Histórico
16 septiembre 2013Francisco Ortí

Real Madrid: El primer día de Gareth Bale

El estreno más esperado por fin se ha producido. Gareth Bale debutó con el Real Madrid. Después de presenciar durante todo el verano el interminable culebrón de su fuga de White Hart Lane para llegar al Santiago Bernabéu, el galés se vistió de corto por primera vez en el empate 2-2 que los hombres de Carlo Ancelotti cosecharon frente al Villarreal en El Madrigal. El técnico italiano sorprendió a propios y extraños y arriesgó apostando por Gareth Bale en el once inicial. No decepcionó. Aguantó durante 60 minutos, lo que nos permitió resolver algunas dudas que habían surgido durante el verano. ¿En qué posición jugará? ¿Cómo se entenderá con Cristiano Ronaldo? ¿Se adaptará al fútbol español? ¿Encajará en el Real Madrid? En El Enganche hemos diseccionado a fondo los primeros sesenta minutos de Gareth Bale con la camiseta del Real Madrid para elaborar un primer análisis e intentar dar respuesta a lo que puede ofrecer el jugador galés en el curso 2013-2014.

Estreno con gol: Bale alarga la lista de grandes fichajes del Real Madrid que debutaron marcando en su primer partido con la camiseta blanca. Isco, Cristiano, Van der Vaart, Sneijder, Beckham, Ronaldo, Figo, Morientes, Roberto Carlos debutaron con gol en sus estrenos como jugadores del Real Madrid, y Gareth Bale se une al club tras marcar frente al Villarreal. A los 38 minutos, Gareth Bale leyó bien la internada de Carvajal por la banda derecha y apareció en el segundo palo para marcar a puerta vacía. Gracias a su velocidad y potencia física, pudo superar en la carrera a Mario y ganarle la posición para poder rematar sin oposición. El gol supuso un punto de inflexión en el partido para Gareth Bale. Fue una inyección de confianza. Se había mostrado algo desacertado en los primeros minutos, perdiendo balones peligrosos para el Real Madrid, pero tras el gol se liberó de la presión y empezó a gustarse. Arriesgó más en los regates y se sintió cómodo para mostrar todo su talento. Visto lo visto, no tardará en explotar definitivamente para el Real Madrid. Su adaptación parece avanzar a un ritmo muy elevado.

Con más gasolina de lo esperado: Se había especulado mucho sobre el estado físico con el que había llegado Gareth Bale. El hecho de no haber podido trabajar con normalidad durante la pretemporada y las molestias que arrastraba en verano hacían prever que el galés se encontraba fuera de forma. Las declaraciones del seleccionador de Gales, Chris Coleman, no ayudaban a creer lo contrario. “Tras 15 minutos estaba cansado. Si el sábado es titular no terminará el partido, me sorprendería si lo hiciera. No está preparado para jugar 90 minutos“, explicó el técnico después del compromiso internacional de la selección galesa. Pese a todo, Carlo Ancelotti decidió apostar por Bale como titular y el galés demostró tener más gasolina de la que se esperaba. Evidentemente todavía no se encuentra al 100% de sus posibilidades, pero dejó buenas sensaciones en el aspecto físico. En El Madrigal se jugó un partido muy intenso, y Bale no desentonó. Ayudó en defensa y se atrevió a carreras exigentes, como un sprint de 50 metros que protagonizó para centrar desde la línea de fondo poco antes de ser sustituido. Aguantó 60 minutos sobre el terreno de juego y ofreció una imagen excelente. Alcanzará el estado de forma óptimo dentro de poco.

Empezó en la derecha: Una de las principales dudas que ha despertado el fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid se refiere a la posición que ocupará el galés en los esquemas de Carlo Ancelotti. En la primera prueba, Bale jugó volcado a la banda derecha. Su habitat natural es la izquierda, pero esa zona está vedada para Cristiano Ronaldo, y Ancelotti le situó pegado a la cal derecha. Le costó adaptarse a la posición y al equipo, pero fue de menos a más. Cuando aprendió a interpretar su rol dentro del esquema del técnico italiano mejoró notablemente su rendimiento y se le vio mucho más participativo, dejando detalles de calidad. Sin embargo, su instinto provoca que tienda a centrar su posición y acercarse a la banda izquierda. Precisamente así llegó su gol. Bale se dejó ver en alguna ocasión fuera de la que se suponía era su área de influencia y en una de ellas marcó el 1-1. Abandonó la banda derecha, lo que generó un espacio que Carvajal supo aprovechar para ganar la línea de fondo, puso el centro al segundo palo y ahí apareció Bale para empatar el partido. Paradojas del fútbol. El zurdo jugó en la derecha, pero marcó el gol con la diestra y apareciendo desde la izquierda.

Desaparecido a balón parado: Gareth Bale era el francotirador por excelencia del Tottenham. Amo y señor de todas las acciones a balón parado. No se admitía discusión. Cualquier tiro libre que estuviera situado en una posición desde la que se pudiera probar un disparo a puerta era propiedad de Gareth Bale. Todo el mundo lo sabía en White Hart Lane y las estadísticas le daban la razón. En Madrid lo tendrá más complicado como se pudo ver en El Madrigal. Mientras estuvo sobre el terreno de juego tan sólo hubo una falta similar a las que lanzaba en el Tottenham, aunque no hubo lugar al debate, la lanzó Cristiano Ronaldo. Bale se acercó al balón por inercia, acostumbrado a asumir esa función en Londres, pero Cristiano no le vio o no le quiso ver. Ante la atenta mirada del galés, el luso cogió el esférico, lo plantó y se dispuso a patearlo como si no hubiera nadie a su alrededor. A Bale no le concedió ni la oportunidad de dudar si le concederían permiso para lanzarlo. Los galones son esenciales en este tipo de acciones y en el Real Madrid son propiedad de Cristiano Ronaldo.

Decepcionado por el resultado: “Orgulloso de marcar en mi debut y satisfecho por haber jugado 60 minutos aunque decepcionado por el resultado. Esperando al martes ahora“. Así se mostró Gareth Bale tras sus primeros minutos como jugador del Real Madrid. El galés, siempre activo en las redes sociales, convirtió Twitter en su zona mixta particular para expresar sus sensaciones tras su debut con la camiseta blanca. Asegura estar contento por su estreno como madridista, por su gol y por haber rendido a buen nivel durante los 60 minutos que estuvo sobre el terreno de juego, aunque se marcha con sabor agridulce de El Madrigal a causa del empate 2-2 final ante el Villarreal. Pero lo más importante del tweet no se refiere a lo vivido en su estreno, sino a lo que está por llegar. “Esperando al martes“, afirma el galés, quien ya está pensando en su debut en Champions League con el Real Madrid. Ya brilló en esta competición con el Tottenham y ahora quiere repetir a las órdenes de Ancelotti. El martes tendrá el primer examen contra el Galatasaray.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche