad, como mejor se siente. 11 goles el pasado, año le llevaron a romper el escenario internacional y tras quemar todas las etapas en las diferentes categorías de la selección, debutó con la absoluta ante USA  en mayo. Se formó en el Lens, explotó en Zulte y tendrá todo el tiempo del mundo para acabar cumpliendo su sueño, el de jugar junto a Eden en un equipo de élite y en la selección belga.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche