Histórico
9 octubre 2013Jose David López

Chile: Pizarro, el epicentro de los sueños

Pizarro - Chile

Es uno de los representantes más respetados del fútbol sudamericano y sus palabras, generan respeto y admiración a raudales. Tanto, que tras convertirse en poco más que un mito futbolístico desde el banquillo, Marcelo Bielsa pudo solicitar sus precisas peticiones para seguir trabajando con la selección de Chile. Aquella relación tan fructífera que motivó que la Roja sudamericana regresara a una fase final mundialista convertida en la revelación del continente, perdió su horizonte desde la marcha del citado ‘Loco’, pero pese a perder al técnico que más desempeño logró en sus internacionales, su herencia quedaría para la posteridad. En el césped eso significaba un paso añadido para lo que legaron detrás, pero en lo global, la inversión que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) dejó a su paso, favoreció la modernización de, entre otras cosas, el recinto deportivo.

El Complejo Deportivo Juan Pinto Durán, es el centro de entrenamiento y concentración de los chilenos, que ahora tienen a disposición dos canchas de primer nivel, una moderna zona de kinesiología, gimnasio, sala de prensa con sistema Wi-Fi, oficina de planificación técnica exclusiva para el cuerpo técnico del fútbol nacional, zona de Spa, las habitaciones de los jugadores y la sala de juegos. Por su fútbol, por mantener viva la llama de los ‘bielsistas’, el país invirtió 220 millones de pesos en levantar aquella ciudad futbolística que iniciaba una idea, la de otorgarle al jugador nacional un ambiente perfecto que no sólo le permita pensar en el rival, sino también preparar un proyecto mayor en el futuro. Hoy, ese tiempo de margen se ha llevado por delante gran parte del positivismo chileno. Con Claudio Borghi desterrado y Jorge Sampaoli obligadísimo en las últimas fechas a no ceder ni un solo partido más para estar en Brasil 2014, la perspectiva de aquellas metas se truncaron entre despidos, malos resultados y pérdida de valores. Hoy, han vuelto a guiarse y busca el reconcilio. Quizás por todo ello, el regreso de un viejo ‘cerebro’, haya transformado durante unos días la verdadera realidad chilena. El causante del revuelo más esperado es David Pizarro.

Pizarro - ChileEl mediocentro, que muchos ni tan siquiera situarían como internacional con la selección que le pone bandera, abandonó la práctica internacional por decisión personal hace nada menos que 8 años. Los chilenos hablaron largo y tendido sobre ello durante casi una década, pues el mejor distribuidor de su fútbol (criado en un Wanderers que aún hoy le quita años de vida), aún pertenecía a la plantilla de un Udinese donde estaba explotando todas sus múltiples virtudes. Después sería experimento del Inter, gran referente medular de la Roma, recaudará grandes cifras para sus bolsillos durante solo unos meses en el Manchester City y recuperaría el sentido de su carrera deportiva en una Fiorentina donde renació. En sensaciones, en protagonismo, en liderazgo y, desde luego, en lo psicológico, hasta el punto de retomar sus viejas aspiraciones personales a nivel internacional. Y es que hasta hace unas fechas cuando se confirmó su vuelta, Pizarro había disputado su último partido con Chile en el año 2005, en el empate sin goles ante Ecuador por las clasificatorias al Mundial de Alemania 2006.

Bielsa evidenció problemas de base y Pizarro de profesionalidad. Polémicas que, cada una en su tiempo, sirvieron para mejora la raíz del fútbol chileno

En los camarines, tras aquella cita, comunicaba a sus compañeros la decisión de renunciar a la selección: “Esta eliminatoria no tuve la confianza y por ahí estuve fuera de algunas convocatorias, pero estoy tranquilo. La idea es ahora preocuparme nada más que de mi señora y mis hijos. Tengo dos hijos y me estoy perdiendo una etapa muy linda. Entonces, ya cuando te empiezan a reclamar tus hijos, la piensas porque yo fui formado en una familia que siempre estuvieron mis padres detrás… No me quiero perder esta etapa sobre todo porque luego crecen y se van”, añadió sin convencer a nadie. Evidentemente, se mordía la lengua, no quería torpedear al fútbol de su país pero, semanas más tarde, disparó cuando los rumores se multiplicaron. “No puedo ser el que defienda a niños. No hay disciplina. El fútbol aquí y ahora no está en la misma línea de lo que yo considero que debe ser profesional”, destacó, ampliando una larga sombra de constante indisciplina en el interior de la selección (entrenada por Nelson Acosta en ese entonces).

Durante años, ninguno de los posteriores seleccionadores logró hacerle revocar aquella potente decisión personal. Ni el gran momento de la Chile de Bielsa (que volvía a un Mundial), ni desde luego el desplome posterior con Borghi, lograron reconducir su perspectiva internacional. Sin embargo, tras unos meses en su cargo y una necesidad imperiosa por recuperar sensaciones positivas que endurezcan el camino hacia Brasil 2014, el recién iniciado proyecto Sampaoli, ha recuperado a su mejor baluarte medular. El ahora mediocentro viola, donde protagonizó una temporada fantástica que incluso le hizo recuperar su sonrisa y valía personal, algo que a sus recién cumplidos 34 años, le sirve para pensar en positivo y admitir que estaba ante la última opción de su carrera para disputar una fase final mundialista.

Pizarro ha reculado en su decisión gracias a la insistencia de Jorge Sampaoli, un técnico muy vinculado a la idea de fútbol del mediocentro. Está a un paso de alcanzar su primera fase final

El ‘Fantasista’ ha sido la gran atracción de una selección que se conjura para recupera la brújula y apuntar a un billete que se complicó considerablemente en los últimos meses. Desde su regreso, la situación ha mejorado con dos victorias consecutivas que han dado calma y estabilidad nuevamente, acercándose a su gran meta mundialista. El duelo ante Colombia en Barranquilla este viernes, se antoja determinante para un país que se esperanza con un baluarte veterano correteando nuevamente por Pinto Durán, el epicentro de los sueños chilenos…

También te interesa: Chile: Eduardo Vargas, el genio televisivo

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche