Histórico
23 octubre 2013Jose David López

Champions: Nombres de la jornada (III)

Callejón - Napoli

Podría parecer que los focos españoles relanzar la luz por encima del resto en un ejercicio voluntario de atención sobre los que defienden la bandera nacional en el extranjero. Pero sin intentar ser patrióticos, la realidad es que la jornada de la Champions League ha sido muy prolífica para los intereses de españoles que no siguieron en la Liga y que han encontrado con el paso del tiempo un rol que reivindican cada vez que pueden en el máximo escenario. Goles, acciones determinantes en la valoración final de los partidos y decisiones trascendentales que trastocan guiones del máximo nivel de exigencia, con acento español. Desde Gelnsenkirchen al Velodrome pasando por Viena, muchos atractivos para aquellos que ya visten o desean vestir la elástica española en el próximo Mundial. No todo es rojo, no todo es hispano, no todo tiene relación a España (curiosamente, hay tres ex Atlético), aunque siguen siendo los protagonistas en este arranque de campaña continental. Estos han sido los cinco nombres de la tercera fecha Champions.

Fernando Torres (Chelsea): Las rotaciones ofensivas del proyecto de José Mourinho en su regreso al bando Blue londinense, no están salvando a nadie tenga el nombre que tenga. Quizás por la capacidad de aprovechar sus espacios, el elegido para Gelsenkirchen fue Fernando Torres (no Etoo o un menos reconocido Demba Ba) y el madrileño se reivindicó como necesita, con un ‘doblete’ que pudo ser aún más glorioso de cara a puerta. Un buen movimiento en un saque de esquina le permitió cabecear solitario en el segundo poste para romper muy pronto el partido y, ya en el tramo final, mató al Schalke con un contragolpe perfecto y regaló un desmarque traducido en asistencia para el definitivo de Hazard. Por el camino, un testarazo más peligroso, una acción a la madera y muchas sensaciones de mejora anímica. Una noche interesante en la lucha por un puesto competitivamente dificultoso.

Callejón (Napoli): Dentro de una noche exitista para los españoles repartidos por la Champions, el que más sigue creciendo, aportando y rentabilizando cada minuto es el extremo andaluz. Cuarto gol del curso, además para romper el fervor del Velodrome, en un contragolpe donde usa ambas piernas, donde es capaz de explotar su sorpresa ante defensores y donde demuestra una capacidad de definición notable. La confianza personificada en un chico que contó con el impulso de Benítez, que se ha adaptado fenomenalmente al ambiente ambicioso que le rodea y que relama mayores focos de atención.  No frena sus aportaciones y amplía horizontes cada partido. Activo, valiente, líder referencial de este nuevo proyecto italo-español en el sur napolitano y, quizás… ¿próximo convocado por la selección española?

Agüero (Manchester City): Diez goles en lo que llevamos de campaña, una sensación de liderazgo ofensivo-pegada destacable y, desde luego, el mejor momento desde que llegó al fútbol inglés. El verano le mostró dudas, sobre todo cuando los más elogiables recuerdos seguían llegando de su etapa en España y no en la Premier, a la que solo mostró su encanto con cuentagotas. Pero en unos meses ha cambiado su cara. Suma diez goles este curso y fue capaz de levantar al City en su fría y necesitada visita a Moscú (en un terreno de juego lamentable en Moscú), donde nada más recibir el gol en contra, apareció en dos chispazos (bien acompañado por Negredo) que levantaron la clasificación de los de Pellegrini. Tercer ‘doblete’ consecutivo y tarde moscovita a sus pies para mirar con todas las opciones a los octavos de final.

Cristiano Ronaldo (Real Madrid): Hace unos días, él mismo pedía perdón con gestos claros y declaraciones evidentes de que no estaba contento con su rendimiento. La realidad indica que su exigencia es máxima, aunque no menos cierto es que su facilidad para mirar excesivamente al público cuando quiere dejarse notar, le pone en evidencia ante sus detractores. Pero igualmente, en noches brillantes como la de este miércoles, igualmente miró a su público, apuntó al suelo y celebró dos goles importantísimos que han encarrilado muchísimo la clasificación rumbo a octavos de final. Aprovechando errores ajenos, con potencia y con la confianza por los aires cuando se siente importante. Dos goles más le colocan ya como delantero más goleador de la edición de la Champions. Vuelve a ser decisivo por recursos, ambición, capacidad y… motivación.

Diego Costa (Atlético Madrid): Sigue empeñado en mostrarse, exhibir su potencial y destrozar aún más los planes de Del Bosque o Scolari, que parecen haber pasado en unos meses de ignorarlo a desearlo con todas sus fuerzas. Y mientras el artillero rojiblanco asume su decisión internacional con sobriedad, con tranquilidad de quien “ya tomó la decisión”, prefiere centrarse en la pelota, en sus arrancadas (la del segundo tanto es increíble) y en su mortífero momento de forma ante la portería rival. No se había dejado ver en la élite continental aún con un tanto de primera relevancia y en Viena, curiosamente allí donde empezó a cambiar la historia del fútbol español, es donde se coronó en la Champions. ‘Doblete’ de poderío, solvencia, pegada y confianza máxima, la del que quizás sea ahora mismo, el mejor ‘9’ del continente.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche