Histórico
22 octubre 2013David De la Peña

Milan: Birsa, suplente obligado a la élite

Birsa - Milan

Podemos pintar un círculo rojo en el calendario sobre el último día del mercado de fichajes del verano de 2012. Y hacerlo, además, con el convencimiento de que fue un día desesperanzador para el aficionado milanista. Poco antes, en el debut liguero del conjunto rossonero frente a la Sampdoria, ya quedaba claro que se trataba de un momento de dejadez y apatía en Milan. Algo más de 30.000 espectadores en San Siro, dejando una imagen -más en el arranque de un campeonato, donde todos están a cero-, bastante lamentable. En la curva sud se pudo leer una pancarta que decía “31 de agosto, esperamos impacientes”. Se trataba de un mensaje directo, claro y conciso hacia la directiva milanista: aún quedaban algunos días para el cierre del mercado y la afición necesitaba alicientes.

El haber situado el círculo en rojo en ese momento no responde al hecho de que los tifosi milanistas estuvieran siendo demasiado caprichosos, si no a la dolorosa realidad que su club estaba viviendo. A la cabeza del enfado de los aficionados; Thiago Silva y Zlatan Ibrahimovic. Ambos habían sido vendidos al PSG, y eso significaba que el club había perdido a los dos -con el permiso del Andrea Pirlo 2012- mejores futbolistas de todo el campeonato italiano. La amenazante llegada del Fair Play Financiero y la afirmación de Silvio Berlusconi de que a partir de entonces iba a dejar de poner los 50M€ anuales de su bolsillo para que las cuentas cuadrasen, provocó un cambio radical en la política económica. Al ingreso por Zlatan y Thiago, se sumaba la reducción de salario que suponía que salieran futbolistas como Gattuso, Inzaghi o Seedorf. Arrancaba un período de vacas flacas y de fichajes de perfil bajo.

El Milan tuvo uno de los peores arranques de su historia, hasta el punto de que antes de llegar siquiera a diciembre, la crítica general aseguraba que los días de Allegri estaban contados, y que las opciones de disputar competición Europea -con lo que suponía no solo quedar fuera de Europa, si no el hecho de no jugar Champions en un momento como ese-, eran más que evidentes. La pérdida de competitividad, el tremendo bajón en el nivel de “categoría” en la plantilla, y el hecho de que Allegri tuviera que construir un equipo de cero, bajo el escudo del Milan pero con una plantilla muy por debajo de esa realidad, suponían un momento incluso crítico para la entidad. La situación hizo que la directiva decidiera hacer un último esfuerzo en el mercado de invierno por Mario Balotelli, y su llegada coincidió con una fenomenal racha de resultados que acabó dejando al equipo de Allegri en puestos de Liga de Campeones.

Que Birsa sea hoy el jugador más destacado y decisivo del Milan en los últimos meses, muestra la pérdida de competitividad y el bajón del nivel en su plantilla

Pero la política ahorradora ya estaba puesta en marcha -y más con el desembolso que supuso aceptar la oportunidad de firmar a Balotelli- y este año se ha producido una situación similar. Fichajes de bajo coste, culebrones interminables -Keisuke Honda-, y la realidad de que el actual Milan tiene que apostar por futbolistas de perfil medio o viejas glorias -Kaka- para completar una plantilla que una vez más va a soportar la exigencia de, como mínimo, entrar en Liga de Campeones. En todo ese abanico de fichajes, destaca, por lo extraño ya no solo de su incorporación, si no también por su buen rendimiento hasta el momento, el nombre de Valter Birsa. El dato que más sorprende hasta el momento es que, con cinco titularidades con la camiseta milanista, ya ha jugado más partidos de inicio de los que lo había hecho tanto en Genoa en la temporada 2011/2012, como con la del Torino en la 2012/2013. Esa era la realidad; el Milan incorporaba a un suplente de Torino y Genoa y además, por la plaga de lesiones en este inicio de curso, Allegri estaba obligado a situarle como titular.

Birsa Birsa comenzó a hacer carrera en el fútbol europeo de primer nivel -antes había jugado en la liga eslovena-, con su llegada al Sochaux en el año 2006. Francia iba a ser un buen escaparate para él, y quizá logró su cima en el campeonato galo cuando llegó al Auxerre de Jean Fernandez en enero de 2009. El Sochaux del recién llegado François Gillot estaba en puestos de descenso, y Birsa salió cedido rumbo a Auxerre, donde convenció hasta tal punto que fue comprado por el conjunto borgoñón en junio de ese mismo año. Su buena capacidad para ejercer de lanzador, en una escuadra que tenía balas como Contout y Oliech -además de un punta como Jelen, muy agresivo y dinámico en sus movimientos- significó que Birsa tuvo la oportunidad de tener un rol protagonista y muy productivo, hasta el punto de que aquel Auxerre alcanzó la fase de grupos de la Liga de Campeones en el año 2010/2011.

Dos años después de aquel hito, el Auxerre acabó descendiendo a la Ligue 2, después de que aquella gran temporada diera con algunos de sus futbolistas más importantes fuera del club. Pedretti o Jelen salieron, y a ellos se les iba a unir Valter Birsa. Preziosi, en su fijación por firmar y firmar futbolistas, acabó contratando a Birsa para el Genoa, que desde su llegada a Italia ha vivido entre el propio grifone y el Torino pasando con más pena que gloria. Sin embargo, su llegada al Milan le ha abierto las puertas, de repente, de la élite. Las bajas le han dado la oportunidad de ser titular, y, de momento, lo está aprovechando. Utilizado como mediapunta o como extremo derecho -donde aprovecha su fenomenal diagonal interior y buen disparo-, está siendo una de las sorpresas en este inicio de temporada en el calcio. Hoy tendrá, nuevamente, la oportunidad de mostrarse ante todas las pantallas del mundo: Milan – Barcelona, y él, en la cabeza de Allegri para salir desde el comienzo.

También te interesa: Milan-Kaká: Era abril de 2007

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche