Histórico
24 julio 2013El Enganche

Libertadores: El reencuentro tras 21 años

Por Gabriel Casimiro (periodista especializado en fútbol sudamericano)

A principios de la década de los 90’, las competencias entre clubes en Sudamérica empezaban a cobrar fuerza. Al punto que las empresas grandes ya se interesaban en auspiciarlos, y de paso potenciar toda idea que se forme. Una de ellas fue la concepción de una novedosa competencia, que vaya escoltando a la sostenida Copa Libertadores. Así, en 1992 se creó la Copa Conmebol, que reunía a los equipos que no lograban colocarse en el podio de su liga local.

Y fue justamente en esta temporada del debut, que Olimpia y Atlético Mineiro se encontraron en la final. Sí, los mismos finalistas de la actual Libertadores midieron fuerzas en el partido definitorio por aquella extinta Copa. En aquella edición, participaron dieciséis equipos de diez países. La ‘O’ fue el único representante paraguayo, mientras que el ‘Galo’ llegó a la competición junto a otros tres equipos brasileños.

Cada uno fue eliminando rivales marcando su camino hasta la final. Allí, en el duelo de ida jugado en Belo Horizonte, una incesante lluvia recibió a ambos equipos. Negrini marcó en dos ocasiones haciendo estallar a los más de 60 mil ‘torcedores’ del Mineiro. Fue un 2-0 claro, sin atenuantes y que le depositaba toda la responsabilidad de la remontada al ‘Rey de Copas’.

En la vuelta, jugada en Asunción, 23 mil personas acompañaron al equipo ‘albo’. Ellos tuvieron la iniciativa de ir al estadio con una camiseta blanca, para demostrar el apoyo hacia su escuadra. Parecía un cotejo destinado al empate sin goles, pero una jugada aislada le permitió a Mauro Caballero abrir la cuenta con una vaselina que sorprendió al arquero Joao Leite. Así, culminó el partido. La mínima ventaja de Olimpia no alcanzó. Atlético Mineiro superó 2-1 en el global y alzó la Copa Conmebol.

¿Hay cosas similares con el presente? Pues en dicha ocasión, el ‘Galo’ cerró la llave de visita. Este año tiene que hacerlo en casa, ante su gente, lo que puede ser un plus. Eso sí, en esta Copa Libertadores debe remontar un 2-0 en contra. Algo que a la hinchada de Olimpia le puede significar cierto respiro, más de no de una excesiva confianza. Pero los más entusiastas resultan ser los hinchas brasileños. En 1992 ganaron por dos goles de diferencia (resultado que los llevaría a los penales) bajo una inclemente lluvia. Y para este miércoles los pronósticos son de una fuerte garúa en Belo Horizonte. ¿Premonición? Lo sabremos en la cancha.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche