Histórico
1 noviembre 2013El Enganche

Real Madrid: Xabi Alonso, el añejo deseo de Ancelotti

Xabi Alono - Ancelotti

Por Alberto Piñero, periodista cobertura diaria Real Madrid (@pineroalberto)

En cualquier club de fútbol del mundo, hay una columna vertebral que es básica para el correcto funcionamiento global del equipo en cuestión. Portero, centrales, mediocentro y delantero. El resto de las posiciones son, evidentemente, muy importantes, pero ésos son los pilares. Y al igual que le sucede al ser humano, cualquier dolencia, desviación o lesión en esa columna vertebral puede ser fatal para lograr mantenerse en pie siquiera. Que se lo digan a Carlo Ancelotti. Pues han pasado dos meses y medio desde que comenzara la competición, y el italiano no ha dado todavía con su columna vertebral ideal en el Real Madrid. En la portería ha elegido a Diego López para la Liga y Casillas para Europa; en el centro de la defensa no ha podido contar con Raphael Varane hasta hace apenas unas semanas, con Sergio Ramos no en su mejor forma; en la delantera Karim Benzema no anda afortunado con el gol, aunque al menos tiene a Cristiano Ronaldo para nutrir al equipo de goles; y en el centro del campo, ha tenido lesionados durante buena parte de la campaña tanto a Asier Illarramendi como a Xabi Alonso.

Parece claro que ahí puede residir una de las claves por las que el Real Madrid no termina de enterrar esa indefinición en su estilo de juego. No la única, pero seguro que sí es muy influyente. Aunque afortunadamente para los intereses merengues, y pese a que la inspiración de algunos de sus jugadores no termina de ser todo lo fina que es deseable, al menos la enfermería en la Casa Blanca por fin está vacía. Primero fue Asier Illarramendi el que desapareció del parte médico, después Raphael Varane, y ahora también Xabi Alonso. Quizás, el regreso más esperado en el Real Madrid. El tolosarra fue operado a finales de agosto de la fractura del quinto metatarsiano de su pie derecho después de haber sido operado también en junio para superar su pubalgia. Dos intervenciones quirúrgicas que le han dejado fuera de juego durante demasiado tiempo. Y el Real Madrid ha sobrevivido a su ausencia, sí, pero nunca desfilando con la solidez y el empaque como cuando el ‘14’ blanco estaba sobre el césped.

Ancelotti quiso fichar a Xabi Alonso cuando era entrenador del Chelsea. Lo sufrió en la final de Champions 2005 y ahora asegura que no es compatible con Illarramendi

Xabi Alonso y Gerrard - Liverpool

Después de varios días entrenando ya con normalidad junto al resto de sus compañeros, Xabi Alonso por fin entró en una convocatoria, aquella para medirse al Sevilla este mismo miércoles. Y es más, porque el propio técnico ya ha anunciado que pretende darle minutos. Todo con tal de que el tolosarra vuelva a ser cuanto antes el metrónomo que el Real Madrid necesita. “Tiene experiencia, calidad de pase, entre líneas, buena actitud defensiva, es un jugador muy muy importante para nosotros”, explicaba Carlo Ancelotti de Xabi Alonso en rueda de prensa este mismo martes, cuando todavía no ha podido jugar ni siquiera un partido ‘a su lado’. Apenas unos entrenamientos en Valdebebas y Estados Unidos han bastado para que el técnico lo aprecie. Asier Illarramendi es el futuro del Real Madrid, pero Xabi Alonso es todavía el presente. Al menos, hasta el próximo 30 de junio, cuando acaba su contrato aún no renovado.

No es tampoco casualidad esa predilección de Ancelotti por Xabi Alonso. No es el único en el mundo del fútbol, evidentemente. Es uno de los jugadores más talentosos de la plantilla del Real Madrid, uno de esos pocos a los que confiarles además las llaves del vestuario, el futuro del equipo, y hasta a los hijos recién nacidos. Y en el caso del técnico italiano, es que además ya le sufrió en sus propias carnes cuando entrenaba en el Milan, en la final de la Champions League de 2005, aquella de la gran remontada del Liverpool de Rafa Benítez. Xabi Alonso firmó el 3-3, en lo que fue uno de los momentos de mayor proyección en su carrera. A partir de ahí, se instaló en la élite del fútbol mundial como uno de los mejores centrocampistas del panorama futbolístico mundial. Lo que motivaría su fichaje por el Real Madrid en verano de 2009. Aunque, si hubiera sido por Carlo Ancelotti, el mediocentro hubiera acabado en el Chelsea. Y es que el técnico italiano pidió a Roman Abramovich su fichaje en la segunda reunión que mantuvo con el mandatario ruso del Chelsea, antes de cerrar su traspaso desde el Milan.

Han tenido que pasar 4 años para que Ancelotti pudiera tener en sus filas a su otrora deseo para la medular. La reaparición parece representar una ‘remontada’ liguera con una nueva versión madridista

Era mayo de 2008 y, después de una primera reunión en Suiza, la plana mayor del conjunto londinense concertó una nueva cita con Ancelotti en el Hotel George V de París, en las inmediaciones de los Campos Elíseos. Era el momento de perfilar el proyecto ‘blue’. Y el técnico de Reggiolo puso dos nombres sobre la mesa. Uno era el de Franck Ribery, y el otro era el del propio Xabi Alonso. Ninguno de los dos terminó aterrizando en Londres, como es sabido. Pero ni siquiera el propio Ancelotti, que tuvo que esperar una temporada para cumplir su deseo de mudarse a Stamford Bridge desde San Siro, hasta el verano de 2009. Justo cuando el tolosarra abandonaba Anfield Road para instalarse en Concha Espina. Cuatro años han pasado desde entonces. Cuatro años para que Ancelotti y Xabi Alonso pudieran encontrarse por fin en el mismo vestuario. Y dos meses y medio más para que pudieran hacerlo además sobre el césped del Santiago Bernabéu. “La remontada empieza hoy”, decía el propio técnico. La remontada empieza con Xabi Alonso.

También te interesa: Real Madrid: Isco, el talento de Ozil + 20

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche