Histórico
14 agosto 2013David De la Peña

España: Las cinco puertas hacia el futuro

España 2013

El pasado viernes, Vicente Del Bosque dio la lista de convocados para el amistoso que España disputará frente a la selección ecuatoriana, y el debate después de que se hiciera pública tocó varios frentes. Pesos pesados como Busquets, Xavi Hernández, Villa, Fernando Torres, Juan Mata, Piqué o Pedro no estaban entre los elegidos. Lógicamente, la carga de partidos de los internacionales y el carácter intrascendente del choque motivaron la mayoría de las ausencias, aunque quizá lo más relevante es que se han abierto varias puertas, y vamos a tener la oportunidad de ver a algunos futbolistas que están llamados a tener un peso importante en el futuro inmediato de la selección española. El reciente campeonato obtenido por la selección sub21 en Israel abre el camino de la absoluta a cinco piezas clave de aquel grupo.

Íñigo Martínez: Es evidente que la pareja Sergio Ramos – Piqué será la base defensiva de la selección española durante los próximos años, pero el ocaso de Carles Puyol obliga a introducir nuevos nombres a la rotación, e ïñigo Martínez es, sin duda, una apuesta esperanzadora. Pieza absolutamente fundamental en su club, no tendrá problema alguno en tener continuidad en los onces de Jagoba Arrasate para proseguir con su formación. Las características de Íñigo se ajustan a las necesidades de la posición. En primer lugar, su aportación con pelota le puede dar continuidad a la propuesta. Zurdo -Del Bosque no contaba con un futbolista capaz de jugar con naturalidad hacia el perfil izquierdo desde el centro de la defensa-, su fantástica salida de pelota permitirá al equipo asegurar balón y mantener minutos de posesión defensiva. Además, ofrece una alternativa profunda gracias a su buen desplazamiento. La agresividad defensiva de Íñigo, capacidad de anticipación, y facilidad para cubrir distancias largas a espaldas de la retaguardia, terminan de conformar un central que, de mantener esta línea, será alternativa segura para el centro de la zaga.

Koke: El crecimiento del centrocampista del Atlético de Madrid desde la llegada de Diego Pablo Simeone al banquillo colchonero está fuera de toda duda. Su comprensión del juego ha crecido considerablemente, y también su versatilidad, ya que el Cholo ha utilizado a Koke para diferentes funciones. Partiendo desde un costado, como interior en línea de tres centrocampistas, o incluso en el doble pivote, el gran dominio táctico del técnico argentino ha sido una bendición para el futbolista. Esa es la principal ventaja para Del Bosque, ya que en Koke podrá encontrar un futbolista para varios roles. Queda fuera de toda duda su implicación cuando el equipo ha perdido la pelota, y quizá se produzca alguna incógnita más en el hecho de ver si cuando la selección encadene secuencias de circulación a gran altura, la capacidad técnica del rojiblanco esté aún un punto por debajo, en cuanto a velocidad gestual, que el resto del equipo. Esto, por supuesto, no quiere decir que Koke no vaya aportar con otros recursos técnicos, gracias a su excelente golpeo -sobre todo a balón parado- y ante todo a su facilidad para comprender qué demanda la jugada. Un futbolista menos colorido que el resto de estrellas del equipo pero tremendamente efectivo y con un futuro esperanzador.

Isco 2013Thiago Alcántara: Uno de los nombres del verano, quién sabe si precisamente su sonado traspaso al Bayern Munich de Pep Guardiola haya sido el principal detonante de su convocatoria. De momento, lo que parece haber conseguido con su salida a la Bundesliga es tener atisbos de continuidad, algo que parecía más complicado en Barcelona, o al menos esa es la sensación que da después de haber oído hablar al de Sampedor de él una vez que Pep llegó a Munich. Es absolutamente insensato dudar de su capacidad técnica. Relación con la pelota de fuera de serie, por momentos desafiando la lógica del equilibrio y de la física de la redonda. En ese sentido, un Thiago capaz de conectar constantemente con la pelota, que esté “caliente” y que tenga protagonismo no tendría problemas en ser un futbolista con minutos en la selección española. Sin embargo, ese es el gran debe de Thiago. Su desconexión del juego, a veces irritante, le impide obtener más recepciones, y se echa en falta un mayor grado de actividad sin pelota para lucir mucho más. Además, la falta de tensión en algunas de sus acciones -controles, pases- suma demasiadas pérdidas en su registro final. Thiago es una incógnita con envoltorio de dulce exquisito, y por si acaso, y hasta qué sepamos qué hay dentro, Del Bosque ha decidido contar con él.

Isco: La joya de la generación sub 21 que obtuvo el campeonato de Israel es el relevo natural del inmenso talento que la absoluta tiene en ¾ de campo. Su fichaje por el Real Madrid puede generar cierto debate en cuanto a su evolución y continuidad en el once titular del equipo blanco, pero lo que ha ido enseñando Ancelotti durante la pretemporada mantiene las esperanzas intactas. Isco se ajusta perfectamente a los conceptos de circulación en campo rival de Vicente del Bosque, y además añade un registro absolutamente genuino de cara a puerta, que quizá le falta a los centrocampistas que han tenido mayor peso en la selección española como Iniesta, Silva o Xavi. Parece evidente que con Isco es con quien menos dudas hay con respecto a su asentamiento definitivo en el once de la selección absoluta, aunque, por supuesto, deberá pasar con nota la exigente prueba que supone jugar en el Real Madrid.

Tello: Probablemente, de todos los sub 21 que han entrado en la convocatoria para el partido frente a Ecuador, la llamada de Tello ha sido la que más revuelo ha causado. En primer lugar, por el hecho de que en el Barça hay al menos tres futbolistas de primer nivel -Neymar, Pedro y Alexis- que parten por delante de él, y en segundo por el propio rendimiento de Tello en la máxima exigencias, que aún está por demostrar. Sin embargo, Del Bosque mantiene la idea fija de configurar la plantilla con algunos puntos clave de equilibrio, y desde luego Tello -a pesar de tener características muy diferentes en algunos aspectos de su juego- es un buen sustituto para la función de Jesús Navas. La electricidad de un futbolista exterior, que cambie de ritmo tras recibir y que haga profundo el ataque por fuera es un elemento que Del Bosque considera imprescindible para cambiar el signo de ciertos partidos. Probablemente esta haya sido la principal razón de contar con Tello para estas probaturas, y lo cierto es que definiendo la su aportación a situaciones muy concretas, es más que probable que pueda acabar sumando al colectivo.

También te interesa: Ecuador: Esmeraldas, el biotipo del éxito

Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche