Histórico
25 noviembre 2013Fran Alameda

Juventus: Dos cartas para una idea incompleta

Juventus - Pirlo y Vidal

Andrea Pirlo es un jugador celestial. No por su especial vistosidad física y técnica, solo al alcance de poetas con pose de artistas, sino por lo que ha significado en Milan y (en las últimas dos temporadas –y pico–) Juventus. La edad y su barba (conviene no engañarse: los tipos con barba ya no solo gobiernan, sino que también seducen) le han dado un acabado perfecto a su carrera, que viene a ser como terminar un partido de tenis con una dejada. Con el partido terminado, la sesión de recuperación es no siempre exitosa. La ‘Vecchia Signora’ se ha quedado en tierra de nadie en Europa, resacosa de un giro enamoradizo a su estilo que ha servido para retirarle los clichés del catenaccio y convertirla en dominadora (en femenino impacta más) de Italia. Tanto por mérito propio como por incomparecencia del resto.

Esta temporada se han asomado algunos otros cuando la Juve ha desviado su mirada a la Champions, que es la mujer con la que todos aspiran a acostarse al menos una vez. La era postPirlo, la realidad con la que tiene que comenzar a caminar Conte, es la sombra que arrastran los jugadores que se adueñan de todo el significado de una idea (o sea, de un club); ahora les toca ver otra cosa. Y en ese camino se halla la Juventus, en la tierra media que le permite reinar en Italia y zigzaguear en Europa, donde un partido sencillo acaba siendo un Himalaya y un partido duro te deja tiritando para la jornada siguiente. Una competición directa, pronta de reacción y con ese punto de dolorosa dulzura, de amado dolor, de capricho represivo y, en este caso, de obligatorio cumplimiento.

Conte se va a jugar en dos jornadas de Champions una idea que parecía potentísima en su significado, pero se ha quedado corta en su ejecución

A Conte le quedan dos partidos que acabarán marcando el rumbo de un proyecto que corre el riesgo de los que quieren ser grandes: reinvéntese o solo podrá retroceder. En Europa o incluso en Italia. Galatasaray y Copenhague son dos rivales incómodos, precisamente por lo contrario a la Juventus, ellos solo pueden avanzar, y ya se sabe que la idea de no tener que perder –incluso la de joder– es el arma más poderosa para inventar y hacer lo que se insospechaba (sic.).  10 de diciembre, Estambul. Ali Sami Yen. El Juventus Stadium solo probará el aperitivo, pero el proyecto Juve rendirá cuentas a Turquía para descubrir si sus balas son suficientes; sus ideas, maduras, y heredar a Pirlo con Pirlo en el campo, pero sin él en el pensamiento.

También te interesa: Juventus: Un octubre en la vida de Bonucci

Síguenos también en TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche