Histórico
6 septiembre 2013Francisco Ortí

España: La nueva vida de Soldado

La temporada pasada no fue agradable para Roberto Soldado. Vivió un año incómodo en Mestalla, sufrió un amargo desenlace en la Copa Confederaciones, en la que una lesión le impidió saltar al césped en la dolorosa final ante Brasil (España perdió por un contundente 3-0), y poco después se marchó de malos modos del Valencia, manteniendo una guerra dialéctica con el presidente Amadeo Salvo. Sin embargo, todo parece marcharle con el cambio de curso. Desapareció el gafe que le perseguía. Se mudó a Londres para fichar por un Tottenham donde es titular indiscutible, ha marcado dos goles en tres jornadas de la Premier League y, lo que es más importante, se ha asentado como delantero titular de la Selección española. Del Bosque confía en él como primera opción.

Su nueva vida comenzó cuando tocó fondo. Poco antes de que arrancara la Copa Confederaciones. Unas declaraciones suyas no sentaron demasiado bien entre la afición valencianista, que se armó en pie de guerra. “Si es real para mí es un halago que un club campeón como el Atlético de Madrid, que ha cambiado la dinámica con el entrenador, que es un grandísimo club…“, afirmó el delantero. Sus palabras fueron interpretadas por el sensible orgullo valencianista como un traición y no han dejado de producirse críticas con el delantero valenciano como foco de las mismas. Como guinda, se dejó querer también por la Premier League y la Bundesliga. Prensa y afición, volcadas en ese momento con la doctrina ‘Salvista’ se unieron en su contra. 

Soldado - TottenhamTampoco había sido una buena temporada para Soldado por culpa de los malos resultados firmados por el Valencia y, especialmente, por su bajo rendimiento individual en los momentos decisivos del año. Por primera vez en los últimos cursos, los valencianistas se quedaban fuera de los puestos de Champions League, fracasando así en el objetivo mínimo que se marca el club cada campaña. Además, Soldado no había respondido cuando más se le necesitaba. Hay pocas imágenes de Soldado en la noche de París en la que los ché quedaron eliminados de Champions, o de la eliminatoria de Copa que se perdió ante el Real Madrid. En esos encuentros apenas apareció. El Valencia le buscaba, pero no le encontró.

Sin embargo, en la mente de Soldado ya no queda espacio para remordimientos. Ahora mismo atraviesa una de esas rachas que le han caracterizado durante su carrera. Estados de gracia en los que enchufa goles a capazos. Y es que Roberto Soldado ha arrancado la temporada con el olfato goleador más afilado que nunca. Se ha adaptado perfectamente a su nueva vida en Inglaterra y no ha tardado en convertirse en el delantero referencia del Tottenham. Ya avisó de su capacidad goleadora en pretemporada, marcando varios goles para los Spurs, y ha confirmado esa tendencia cuando los encuentros se han convertido en oficiales. El Tottenham ha marcado dos goles en las tres primeras jornadas de Premier League. Los dos tantos llevan la firma del delantero español.

Ese estado de forma le ha consagrado como el delantero centro de la Selección, eliminando la figura del falso nueve que tanto llamó la atención durante la pasada Eurocopa 2012. Y es que Soldado ha sabido interpretar perfectamente su rol en los esquemas de Del Bosque y su aportación supera lo meramente estadístico de la faceta goleadora. Es esencial en la finalización de las acciones, pero también en la creación y decisivo en tareas defensivas. Soldado se asoció inteligentemente con sus compañeros, bajó a recibir y jugó siempre en corto. Desahogando el juego, ofreciendo alternativas, para después ganarse un puesto en el área y ejercer de definidor.

Además, con él en el campo España recupera más balones que nunca en las inmediaciones del área rival. Hasta que cayó lesionado, en la Copa Confederaciones de Brasil 2013, Soldado presionó la salida del balón de la defensa rival y provocó errores, permitiendo a la Selección iniciar los ataques más cerca de la portería de lo habitual. Con actuaciones como aquellas, Soldado inició su nueva vida. Consiguió que Del Bosque no buscara alternativas tácticas (falso nueve) o de nombres (Fernando Torres) y recuperara la figura del nueve. Su nueva vida le ha llevado a Londres, pero también a asumir el rol de delantero centro de España. Por delante de Villa, Fernando Torres o de alternativas como Michu o Diego Costa, Soldado es el favorito de Del Bosque. Contra Finlandia vivirá un nuevo examen. Uno de esos en los que el nueve es indispensable para abrir la lata. La nueva vida de Soldado se pone a prueba.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche