Histórico
13 agosto 2013Fran Alameda

Barcelona: Así es el central necesitado (II)

Mangala -Porto

De la necesidad de fichar, surge la opción de elegir. Y este último verbo se conjuga con unos pocos nombres para la opción de central del Barça. Recordemos: un central de élite que entienda el balón a menudo como fin, la acción defensiva lejos de su área, pueda mostrar su talento de manera constante y, principalmente, entienda qué es el Barça. Esto no garantiza el éxito, pero no cumplir alguna de estas cualidades puede augurar un desembolso inútil. Así, analizamos algunas de las opciones que han surgido o que se podrían adaptar al puesto.

- Mangala: Porto. 22 años. Quizá, el mejor de los fichajes. Porque no desajusta a nivel posicional, porque anticipa y porque eleva el nivel colectivo en las jugadas a balón parado de ambas áreas. Su fichaje supone una inversión muy elevada y, económicamente, parece inviable, toda vez acometido el fichaje de Neymar. El central francés es un portento físico, ha crecido notablemente a nivel posicional y es contundente en cada acción. Quizá su continuidad y su calidad con el balón sean sus aspectos a mejorar, pero el margen de mejora y su altísimo nivel actualmente le posicionan como uno de los ideales atendiendo al perfil necesario. Ha sabido mezclar lo mejor de su físico con las habituales deficiencias de este tipo de jugadores de origen africano para no caer en los errores típicos. Central del futuro. Precio según Transfermarkt: 15 millones de euros.

- Subotic: En la opinión de quien escribe, la segunda mejor opción. Borussia Dortmund. 24 años. Su equipo no le permite la salida, aunque desgranado supone un central de enormes garantías. De apariencia poco Barça, Subotic ha entendido el poso y la idea de Klopp con el balón. El central expeditivo y rudo en la salida se ha convertido en un central contundente, pero aseado. No con la calidad técnica de su compañero Hummels, pero con una regularidad que lo convierte en una opción interesantísima. Buen tackle, bien al corte y capacidad para defender el 1×1. Sus movimientos lateralizados han mejorado notablemente. Evolución total. Precio según Transfermarkt: 20 millones de euros.

Agger - Liverpool 2013- David Luiz: Chelsea. 26 años. El más volador, el más vistoso. De él se han dicho maravillas y horrores como futbolista. Inconsistentemente brillante y dolorosamente bello. El brasileño es la constante duda. Defensivamente puede ser sobresaliente, aunque de manera habitual se mueve entre el notable bajo, pese a sus condiciones. David Luiz es la respuesta a lo que dicta su mente, que no es precisamente fuerte a la hora de afrontar una alta cantidad de partidos. Con balón, excelso, tanto como para ser mediocentro o interior (no en el Barça, quizá). Técnico en el pase corto y preciso en el pase largo. Pero no lee y no entiende de riesgos en la jugada. Apuesta arriesgada. Con toda probabilidad: vencer o morir. Precio según Transfermarkt: 29 millones de euros.

- Daniel Agger: 28 años. Liverpool. Opción contemplada por ser especialista en la franja izquierda de la zaga. Central correcto, solvente en velocidad y salida de balón, disparo e interesante para afrontar balón parado en ataque. En su contra, central disperso, débil a nivel posicional y no excelente en el oficio del central, defender. Tampoco parece el ideal a nivel mental para equilibrar los posibles picos de nivel de Piqué o Mascherano y de forma de Puyol. La opción más barata, pero de menos nivel. Agger es lo que es, un central zurdo, con algunas cualidades interesantes. Con 22 años sería una gran opción por el margen de mejora. Precio según Transfermarkt: 18 millones de euros.

La opción de Bartra o Bagnack, es decir, de la cantera persiste, pero son frutos verdes, aún lejos del tiempo de maduración. Y el Barça tiene poco tiempo y mucha presión para encontrar al central ideal. Ellos, los que llegan, deben ir sumando minutos, pero no adquirir una responsabilidad urgente en un contexto semidesconocido en cuanto a nivel de exigencia. El central del Barça requiere demasiados matices para no reflexionar sobre un desembolso en el puesto. A estas alturas de mercado, no existe el central ideal. Solo cabe elegir: nivel y riesgo o desembolso y apuesta (más o menos) segura. Y algo así decía sobre la vida Samuel Smiles.

También te interesa: Barcelona: Así es el central necesitado (I)

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche