Histórico
3 julio 2013El Enganche

Newell’s: ‘Tata’ Martino, el riesgo convertido en diversión

Por Gabriel Casimiro (periodista especializado en fútbol sudamericano)

Hay maneras de ganar y también de campeonar. Y si bien no existe una regla escrita para ello, el camino más cercano para conquistar ambas cosas es jugando bien. No es para nada un secreto. El mayor porcentaje al éxito se logra con trabajo, y aplicando en la práctica lo planificado. Como lo hizo el ‘Tata’ Martino, quien desde que arribó a Rosario acostumbró a su equipo a un estilo de juego. Y lo logró plasmar de principio a fin. Por eso, Newell’s Old Boys salió campeón del fútbol argentino tras 9 años. Porque fue un equipo que mantuvo el equilibrio, y fue agradable para la vista del espectador. Y también tuvo piezas claves, como Maxi Rodriguez y Gabriel Heinze, quienes aportaron la necesaria cuota de experiencia y liderazgo.

Pero, sobre todo, un elenco que marcó la diferencia de mitad de cancha hacia adelante. Bernardi con Cruzado se encargaron de administrar las ideas, y hacer del pase profundo un valor sublime a su juego. Y arriba, Tonso al lado de Scocco le agregaron eficacia, un mérito tan difícil de sostener. Todo eso durante 19 fechas. Pareciera menos sencillo de lo que parece , pero es todo lo contrario si hablamos que hace un año la ‘lepra’ peleaba el descenso. Aunque todo eso se acabó con la llegada del ‘Tata’. Un tipo que debe sentirse a esta altura un logrado. Pudo aplicar como entrenador, lo que se le vio como jugador: un juego creativo y buen manejo de balón. Así hizo disfrutar él. Así hizo disfrutar a Rosario.

Eso generó el estratega rosarino. Demostró que en el fútbol argentino, abrumado por las voces que la señalan con una crisis futbolística, se puede desplegar un juego vistoso y atractivo. Las cifras de esta temporada son categóricas. En casa apenas perdió una vez. De ahí ganó todo. Triunfó en 12 partidos y con 40 goles fue el equipo más contundente. Números que avalan la campaña del ‘Tata’, quien hace poco en una entrevista dijo: “Tomé la decisión de venir a Newell’s porque si debíamos descender, quería estar dentro”. Asumió el riesgo, que él mismo convirtió en un gusto.

La mitad de Rosario no ha parado de celebrar (más allá de la derrota en la Super-Final ante Velez de hace unos días que hubiera redondeado su año nacionalmente perfecto). Aún falta la Copa Libertadores, donde la ‘lepra’ es semifinalista. Ganar ese trofeo significaría enmarcar una temporada de ensueño. Sin embargo, todo parece no ser de maravilla. Martino ha dicho que así gane la Copa, se irá porque la mala organización del fútbol argentino le impide continuar su proceso. En España ya lo tientan. Mientras la directiva rojinegra hace esfuerzos denodados para quebrar dicha decisión, aunque todo parece irreversible.

El ‘Tata’ está a punto de cerrar un nuevo ciclo. Uno que dejará cola, y que tendrá consecuencias favorables para el próximo que se siente en el banquillo. Siempre dicen que en el fútbol los jugadores son los que resuelven, y por ende son los protagonistas. Además de que e DT no juega. Pero con Newell’s sería ser muy mezquino si no se le da un mérito grande a lo que hizo Martino. De los pocos que le podrá contar a sus nietos de que con el equipo del que es hincha, tocó la gloria como jugador y como técnico. Nada mejor que eso. Nada mejor que buscar su primera Libertadores.

También te interesa: Libertadores: Scocci, la gloria de Newells

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche