Histórico
28 agosto 2013Jose David López

PSV Eindhoven: Bakkali, habilidad traviesa

Bakka li - PSV 2013

“Hasta las amigas de café de mi madre, pueden ver el talento que tiene. Hay que estar en guardia con él para asegurarnos su presencia aquí”. Son palabras de Rini de Groot, scout del PSV Eindhoven, cuando la prensa europea le pone frente a un micrófono durante las últimas semanas con la intención de hablar y analizar al chico de moda en todo el continente. Él fue el primero de los grandes clubes, que lo arrastró y convenció para que eligiera el Phillips Stadium como trampolín para crecer, progresar y explotar, ese proceso mil veces visto en un campeonato como la Eredivisie, pero que no por habitual,  frena su dinámica o deja de sorprender. Porque seguirán surgiendo perlas y nuevas apuestas de futuro, pero la primera que apunta hacia el estrellato en este arranque de campaña es una apuesta segura: Zakaria Bakkali.

Se trata de un delantero de diversas aptitudes y alternativas ofensivas. Cierto que actúa como eje principal y jugador más adelantado en los actuales planes del equipo holandés, donde aprovecha su pegada, buena explosividad y arrancada para marcar diferencias en espacios reducidos o de necesaria rapidez de movimientos (hasta el punto que le ha arrebatado al más experimentado Tim Matavz esa plaza referencial). Pero también ofrece segundas alternativas al tener muchos movimientos ofensivos cayendo a banda, dejándose ver entre líneas para buscar desmarques en largo y, sobre todo, desbordando como si se tratara de un extremo, lo que origina constantes opciones de ataque, mucha imprevisibilidad y numerosas transiciones rápidas que acaban en asistencias entre líneas o en definiciones buscando la diagonal. Es diestro, muy habilidoso técnicamente, diminuto en físico (1,64 altura) y con el casi exclusivo sello de atrevimiento que tienen estos jugadores, aunque en su caso, aún más atractivo e interesante pues apenas tiene 17 años.

Bakkali nació en Lieja, una ciudad al este de Bélgica, pero como tantos y tantos jóvenes belgas, su origen familiar es marroquí. Empezó a jugar al fútbol a los 8 años en el modesto club de esa ciudad (actualmente en Vierde Klasse D, equivalente a Cuarta División) pero en apenas un año su diminuta figura ya llamó la atención del equipo grande y dominante de su zona, el Standard. Un club conocido precisamente en la última década por haber sido el que más y mejores jugadores de cantera ha sabido acomodar en el mercado europeo, por lo que parecía una decisión acertada teniendo en cuenta el potencial que empezaba a mostrar jugando ya como extremo. Esa habilidad en la posición que mejor muestra la calidad técnica y la velocidad de Bakkali, fue la que llamó la atención de Rini de Got, el scout del PSV que con apenas 12 años quedó sorprendido: “Le ofrecimos una oferta para categorías inferiores, apostamos fuerte por él y funcionó”, destaca hoy.

Ese salto le permitió madurar muy pronto en otro nivel, pues empezó a ser llamado para selecciones inferiores de Bélgica antes que ningún otro compañero. Jugó con trece años en la Sub 15, con catorce años en la Sub 16, con quince años en la Sub 17 y atención, solo con dieciséis años, en la selección Sub 21. Y jamás quedó retratado, sino que se convertía en el jugador que más premios acumulaba a nivel nacional y en torneos continentales (fue elegido MVP del Nike Manchester United Cup con apenas 15 años cuando jugaba con chicos dos años más mayores que él y recibió tanteos de United y City). En lo personal, Wiljan Vloet, responsable de la formación de jóvenes en el PSV en esos años, asegura hoy que “con Bakkali fue un proceso complicado pues era muy pequeño en edad, en trato y hasta en físico, por lo que intentamos que su familia estuviera mucho tiempo aquí con él y el padre logró arreglárselas para trasladarse aquí y evitar que estuviera en una casa de acogida”.

Con sumo cuidado, sin perder los nervios y buscando su protección, el PSV lo crio en su cantera hasta que Phillip Cocu y Ernst, actuales técnicos y conocedores perfectamente del proceso llevado con Bakkali (ambos trabajaron antes a nivel de cantera), le dieron la alternativa este curso. Suma apenas 5 partidos como profesional, pero su desborde, capacidad para romper defensores y la pegada demostrada ya con 5 goles, lo convierten en la gran atracción de este inicio de campaña y una de las perlas del año europeo (tiene contrato hasta 2015). Su salto pudo ser definitivo hace apenas unos días, cuando en mitad del impacto por su gran nivel, fue llamado a la selección belga absoluta. Una lesión le impidió debutar y, aunque parezca poco probable, la puerta a una opción para cambiar su decisión y elegir jugar con Marruecos, aún sería posible. Si mantiene su palabra y su nivel, PSV y Bélgica van a disfrutar mucho en los próximos años. Talento diminuto. Talento adolescente.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche