Histórico
5 julio 2013El Enganche

Sporting: Bruma, la velocidad de O Rei Leon

Por Andrés Cabrera (@Andres_inter):

Once reinos. Una corona. Viajamos hasta el José Alvalade de Lisboa. Allí, diez posiciones rinden pleitesía al trono, ubicado en el puesto de extremo derecho, lugar donde moraron grandes reyes. Monarcas antiguos -previos a la existencia del Alvalade XXI- que desplegaron sus años de esplendor en el viejo estadio del Sporting Portugal. Jugadores como Luis Figo (entre 1989 y 1995), Simão Sabrosa (sucedió a Figo hasta 1999) y, sobre todo, en 2002, el inquilino con autoridad en la posición más destacada, Cristiano Ronaldo. Era el heredero, reinado efímero del monarca más prometedor. A CR le sucedió un rey nacido en una antigua colonia lusa, Nani, el pueblo leonino volvía a sonreír (en 2007, el jugador de Cabo Verde partió a tierras inglesas, al igual que su predecesor, con destino Manchester). Tras años oscuros, el reino ve la luz al final del túnel que da esperanzas a un pueblo sin fe. Este lucero se hace llamar Bruma y ya se ha coronado como rey en la posición donde tantas estrellas han brillado.

La mala gestión de los recursos para la temporada 2012/2013 supuso la decadencia del Sporting, viéndose en batallas que no eran las suyas, como la lucha por evitar el descenso. Jesualdo Ferreira, uno de los cuatro entrenadores que ha tenido el conjunto lisboeta esta campaña, decidió apostar por el extremo derecho en el mes de febrero. A partir de entonces, y pese al cambio de entrenador, Bruma se hizo con un puesto en el once y ha vuelto a ilusionar a una afición que ha sufrido mucho este año, viendo como sus dos grandes rivales, Benfica y Oporto, estaban a años luz. Todos tienen estrellas, todos tienen promesas y todos, seguramente, seguirán compitiendo en la élite. Pero ninguno de ellos tiene al mejor jugador joven del país. Otra vez, la gloria juvenil es del Alvalade.

Armindo Tué Na Bangna –más conocido como Bruma- nació en Guinea-Bissau en 1994. El país era una antigua colonia lusa situada en el extremo occidental de África y fue la primera colonia portuguesa en conseguir la independencia en 1973, pero pese a ello, el nexo entre ambos países es aún patente. A la pronta edad de trece años Bruma era fichado por el Sporting de Portugal, y recordaba otros casos como los de Eusébio o Nani, de las colonias lusas a la gloria en Lisboa.

La eclosión tan pronta de Bruma no ha supuesto en su totalidad alegrías para el equipo verdiblanco. La falta de previsión de la anterior junta directiva, con Lopes a la cabeza, supuso la no renovación, a su debido tiempo, de la joven promesa. A fecha de hoy, las posturas entre el nuevo presidente, Bruno Carvalho, y el jugador están cercanas (el anterior representante, Pini Zahavi, no guardaba buena relación con el presidente de la entidad y esto dificultó las cosas). Las negociaciones no han sido fáciles, aunque tras el cambio de representante de Bruma, las partes están muy próximas. Pese a las discrepancias, el jugador de tan solo 18 años, está predispuesto a renovar con el Sporting y ya ha declarado que le gustaría ser campeón con los lisboetas, hazaña que se antoja complicada con los tiempos que corren. Una realidad más nítida es el reinado del joven regente una temporada más. La progresión de este jugador es una incertidumbre, pese a la buena materia prima, pero él ya se pone un listón: “Me gustaría llegar al nivel de Ronaldo o Nani”.  Son dos escalafones bien distintos, aunque su modelo a seguir está definido y ese es el de la corona sportinguista

Bruma, ya contrastado en el Alvalade, es una de las sensaciones del Mundial Sub-20 que se está disputando en estas fechas en Turquía. Mediante el mismo está consiguiendo que se hable de él y de su reinado. La capacidad goleadora de Armindo recuerda en ocasiones a Cristiano Ronaldo, con sus llegadas constantes al área. La velocidad y el desborde como bandera son cualidades de Bruma, aunque le falta adquirir físico para comenzar a parecerse a la actual estrella del Real Madrid. El descaro partiendo de banda, y la posibilidad de jugar a pierna cambiada, para hacer daño entrando desde el medio, son algunos de sus atributos. Bruma es una gacela, un extremo de los que ya quedan pocos.

Pese a la pronta eliminación de Portugal de la cita mundialista, Bruma vuelve a su reino en Lisboa habiendo mirado a la cara a los monarcas europeos y espetándoles que el trono sportinguista tiene nuevo regente. Son muchos los reinos que quieren que Bruma extienda sus miras a tierras más lejanas y lujuriosas, pero los años de reinado en el Alvalade no han terminado, el monarca quiere dispensar alegrías al pueblo que le acogió. Bruma, O Rei león.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche