Histórico
20 septiembre 2013Jose David López

Carrasco: El malabarista belga del Mónaco

Carrasco - Monaco

Hace apenas una semana hemos recuperado para las grandes fases finales internacionales a una de las selecciones que más interés había suscitado en los últimos tiempos: Bélgica. Los ‘Diablos Rojos’ disfrutan de una camada que lleva muchos años siendo la esperanza del país y una de las grandes atracciones de la actualidad a nivel global. Un talento unido en un mismo momento y con cualidades de primerísimo nivel que absorben el mercado internacional tal y como hemos visto en los últimos tiempos, donde han sido ellos los que han protagonizado algunos de los traspasos más sonados (Hazard, Fellaini, Vertonghen, Alderweireld, Benteke, De Bruyne…) Y dentro de esas jóvenes promesas que ya dejan de serlo, tenemos a varios jugadores que han pasado por esta sección en el pasado. Menos mediático pero igualmente talentoso, esta semana analizamos al próximo belga que se unirá a esa exitosa generación de oro: Yannick Ferreira Carrasco.

Se trata de un jugador de ataque, que puede moverse por diferentes perfiles dentro de una línea que actúe por detrás de un referente ofensivo claro aunque donde más cómodo se encuentra es como extremo izquierdo. Es ante todo habilidoso con la pelota, con muchos recursos técnicos, desequilibrante, constante en sus intentos de desbordar y por todo ello, perfecto para asistir y generar espacios. Lanza muchas diagonales porque aunque juega habitualmente por la parte izquierda del ataque, es diestro, por lo que su salida natural para disparo es por el interior y eso le ofrece muchas alternativas. Es rápido en la frecuencia de piernas, lo que le hace ser rápido pese a no tener muchísima velocidad y maneja igualmente de manera eficiente la pierna izquierda, por lo que en carrera, es habitual verle buscando encarara a rivales o insertarse entre la defensa con una actitud descarada para buscar a los rivales. Perfecto para jugar al contragolpes con espacios por velocidad, buena lectura entre líneas porque cuando empezó a jugar era mediapunta y además, gran lanzador de faltas por colocación, ya que ha dejado muestras de ello. Tiene 20 años cumplidos la semana pasada y no olvidamos Bruno, que este belga ya es una de las grandes atracciones jóvenes del año en la Ligue 1 con este renovado Mónaco.

Carrasco - Monaco 2014Yannick Ferreira-Carrasco nació en Elsene, una ciudad modesto al sur de Bruselas, pero esos apellidos denotan su ascendencia española, por parte materna. Empezó jugando a los 6 años en clubes cercanos a su ciudad como los desconocidos Stade Everois, Diegem Sport y Anvers hasta que a los 15 años lo contrata el Genk. Ese cambio fue clave, porque el club de Limburgo no tenía forma de acercar hasta allí a sus padres, con lo que chico se marchó sin compañía, algo que según he leído en entrevistas actuales, fue un momento decisivo en su vida que le hizo entender que debía arriesgarlo todo para conseguir su reto. En estos años entra en categorías inferiores de la selección belga, donde ha jugado desde la Sub 15 hasta la Sub 21 y sus partidos internacionales, además de una clara progresión, amplía su cartel hasta el punto que llama la atención del Mónaco hace dos campañas.

Aún con 16 años, decide volver a separarse más aún de su madre (porque no mantiene contacto con su padre por problemas más serios) y arriesga un cambio de dinámica hacia el club monegasco. Cierto que motivaba ser de los primeros en el nuevo proyecto del millonario Dmitri Rybolovlev pero también que a esa edad, un salto drástico es peligroso para su crecimiento personal: “Estaba acostumbrado a vivir lejos de casa y el tren sólo pasa una vez”, comenta ahora Carrasco, que dejó encantandos a los ojeadores del club del Luis II en la primera prueba que le realizaron para asegurarse su fichaje. Y es que como cuenta Frédéric Barilaro, director del centro de formación del Monaco, “en su prueba ya se sentía que estábamos ante alguien diferente”, ya que “con sus amagos o asistencias, él dejaba a todo el mundo libre de marca y demostraba cualidades de cara a puerta”. Por todo ello, “lo contratamos de inmediato”, demostrando rápidamente su nivel al ganar la prestigiosa Copa Gambardella, el gran torneo juvenil del fútbol galo a nivel de clubes.

Su primer reto fue acostumbrarse “a un estilo de juego diferente, más duro”, puesto que su físico era más endeble, algo que no fue problema para que Claudio Ranieri le diera la oportunidad. Se lo llevó a pretemporada, marcó un golazo de falta en su debut y lo acabó convirtiendo en un habitual de sus alineaciones en la campaña pasada, la del ascenso, para el que Carrasco fue uno de los más destacados. Esta campaña es fijo en el extremo zurdo, es uno de los desequilibrios más atractivos del Mónaco y ya una de las atraciones del curso. Debe mejorar en la definición de cara a puerta para tener una mayor presencia goleadora, pero su madurez y progresión es positiva y existen grandes expectativas con un chico que llegará en breve a la absoluta de Bélgica. Un buen año, le podría llegar a dar plaza de Mundial 2014 y el primer paso para lograrlo acaba de llegar con su renovación hasta 2015. Presente, futuro y grandes perspectivas para el enésimo talento belga que quiere reclamar atención.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche