Histórico
1 octubre 2013Andrés Cabrera Quintero

Oporto: Fonseca, practicidad por vistosidad

Fonseca - Porto

Que Pinto da Costa no es un presidente más, es una obviedad. En los últimos años, se ha caracterizado por ser un hueso a la hora de negociar. Si quieres un futbolista de Do Dragão tendrás que rascarte el bolsillo. Otra de las características del carismático presidente es su apuesta por la gente joven, tanto dentro del terreno de juego, como en los banquillos. El presidente se la juega este año con un entrenador de 40 años, que viene de hacer una buena temporada con el Paços Ferreira, Paulo Fonseca. No es el primer entrenador joven al que Pinto da Costa le da su confianza, anteriormente, ya había dejado dirigir la orquesta de Oporto a José Couceiro, Mourinho y Villas-Boas, los dos últimos fueron riesgos vencedores a la postre. Paulo Fonseca, será la nueva apuesta arriesgada de Pinto da Costa.

Fonseca nació en 1973 en Nampula, Mozambique. Por entonces, el país africano todavía no se había independizado de Portugal, lo haría dos años más tarde. Paulo Fonseca pasó de largo como futbolista profesional, llegando a jugar, como clubes más destacados, con el Belenenses, Marítimo, Guimarães y Estrela Amadora. Fue en este último equipo, donde comenzó su carrera como entrenador, tras colgar las botas en 2005, dirigiendo a los juveniles de la institución. A continuación pasó por varios clubes menores, llegando a la segunda división lusa con el Desportivo das Aves en la temporada 2011/2012. A partir de entonces su carrera ha crecido a pasos agigantados. En su debut en la Primeira Liga, con el Paços Ferreira, colocó al equipo en tercera posición, una hazaña histórica. Fue la mejor temporada de la historia de este pequeño club, ubicado en un pueblo de 8.000 habitantes al norte de Portugal. Esta gran temporada fue aval suficiente para llegar al Oporto.

Vitor Pereira ganó la Liga Zon-Sagres pero no le sirvió para renovar la confianza de su directiva, que apuesta nuevamente por un técnico joven

Fonseca - OportoEl motivo principal por el que Pinto da Costa decidió prescindir del entrenador de las últimas dos temporadas, Vitor Pereira, fue su mal hacer en competiciones europeas. En la primera campaña el Oporto fue eliminado en la fase de grupos, quedando por detrás de APOEL y Zenit. Al quedar tercero, el Oporto consiguió el acceso a la Europa League, de la cual fueron eliminados a primeras de cambio por el Manchester City. La temporada la salvó Pereira ganando la Liga Zon Sagres. En su segunda campaña, nuevo fracaso en Champions League, en esta ocasión fue el Málaga, el que en octavos de final de la competición se cargó al conjunto luso. Para entonces a Vitor Pereira no le valió reeditar la Liga, la cual ganó sobre la bocina, venciendo al Benfica con gol de Kelvin. Dos ligas y dos supercopas fueron el balance de Vitor como entrenador de los dragones. Tras su marcha de la institución a principios de junio, Vitor firmó por el Al-Ahli saudí.

El Oporto de Fonseca, siguiendo la sintonía de los últimos años, tendrá como gran rival en liga al Benfica de Jorge Jesús. Ambos entrenadores son viejos conocidos, ya que Jorge Jesús dirigió a Fonseca en el Estrela Amadora, cuando éste último actuaba de defensa en la entidad lisboeta, desaparecida en 2011. El Benfica se ha gastado más que nadie en Portugal, en el mercado estival, para tratar de frenar la primacía liguera del Oporto. De momento los de Lisboa no han comenzado bien, no así el Oporto. El arranque de los dragones ha sido el segundo mejor de su historia, ganando las cinco primeras jornadas, solo superado por el arranque de Villas-Boas, el cual venció en las primeras once jornadas. La racha del Oporto se frenó ante el Estoril, otra de las revelaciones del año pasado, que quedó quinto tras su ascenso a primera. El entrenador del Estoril, Marcos Silva también llegó a sonar para el Oporto.

Quintero como nuevo líder medular, ‘Lucho’ González con más libertad y la potencia ofensiva de Jackson Martínez, tres claves en un equipo que no es tan vistoso este año

De momento la poca vistosidad en el fútbol del Oporto es lo más reprochado a Paulo Fonseca. En la última jornada los blanquiazules vencieron por la mínima al Vitoria de Guimarães y se llevaron la pitada del respetable de Do Dragão.  Aunque Fonseca ya ha declarado en más de una ocasión que apuesta por el buen fútbol. En enero del año pasado, cuando todavía era entrenador del Paços Ferreira declaró en una entrevista a MaisFutebol, que siente una gran admiración por Wenger: “Me acuerdo cuando él apareció en el Arsenal y puso al equipo a jugar al fútbol”. También dijo: “De mis entrenadores, el que tenía mejor planteamiento táctico era Jorge Jesús, él era el mejor en eso”. Aunque de momento, Fonseca tiene que aprovechar lo que tiene, apostando por un fútbol más directo. Fonseca ha dado mayor libertad a Lucho González, colocándole detrás de Jackson Martínez. El jugador argentino se despreocupa de labores defensivas, cediendo esa tarea a un doble pivote formado habitualmente por Defour y Fernando. El técnico trata de tener mayor rigor táctico con Licá y Varela, prescindiendo de otros futbolistas como Kelvin, que apenas están contando este año. Quintero, el gran fichaje de los dragones esta campaña, es el encargado de dar mayor dinamismo al juego, entrando desde el costado. Por último, destacar el papel de Josué, un futbolista que proviene también del Paços, pese a formarse en el Oporto, que cuenta con la confianza de Fonseca, y que suele actuar en la banda derecha, para caer al interior, de momento lleva tres goles en el campeonato.

Tras ganar por los pelos al Austria Viena, y pese al liderato en solitario de la Liga Zon Sagres, hay muchas dudas en el equipo portugués y la gran piedra de toque será el Atlético de Madrid esta noche. Por un lado estará un equipo formado, que trabaja con la precisión de un reloj suizo, el Atlético de Madrid, mientras que enfrente tendremos a un equipo que todavía no sabe bien a qué juega, pero tiene mucha proyección y grandes individualidades, el Oporto. Fonseca seguramente apueste por un doble pivote que frene las acometidas colchoneras, esperando aprovechar las ocasiones a balón parado o el desborde de jugadores como Quintero o Jackson Martínez. La temporada no ha hecho más que comenzar y no se podrán sacar conclusiones solo del encuentro de hoy, esto es un proceso largo, tanto jugadores como entrenador se tienen que adaptar a la nueva situación. El Oporto vuelve a apostar por la juventud, apuestas arriesgadas, pero que en más de una ocasión le han proporcionado muchas alegrías. El Oporto apuesta todo a Fonseca.

También te interesa: Oporto: Mangala, cuando el físico es dominio

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche