Histórico
13 septiembre 2013David De la Peña

Napoli: Benítez, percepción de grandeza

Napoli 2013

Cuando Walter Mazzarri, después de cuatro años, decidió poner fin a su etapa al frente del Napoli, dejó tras de sí un club mejor que el que encontró. El técnico toscano no terminó de enamorar a muchos a través su propuesta, pero el aficionado azzurri volvió a relacionarse con el panorama europeo, vio como su equipo podía codearse con los grandes, y durante la última campaña llegó a escuchar de forma continua que podían ser la gran alternativa en el campeonato italiano a la invencible -de forma literal durante el curso 11/12- Juventus. El último año de Mazzarri fue también el de mejor rendimiento en la Serie A gracias al subcampeonato y, a pesar de que la participación en Europa League  dejó mucho que desear, el listón para el futuro inquilino del banquillo partenopeo estaba muy alto.

El elegido por De Laurentiis para iniciar una nueva y ambiciosa andadura fue un hombre de palmarés envidiable y amplio reconocimiento internacional como Rafa Benítez. La llegada del téncico madrileño a Nápoles desató la euforia desde el primer momento, el tifosi le acogió con admiración y respeto y el hecho de que la plantilla perdiera a su mayor estandarte y referente ofensivo, después de que el Paris Saint Germain pagase una fortuna por Edinson Cavani quedó, sorprendentemente, en segundo plano. La ilusión generada por la inversión del peculiar presidente ha sido grande, y el hecho de que una plantilla de este nivel esté en manos de Benítez ha significado un optimismo que no se recordaba desde tiempos de Maradona.Hamsik - Napoli 2013

El equipo ha empezado francamente bien su participación en la Serie A, y ese es precisamente el objeto de deseo de cualquier hincha napolitano: ganar el Scudetto. Con la certeza de que la Juventus será, un año más, el gran favorito, el entorno napolitano no oculta el pensamiento de que ganar el campeonato es una posibilidad, algo que Rafa Benítez ya consiguió -en dos ocasiones- cuando llevó al Valencia Club de Fútbol a ganar la liga española, con la dificultad que presenta plantar a cara a Real Madrid y Barcelona. Benítez ya ganó en España sin ser cabeza de león, aunque también lo hizo en Europa con el Liverpool, y su fantástica gestión cuando sus equipos salen a jugar por el continente es otro de los argumentos a su favor. Mostrarse en la Liga de Campeones es otra de las grandes ilusiones, y lo cierto es que pocos entrenadores en el mundo parecen mejor capacitados para ese objetivo que Rafa Benítez.

El cambio, sin embargo, no será fácil, puesto que desde un primer momento Benítez ha modificado la doctrina Mazzarri, o al menos la principal esencia que el hoy técnico del Inter había instaurado en el Napoli. Por lo general el Napoli de Mazzarri era más reactivo, de contragolpe, cuando perdía la pelota se organizaba bajo el rigor de una línea de cinco defensores y por momentos resultaba un equipo plano y con pocas soluciones ante partidos que le exigían ser único protagonista. Es cierto que en los últimos tres meses del pasado año el Napoli evoluciona y añade algunos registros, pero aún lejos de las ideas que parece estar poniendo en práctica Rafa Benítez. El 3-5-2 habitual ha pasado a ser un 4-2-3-1, el equipo es menos rígido en el ataque posicional, algo que le puede permitir solucionar de forma más eficaz algunos partidos que el año pasado se atascaban. Los 7 goles a favor y 2 en contra con los que el Napoli ha empezado en sus dos primeros partidos de Serie A son un buen ejemplo del cambio.

Higuaín - Napoli 2013El principal problema para Benítez será ver como reaccionan algunos futbolistas que llevan tiempo acostumbrados a la comodidad que supone la línea de cinco defensas. Maggio, Zúñiga o Britos tendrán que adaptarse a un nuevo panorama, mientras que Paolo Cannavaro, uno de los fijos y estandartes en el esquema Mazzarri -además de capitán del equipo- ha tenido que ver como, de momento, Raúl Albiol se ha hecho con su puesto en el centro de la zaga. La portería con Reina y Rafael Cabral no parece un problema en absoluto, aunque ese cambio de esquema, los comportamientos de algunos futbolistas con respecto a ello, y tener que lidiar con la suplencia de un ídolo de la hinchada son el principal tema caliente en los primeros días de Benítez en Napoli.

De medio campo en adelante la percepción es distinta, de equipo grande. El doble pivote ha permitido a Inler volver a entrar en las alineaciones -el año pasado el hecho de deshacerlo para jugar con interiores benefició a Dzemaili-, y el ex Udinese está compartiendo zona ancha con su compatriota Valon Behrami. Una pareja equilibrada formada por un recuperador y un llegador con un toque de balón excelso. La nueva estructura cambia el rol de Hamsik, acercándole aún más al área. En el tramo final del año pasado le vimos de interior, con mucho peso en la elaboración, pero Benítez le está pidiendo que en ciertas fases se aísle de ello para que termine las jugadas. Cuatro goles en estos dos primeros partidos para el eslovaco parecen un argumento más que sólido.

La zona ofensiva tiene -además de Hamsik- infinidad de recursos, con Gonzalo Higuaín como principal referencia. El Napoli ha gastado menos dinero del que ha ingresado por su titular y está por ver si no solo no ha empeorado, si no sí no ha mejorado con la llegada del pipita. Las cifras, como siempre, dictarán sentencia, pero el del argentino es un fichaje de tronío. Para acompañar a la dupla ofensiva inamovible -Hamsik e Higuaín- cuatro buenas alternativas para dos puestos: Insigne, Pandev, Mertens y Callejón. Todos ellos con virtudes muy diferentes -regate, gol, trabajo en banda, imaginación entre líneas- para enfocar su participación según las necesidades. Las posibilidades de Benítez en ese sentido se multiplican, y veremos si además de en términos de cantidad, lo hace también de forma cualitativa, porque este año se le va a pedir que luche por tod0.

También te interesa: Serie A: Inter, Napoli y la constancia en una idea

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche