Histórico
1 julio 2013Jose David López

Mundial Sub 20: España y las dieciséis mejores

El formato del Mundial Sub 20 de Turquía ha vuelto a dejar debates globales sobre el sistema de clasificación. Y es que a diferencia de lo habitual en este tipo de torneos y fases finales, cada uno de los seis grupos ofrece la opción de avanzar a la siguiente ronda a cuatro de los seis mejores terceros (más allá de los habituales dos primeros de cada grupo). Es decir, que entre los dieciséis mejores del mundo, se han metido selecciones que apenas han sumado una victoria (pese a acumular dos derrotas más). Un premio quizás excesivo que alimenta la duda sobre este formato y que personalmente, agiganta la sensación de irregularidad y déficit de talento en muchas fases de lo que ya hemos vivido. Necesitado de un arreón especial en sus dos últimas semanas de competición, así arrancan los octavos de final.

España-México: La única selección capaz de vencer los tres partidos disputados hasta el momento pese a haber buscado incluso varias rotaciones en el último de ellos, ha sido el grupo de Julen Lopetegui. Un Jesé imparable en el aspecto goleador, los desequilibrios de Deulofeu, los detalles técnicos de Suso y un mecanismo global acertado para explotar estas bazas de ataque en velocidad, han mostrado una cara más agresiva de lo acostumbrado por las categorías inferiores españolas. Otro estilo que se cruza con uno de los previamente favoritos que, pese a todo, ha sufrido lo indecible para seguir adelante. México llegó como alternativa al máximo trofeo con cuatro chicos de la generación que campeonó en el Sub 17, pero sin cumplir las expectativas. Espericueta y su organización medular (más allá del peligro que suscita a balón parado), ha sido de lo poco destacable en un Tri que goleó in extremis en la última jornada para seguir adelante. Pese a todo, es un colectivo peligrosísimo y un cruce habitual de fases más adelantadas.

Francia-Turquía: Seguramente asume su papel de selección potente, capacitada para sacar resultados en cualquier momento y apta para esclarecer panoramas turbios si fuera necesario, pero la actitud pasiva en muchos momentos de la selección gala, genera sensaciones contradictorias. Lejos de mostrar su cara más punzante, especuló, venció sin grandes alardes y aprovechó su mejor baza, el físico imponente de su medular y delantera, para acceder a la siguiente fase sin desgastarse en exceso. Esperamos a Pogba, Kondogbia, Thauvin o Sanogo, que apenas dejaron sensación positiva todavía. Enfrente los anfitriones, Turquía, claramente de más a menos y con muchos problemas en definición. La aparición salvadora del incipiente Calhanoglu en el último partido (donde marcó gol y ofreció la asistencia salvadora en el tiempo límite), salvó a un equipo con mucha llegada (Ucan, Sahin, Frei), pero sin pegada en sus artilleros, aun sin estrenarse. Uno de los duelos más atractivos.

Portugal-Ghana: La otra sensación de la primera fase habla luso, pero sobre todo, debido a la pegada ofensiva de su delantero, un Bruma (de solo 18 años) ya catalogado como el nuevo killer del futuro nacional. Potencia, velocidad y definición acertada para el máximo goleador del torneo pese a no ser hombre de área, que empuja junto al punta Aladjey y Esgaio a la nueva generación lusa. Su rival será una Ghana que apenas pudo vencer un partido y que basa gran parte de su potencial en el físico, en sus constantes ayudas en repliegue y en la búsqueda constante de salidas al contragolpe debido al buen hacer de Assifuah o Acheampong, que con espacios pueden ser mortales. La sensación contra la decepción de la primera fase, aunque ambas vivas y capacitadas para seguir adelante.

Croacia-Chile: Una de las grandes revelaciones del torneo ante una de las ‘tapadas’, aseguran una eliminatoria equilibradísima a la que ambos llegan en diferentes escalas. Los balcánicos, con muchísima convicción, determinación medular y multiplicando como nunca sus cualidades defensivas, abogan por ritmo lento y mucho físico en sus hombres más adelantados. Livaja y Rebic son sus bazas en centímetros y potencia. Chile no ha terminado de encontrar su cara más agradable y en diversas pérdidas de concentración, cayeron en su último partido de manera inexplicable, cediendo un cruce más accesible en esta ocasión. La pegada de Castillo, detalles de Rabello y los detalles de Maturana, lo más destacable pero lejos de lo que pueden dar en este torneo. Necesitan de sus mejores individualidades y muchas aún ni aparecieron.

Los restantes duelos de octavos de final que empiezan a disputarse desde este martes-miércoles, son Grecia-Uzbekistán (gran cara de los helenos muy competitivos y sin perder), Nigeria-Uruguay (dos de los que aún no mostraron grandes virtudes), Colombia-Corea (favoritismo cafetero con la mejora de los últimos duelos) e Iraq-Paraguay (la gran sorpresa de esta fase contra los correosos guaranís aún sin haber sido derrotados).

También te interesa: Mundial Sub 20: El escaparate perfecto para Jesé Rodríguez

TODO SOBRE EL MUNDIAL SUB’20 2013

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche