Histórico
6 agosto 2013Jose David López

Bundesliga: Los 5 mejores fichajes jóvenes

La Bundesliga se ha convertido en la última década en el campeonato más creciente del mundo por méritos propios. En la búsqueda de mejoras constantes para asegurar su futuro y el cariño de sus pasionales aficionados, una de las luchas a perseguir fue la coordinación ideal de sus categorías inferiores y la saludable energía de sus academias nacionales. Su organigrama deportivo global, exigía un porcentaje de cada presupuesto anual a mantener intactas las ayudas hacia el que es considerado el rico futuro del fútbol nacional, de manera que ningún club aisle sus pretensiones juveniles y asegurar así la constante proliferación de promesas entre sus clubes. Y producto de todo ello, los resultados fueron llegando, el estilo de jugador criado en el adn germano ha ido cambiando hasta el punto que hoy, Alemania, maneja algunos de los mejores proyectos de futuro de todo el planeta en talento, técnica individual, clarividencia o asociación. Factores crecientes y defendidos que este año volverán a aparecer en sus escenarios. Sea o no producto nacional 100%, la juventud está al alza en la Bundesliga y hemos querido analizar los mejores fichajes de futuro que se han realizado este verano. Un Top 5 muy interesante.

León Goretzka (De Bochum a Schalke): Muchas promesas, pocos rendimientos. La realidad de los jugadores jóvenes que asomaron a Gelnsenkirchen en los últimos años, es desoladora principalmente por la falta de identidad y orden en el grupo. Ante eso deberá luchar el último de sus experimentos, un mediocentro (aunque a veces juega como interior o volante por cualquier banda) de apenas 18 años que tras romper cualquier previsión el pasado curso en el modesto Bochum (su ciudad), se convirtió en jugador clave y desechó ofertas de primerísimo nivel mundial para agarrar al Schalke del futuro por donde más lo necesita. Su adiós no fue fácil, porque su club pidió más dinero, acabaron acudiendo a tribunales con demandas y su presión le abrió la puerta por 4 millones. No debería llevar el peso organizativo porque se desenvuelve mejor con más libertad y recorrido, pero ayudando muchísimo en labores defensivas, tácticas y de despliegue físico. Buena lectura en jugadas a balón parado, siendo buen rematador de cabeza y un gran golpeo de media distancia. Sub 19 alemán (tras varias categorías siendo clave) y referencia absoluta de futuro nacional.

Hakan Calhanoglu (De Karlsruher a Hamburgo): La nueva hornada generacional del fútbol alemán se ha especializado en reconstruir el adn prototípico que emanó durante décadas pero en talento, ha perdido a algunos jugadores clave, allí aparece este ‘nuevo otomano’. Su potencial creció en el Karlsruher, donde se crio y donde ha sido la gran aparición del curso en condición de cedido en la Bundesliga 2, tras marcar 15 goles. Antes de su año clave, el Hamburgo había visto su potencial y lo contrató por nada menos que 2.5 millones hace un año. Viene de hacer un buen Mundial Sub 20 (tras haber pasado por todas las categorías previas) y este curso quiere concretarse como una de las nuevas promesas del necesitado cuadro hanseático, donde espera aportar sus cualidades entre líneas. Creativo, inteligente, clarividente, con constante movilidad, con buen disparo en su pierna derecha (especialista en balón parado), enorme asistente y con un carácter de líder que debe refrendar en un proyecto sin dueño, sin ideas y sin un líder claro que puede salir de su mente privilegiada.

Levin Öztunali (De Hamburgo a Bayer Leverkusen): Que el nieto del mítico goleador Uwe Seeler esté meditando jugar con Alemania o con Turquía, duele a más de uno en suelo teutón pero, a pesar de darse a conocer por esta polémica, su calidad pronto desenmascarará la realidad. Centrocampista de solo 17 años, que ya ha jugado con la Sub 15 y Sub 17 alemanas, pertenecía al Hamburgo Sub 19 hace un par de años debido a su calidad técnica y que tiene una capacidad organizativa importantísima para generar juego. Clarividente, de buen desplazamiento en largo, mucho recorrido, gran colocación y perfectamente equilibrado a nivel táctico, lo que le permite jugar como único mediocentro o incluso en labores más defensivas (con Alemania Sub 17 ha jugado muchas veces como pivote más defensivo). Grandes aptitudes y un futuro tan esperanzador como lleno de obstáculos extradeportivos que marcarán su futuro. El presente es verlo por vez primera en este Bayer Leverkusen que ha fichado tan bien este mercado (llega libre, por lo que su rentabilidad es máxima), apuntando a promesas y mirando con perspectiva. Oztunali será turco o alemán, pero ante todo, es una perla que saber explotar.

Josip Drmic (De Zurich a Nurnberg): La Superliga Suiza se convirtió desde hace ya más de una década, en un perfecto semillero para jugadores jóvenes que actuaran con la única perspectiva de trampolín hacia un reto mayor. Esa meta a corto plazo siempre es la Bundesliga, donde todas las grandes perlas que surgen en el vecino suizo, llegan a su campeonato. La última de ellas es, a su vez, una de las grandes promesas del fútbol helvético. Drmic es un delantero de solo 20 años, que destacó sobre todo el pasado año en el Zurich, donde pasó toda su vida de formación y explosión, marcando 11 goles y generando siete asistencias, lo que muestra su capacidad ofensiva y clarividente a la hora de concretar ataques. Diestro, de gran zancada, buena velocidad y una interesante conducción, aunque sobre todo, con la colocación ideal de área para ser considerado uno delos mejores proyectos goleadores del futuro en su país. 3 millones de euros (una gran inversión para su nuevo equipo), amplían la expectativa de encontrar una de las mejores perlas del curso en sus cualidades ofensivas.

Marco Rojas (De Melbourne a Stuttgart): No es nada habitual que un jugador de la A-League (campeonato australiano), tenga suficientes alicientes y sea tan recomendable como para que su salto llegue hasta Europa y a un equipo de cierto potencial-fama. Pero el caso del llamado ‘Messi Kiwi’, ha demostrado que todo es posible si el nivel es el adecuado y este neozeolandés de reducidas dimensiones (apenas mide 1.68), se convirtió en la estrella del fútbol aussie en los últimos años y su premio es alcanzar la meta de la Bundesliga. Con solo 21 años, este centrocampista de velocidad, regate, desborde y buenas lecturas asociativas, evidencia que su origen chileno va bien unido a sus cualidades técnicas, habiendo sido considerado Mejor Jugador y Mejor Joven del torneo australiano este pasado curso. 15 goles y 8 asistencias lo colocaron como el proyecto del futuro, puesto que aunque ya es internacional absoluto, su margen de mejora y progresión está aún por alcanzar. Un fichaje libre, sin costes y rentable a todos ojos para reactivar el ataque de un ‘gigante’ venido a menos.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche