Histórico
13 noviembre 2013David De la Peña

Mundial: Detalles de la ‘repesca’ europea

Repescas Europa 2013

En septiembre de 2012 comenzó la carrera europea por participar en uno de los mundiales más atrayentes, a priori, de toda la historia. La selección pentacampeona del torneo y más laureada de la competición acogerá el próximo Mundial 2014, dotando al evento de un clima de romanticismo especial. Bélgica, Inglaterra, Italia, Rusia, Suiza, Bosnia Herzegovina, Alemania, Países Bajos y España ya sacaron su billete desde el viejo continente, pero aún queda el turno para que ocho selecciones se jueguen a cara de perro cuatro plazas más. Sólo estamos en noviembre, pero tenemos ante nosotros los primeros partidos decisivos de la temporada, y con ellos, muchos detalles que pueden definir el éxito o el fracaso.

1. Francia: El momento de forma de Giroud y Benzema: Deschamps recogió el testigo de Laurent Blanc cuando finalizó la pasada Eurocopa de Ucrania y Polonia. El hoy técnico del PSG salió por la puerta de atrás como consecuencia de la impotencia gala frente a la selección española en el partido de cuartos de final, pero dejó un legado importante; en el país, después del polvorín que organizó Domenech en Sudáfrica, ya se hablaba de fútbol. Uno de los debates más recurrentes es la opción Benzema-Giroud como pareja de puntas. Deschamps sólo los ha utilizado a ambos como titulares en el doble enfrentamiento frente a Georgia, y generalmente ha reforzado el medio campo, bien con un interior de posesión como Cabaye, o bien con un enganche como Valbuena. Sin embargo, ambos llegan a la cita más importante de la selección francesa antes del mundial en un excelente estado de forma. La convocatoria suma hasta cuatro centrocampistas de mucho poderío físico -Pogba, Matuidi, Mavuba y Sissoko-. Juntar a dos de ellos parece el primer paso para ver a Benzema-Giroud de inicio. Si tenemos en cuenta que ambos llegan en estado de gracia, y que el tercero en discordia es un Loïc Remy al que le entra todo, podemos hablar de una selección gala que suma al principal candidato a ganar el Balón de Oro Ribery, un momento puntual dulce de sus hombres gol. Será interesante ver cuanto peso le da Deschamps a esta circunstancia.

Giroud-Benzema Francia2. Ucrania: Yarmolenko y Konoplyanka: Ambos ya se mostraron a ojos de todo el mundo en la pasada Eurocopa disputada en su país, aunque en el verano de 2012 solo dejaron algunas pinceladas, y quizá con menos colorido del merecido por la prematura eliminación del conjunto entonces dirigido por Oleg Blokhin en la fase de grupos. Ellos dos son, sin duda, los mayores talentos de un bloque cuyo 2013 es, en cuanto a números, espectacular. El combinado que dirige Fomenko, con el mítico Zavarov en el brazo derecho de las decisiones, no ha perdido ningún partido en este año natural, habiendo ganado a Polonia como local y a domicilio, y habiéndose enfrentado a la selección inglesa. Si Deschamps puede tener dudas sobre si alinear o no a dos delanteros, su homólogo ucraniano no debería tener dudas con respecto a su pareja de alas, independientemente de que utilice dos puntas o -como sería más lógico- pueble el medio campo con tres de entre Tymoschuk, Stepanenko, Rotan, Edmar o incluso Gusev. Yarmolenko lleva 12 goles en sus últimos 11 partidos oficiales, Konoplyanka 6 en sus últimos 9. Está claro donde está la amenaza.

3. Rumania: La baja de Chiriches: La selección rumana, desde la llegada en 2011 del mítico Victor Piturca -campeón de la Copa de Europa con el Steaua de Bucarest en el 86-, ha experimentado una evolución. El equipo transmite frescura, con extremos versátiles y escurridizos como Maxim y Torje, y la alternativa de añadir un punto de técnica a la zona de ¾ gracias a Tanase. Stancu o Marica ofrecen profundidad, brega y agresividad para finalizar las jugadas en la posición del 9. Sin embargo, este estilo dinámico y por momentos vertical expone al equipo a tener que defender en bastantes ocasiones transiciones fugaces. El primer filtro es el mediocentro del Steaua Bourceanu. Capaz de ofrecer soluciones con pelota pero sobre todo con gran capacidad para interpretar su posición. Aunque el verdadero apagafuegos es Chiriches. El central del Tottenham se rompió la nariz el pasado sábado y no podrá disputar la eliminatoria. Quizá algo desordenado y arriesgado, pero un corrector enorme gracias a su velocidad y agresividad. Ausencia clave.

4. Grecia: El espíritu de 2004: Es más que cómodo recurrir a la tremenda hazaña que el combinado heleno logró al vencer la Eurocopa de 2004 en Portugal, haciendo hincar la rodilla, además, a la anfitriona en la mismísima final. Pero será sin duda algo que marque para siempre la idiosincrasia de la selección griega. Todos trabajan y todos pelean. Sin excepción. Llama poderosamente la atención como un equipo que junta de manera habitual a Salpingidis, Christodolopoulos, Samaras y Mitroglou en los onces -es decir, cuatro delanteros- tenga una estadística como esta en sus seis últimos partidos: Cuatro victorias por 1-0 y dos por 2-0, habiendo enfrentado ida y vuelta contra Liechtenstein. Cuando ves la actitud de hombres como Salpingidis o Samaras comprendes qué ocurre. Delanteros reconvertidos a centrocampistas, peleones, agresivos y comprometidos. Una competitividad que será el gran arma griega, además del brutal momento de forma de su delantero centro Mitroglou.

Rasmus Elm - Sweden5. Portugal: Cristiano Ronaldo y el 9: Cuando le han preguntado a Carlo Ancelotti porqué considera que Karim Benzema es el delantero perfecto para su Real Madrid, ha contestado que el hecho de tener a Cristiano Ronaldo significa que tu delantero centro no necesita marcar 30 tantos por temporada. Totalmente cierto por una parte, pero matizable por otra. Portugal, desde Pauleta -que tampoco era un jugador TOP mundial-, no ha tenido una referencia clara en la posición de delantero centro. La teoría dice que Cristiano, desde su posición de extremo izquierdo, se encargará de rellenar zona de remate y de hacer los goles, pero en ciertos momentos necesitará un delantero que tenga buena relación con el juego fuera del área (la especialidad de Karim). Cristiano siempre será -por condiciones individuales- capaz de salir al rescate, pero quizá necesita que Bento termine de darle un contexto más favorable. Suecia será un rival áspero y sólido, así que la prueba para un Cristiano que es más el símbolo de la selección por su grandeza que por lo que le da su entrenador, será durísima.

6. Suecia: La falta de kilómetros del doble pivote Elm-Wernbloom: El curso pasado, el CSKA de Leonid Slutsky se alzó con la Russian Premier League. No recibió demasiados elogios, y es que, si te paras a mirar la aportación de sus hombres ofensivos, entiendes que la vistosidad y la alegría no fueron sus principales argumentos. Doumbia, lesionado, Vagner Love, que apareció de pasada tras el mercado veraniego, y las dudas en el rendimiento de sus dos hombres más talentosos -Dzagoev y Honda-, definen el -poco- colorido del título. La respuesta al triunfo estuvo, probablemente, más atrás. El doble pivote formado por Elm y Wernbloom resultó la clave competitiva. El primero, con un poquito más de dinamismo para tocar la pelota, y el segundo, mostrándose como uno de los mejores especialistas del mundo como mediocentro defensivo. Elm llega a la cita tras una lesión y sin, aún, haber alcanzado su mejor nivel. El experimentado Svensson, o una opción menos sólida como Kallström podrían ser las elecciones, pero qué duda cabe de que la aportación de dos especialistas como Elm y Wernbloom para frenar todo el fútbol que es capaz de producir Cristiano Ronaldo es un matiz que podría resultar decisivo.

Islandia 20137. Islandia: Atacar para sobrevivir: La selección islandesa corta de raíz con el estereotipo de equipo pequeño que basa sus éxitos en reducir riesgos con una actitud conservadora. De hecho, es mejor que no lo haga, porque quitando a Danielsson, el mediocentro de Os Belensenses, quizá no tenga ningún especialista para destruir. Islandia sufre una barbaridad cuando se junta a defender en campo propio, porque tiene poca calidad para hacerlo, pero daña sobremanera cuando se pasa la pelota en el rival. Sigurdsson, Bjarnasson, Halfredsson, Gudmunsson o Gíslason, como centrocampistas con buenos recursos con pelota, y Gudjohnsen, Sigthorsson y Finnbogason como argumentos para finalizar esa productividad. Algo está claro: Islandia morirá matando.

8. Croacia: Vukojevic y la lista de Niko Kovac: Ognjen Vukojevic será baja para el partido de ida frente a Islandia. La lista de Kovac, sin embargo, no tiene a un especialista como él, más posicional y pausado en el centro del campo, perfil que por la fisionomía islandesa podría resultar importante. Islandia sabe jugar la pelota en campo rival, y Croacia acumula en medio campo a Modric, Kovacic, Kranjcar, Rakitic, Badelj o Ilicevic, todos dinámicos y con cierto gusto para llegar al área rival. Es indiscutible que el nivel técnico y en términos de jerarquía es muy superior, pero las esperanzas islandesas podrían pasar por el hecho de que, como ya ha demostrado Croacia en la fase de clasificación, el conjunto de Kovac tiene ciertas fisuras cuando ha de agruparse una vez ha perdido la pelota. Lo cierto es que Croacia es indiscutiblemente favorita, por un sencillo tema de nivel, pero también es, quizá, el conjunto de entre todos los que hay en la repesca que más puede favorecer las virtudes islandesas.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche