Histórico
19 agosto 2013Jose David López

Lyon: Grenier, el ‘7’ maravilla

Grenier - Lyon 2013-2014

Una vez jugué en el Gerland. Era Semana Santa y, por vez primera en mi aún corta vida, apenas 12-13 años, salía del país. No era únicamente placer, pues aquél interminable autobús con 20 horas de transporte, iba tan cargado de ilusiones-satisfacciones, como de ansiedad-tensión. El destino era Bron (sí, posteriormente conocí que allí había nacido y se había criado el mismísimo Karim Benzema), una barriada de las afueras de Lyon, donde cada año se disputaba un torneo de fútbol internacional para categorías inferiores. Hasta allí llegaban chicos de toda Europa, clubes de cualquier identidad y aficionados familiarizados con el escudo anónimo de sus camisetas. En nuestra expedición, formada por los jóvenes futbolistas más aventajados de la Castilla la Mancha, varios chicos de Talavera nos habíamos ganado cierta importancia en el equipo. Mi rol, como no podía ser otro, era actuar entre líneas, buscando filtraciones y transiciones de ruptura. Un enganche, un 10 (aunque yo jugaba con el 8) clásico. Pero en aquél autobús, nadie podía imaginarse que nuestra primera gran escenografía con la pelota, nos llevaría a disputar la finalísima.

El premio por haber dejado atrás a equipos alemanes, italianos y franceses (recuerdo haber ganado con sudores al Valenciennes y golear al St.Etienne), era vestirse de corto en un estadio de fútbol profesional. Por entonces, el club de la ciudad aún no era el intocable dictador galo que se cansaría de levantar títulos, pero en esos detalles, en la cobertura del torneo, en el romanticismo que nos trasmitía y en el rival que tuvimos delante (precisamente los chicos del cuadro lionés Sub 13), nació en mí un sentimiento de respeto eterno por el organigrama juvenil del OL. Sin sentirnos cómodos en ningún momento y generando pocas ocasiones, el partido nos transportó a pequeñas diferencias, pero bien recuerdo que el 7 fue el chico que mayor impacto me generó aquella tarde. Delgadito, muy fibroso y de gran capacidad técnica, el pequeño francesito se hizo dueño de la pelota. Sorprendido y dolido, aquél fue el primer momento donde noté que, incluso a esa edad, el talento ya marca diferencias. Ganamos aquella cita en el último tramo, en la prórroga, pero yo acabé felicitando a ese ‘7’ que me hizo descubrir la humildad tras la pelota. Hoy, el Gerland volvió a su papel terciario. Hoy Lyon volvió a ser una simple alternativa. Y hoy, en aquél mismo contexto, solo un ‘7’ devuelve la esperanza para el futuro a base de talento: Clément Grenier.

Grenier - Lyon 2013-2014Hace una semana, France Football repartió los premios a los jugadores determinantes de la pasada temporada en la Ligue 1. Y más allá de reconocer a goleadores, estrellas y técnicos, guardó su espacio para un premio especial, el del jugador “más consistente” a lo largo de todo el curso. Se trata de galardonar al jugador que tuvo una nota media más alta en el global de partidos de la campaña pasada conforme a las puntuaciones periodísticas y allí, superando a Remy Cabella y Zlatan Ibrahimovic, aparecía como líder la última perla de la cantera lionesa. Su número de la suerte siempre le acompaña. Se introdujo en la pelota a los siete años. Pasó siete temporadas en el modestísimo club de su pueblo, el Annonays, antes de ser atraído por el Lyon (a 40 km). En 2007, debutó en las categorías inferiores de la selección francesa. Peleó durante siete años en la cantera del OL hasta que logró dar el salto profesional. Y, desde luego, en su primera temporada como titular prácticamente asegurado, marcó siete goles. Fruto de ese desempeño, a finales de la campaña pasada debutó con la absoluta gala, saltando al césped en el minuto 77.

Dentro de la interminable lista de sensaciones amargas que se han trasladado al césped lionés en los últimos tiempos, donde la falta de regularidad y liderazgo, han destrozado el otrora proyecto más imponente del país, solo su crecimiento insufla identidad. Diestro, elegante, de caminar activo, de presencia constante y liderazgo talentoso. Porque la pide, porque retrasa su posición demostrando que él lleva la batuta, porque tiene la ambición personal de asumir el rol imperante en un proyecto alicaído que pretende impulsar. Llegador compulsivo a posiciones de remate, gran dominador del desplazamiento en largo, capacitado para responsabilidades organizativas aunque más cómodo gozando de cierta libertad y, sobre todo, creciente contacto con la pelota a balón parado. La pisa, la mueve, la conduce y le encuentra salida limpia. Una versión avanzada de los chicos de Remi Garde que, como buen instructor en su pasada etapa de director de la academia juvenil del OL, reconoció a principios de verano que su única exigencia con la plantilla que ya tenía, era no perder en sus planes a Grenier.

Cinco goles y cuatro asistencias en pretemporada, clave en las jugadas que colocaron al equipo en la última ronda previa de la Champions (ganaron anteriormente al Grasshopper con un gol y una asistencia suya en las acciones determinantes) y mismos dígitos complementarios en la primera jornada de la Ligue 1 (golearon al Niza en un show del ‘7’), ha obligado a modificar el planteamiento poco a poco. Llamado por varios clubes ingleses estas semanas, recordó que su etapa de crecimiento necesita seguir sumando minutos y liderazgo en ‘casa’, donde todos los que acabaron demostrando su nivel, salieron por la puerta grande en busca de oportunidades: “Sentí que era un proyecto que el OL y yo aún no hemos cerrado. Debo continuar aquí mi progresión”. Sinceridad, humildad y conciencia limpia para comprometerse a sufrir el más que posible atropello que la alicaída grada lionesa teme esta campaña. Ya no hay estrellas, ya no hay fichajes, ya no hay millones. Pero siempre habrá cantera, siempre habrá juventud, siempre habrá un ‘7’ en el Gerland…

También te interesan: Ligue 1: Top 5 de los mejores fichajes jóvenes 2013-2014

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche