Histórico
20 julio 2013Ariel Judas

MLS: New York City FC – Big Apple celeste

20 era el número mágico. Desde la entrada en 2012 de Impact Montréal el ambiente de la Major League Soccer se especuló una y otra vez con el nombre de su vigésima franquicia. Más con el nombre que con su ubicación, porque era un secreto a voces que el próximo equipo se instalaría en New York. Dejando de lado el eterno y justificado reclamo de los aficionados del sur de Florida, y de ciudades como Atlanta y St. Louis, el comisionado Don Garber siempre mostró abiertamente su interés por abrir la puerta a un segundo club en el área triestatal.

Esta semana la MLS hizo oficial el rumor que circulaba de manera insistente. Manchester City y New York Yankees se asociaron para dar creación al conjunto #20 de la máxima categoría del fútbol de Estados Unidos y Canadá: New York City FC. El principal gestor de este logro es Ferran Soriano -CEO del club inglés-, quien desde hace tiempo busca que un grande del fútbol europeo se establezca en el soccer. 

En 2008 Soriano era vicepresidente del Barcelona. El equipo catalán fue el primer peso pesado de la UEFA que intentó de manera más o menos consistente abrir una franquicia en Estados Unidos. La sede elegida fue Miami, y el socio que encontró el club catalán para operar su sucursal norteamericana fue el empresario boliviano Marcelo Claure. La crisis económica global de 2010 y el tormentoso fin de ciclo de Joan Laporta como presidente del FCB decretaron la muerte natural de esta idea. Pero el proyecto siguió latente en la agenda de Soriano, que desde septiembre de 2012 atiende en las oficinas del Etihad Stadium. 

En un mundo ideal el #20 hubiera quedado en manos del Cosmosla galáctica franquicia neoyorquina que dominó la primera versión de la NASL en los setenta. El Cosmos revivió hace un par de años, para ser primero una academia de formación, y entrar en competición esta temporada dentro de la nueva versión de North American Soccer League, catalogada hoy -pese a que no existen ascensos y descensos- como una especie de segunda división dentro del fútbol de Estados Unidos. Pese al apoyo del hincha nostálgico las opciones reales de que el ex cuadro de Pelé entrara a la MLS se fueron reduciendo dramáticamente con el correr de los meses.

Los propietarios actuales de Cosmos jamás consiguieron el capital o el socio que les permitiera pagar el valor llave del #20, fijado en 100 millones de dólares por la liga. Un estadio en uno de los cinco barrios de New York (probablemente Queens) y la posibilidad de residir en el mercado deportivo más competitivo del planeta cotizaron altísimo en la cartera de la Major League Soccer. Un precio hecho a medida del jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, quien desde Emiratos Árabes Unidos desafía al poder establecido en el juego más popular del mundo.

Como señala el periodista Grant Wahl en una de sus más recientes columnas, el desembarco del Manchester City en sociedad con los Yankees es la noticia más relevante para la liga desde la llegada de David Beckham en 2007. El equipo celeste cuenta con una capacidad económica incuestionable en este momento. Y con el know-how del manejo de un club top en una de las mejores competiciones del planeta: la Premier League inglesa. New York Yankees cumple el papel de socio minoritario. Aportará conocimiento del mercado deportivo en un sitio enormemente competitivo como New York, los contactos político-administrativos a nivel local que siempre son necesarios, una cadena de TV que puede convertirse en socio estratégico de la nueva franquicia y un estadio que puede ser la casa del NYCFC entre 2015 y 2017, fecha en la que un flamante SSS debería estar operativo.

El City neoyorquino entrará en competición en la temporada 2015. Horas después del anuncio de su creación el equipo presentó a su primer empleado: Claudio Reyna. El ex futbolista estadounidense (con una prolongada carrera en Europa) trabajó hasta esta semana como director técnico de las selecciones juveniles de su país, y a partir de ahora será el director de operaciones de la nueva franquicia de la MLS.

Tanto Reyna como Soriano admitieron que el equipo hará uso de las 3 plazas para jugadores designados permitidos por la liga, y algunos nombres auténticamente estelares comenzaron a entrar en las especulaciones de la prensa local e internacional. También los ejecutivos del club comentaron que el New York City podría funcionar como banco de pruebas para posibles contrataciones de la matriz inglesa. Pero -por sobre todas las cosas- el objetivo principal será el de formar un plantel de calidad, compuesto mayoritariamente por jugadores latinoamericanos y del ámbito local. 

El anuncio de la llegada del NYCFC a la Major League Soccer implica -en primer lugar- la entrada del torneo a la mayoría de edad. Casi todas las grandes competiciones del planeta cuentan con 20 equipos participantes. La temporada 2015 traerá el equilibrio numérico entre el Este y el Oeste, que en más de una ocasión fue motivo de problemas o discusión en el seno del campeonato.

En el plano local, el soccer del area triestatal se equipara en cantidad de representantes con el resto de las grandes ligas. New York cuenta con dos equipos en la NBA (Knicks y Nets), dos franquicias de MLB (Mets y Yankees), dos en la NFL (Jets y Giants) y tres en la NHL (Islanders, Rangers, y Devils -que residen en Newark, NJ, a quince minutos en metro desde el centro de Manhattan-). Ahora (técnicamente en 2015) la Major League Soccer sumará al City para que compita con New York Red Bulls, el estandarte de la liga en la región desde 1995, cuando el club se llamaba MetroStars.

Ninguna ciudad MLS cuenta con más de un equipo, excepto Los Angeles. Salvo en contadas temporadas la rivalidad entre Galaxy y Chivas USA no fue relevante y provechosa para la liga. La suerte para ambos conjuntos fue muy dispar en los últimos años. Al punto que Chivas de Guadalajara analiza seriamente abandonar su experimento al otro lado de la frontera y devolver la franquicia a la liga, que la relocalizaría en alguna de las varias ciudades que desde hace tiempo pujan por un cupo.

Pese a la mala experiencia en California, el comisionado Garber cree que la rivalidad local puede funcionar bien en New York. Red Bulls hasta ahora fue un equipo sustentable, pese a la falta de títulos y a la baja en la presencia de público en su estadio. ¿Qué puede pasar con los Toros cuando el City desembarque al otro lado del río Hudson? El club no respondió con entusiasmo a la llegada de su competencia. ¿Estará NYRB a la altura del nuevo reto? ¿Hay recambio estelar para la plaza que probablemente en 2015 deje libre Thierry Henry? ¿Puede el Yankee Stadium (en el Bronx, dentro de la ciudad de New York) pesar más que el Red Bull Arena (en Harrison, NJ) en la decisión del hincha?

Pero la llegada del nuevo equipo no solamente podría traer malas noticias para Red Bulls. El club es uno de los fundadores de la liga. El hecho de que #20 no se llame Cosmos ayudará a que la nostalgia no actúe en contra del cuadro establecido desde hace años, algo que se temía. La asociación del City con New York Yankees también puede terminar siendo un empujón moral para NYRB. Los Bombers son uno de los equipos más populares en el deporte norteamericano. Por ende, también son odiados por muchos aficionados dentro y fuera de la ciudad. Cualquier equipo asociado a NYY pasa a ser de manera automática objeto de críticas y resentimiento de parte de muchos sectores del deporte de este país. Queda en manos de los encargados de marketing de la bebida energética austríaca aprovechar la oportunidad de librar de ese sentimiento negativo hacia uno de los propietarios del New York City local.

¿Se termina la expansión de la MLS con la llegada del vigésimo equipo? En el fútbol no es demasiado normal ver ligas con más de dos decenas de participantes, pero en los deportes más populares de Estados Unidos eso es cosa de todos los días. La NFL cuenta con 32 participantes. La NBA tiene 30, igual que la MLB y la NHL. La primera NASL alcanzó a contar con 24 planteles. Con relativa facilidad la máxima categoría del soccer podría añadir rápidamente después de 2015 algunas franquicias más a su sistema, especialmente en el sur de la Costa Este y el centro del país. Por lo pronto, la movida que podría producirse relativamente pronto es la llegada de Chivas USA -bajo otro nombre- a ciudades como Miami u Orlando. Detrás de esa mudanza y cambio de identidad podría estar David Beckham, quien al llegar a la MLS se reservó el derecho de poder abrir una franquicia en la liga por el precio de apenas 25 millones de dólares.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche