Histórico
16 julio 2013Jose David López

Fichajes: Top 5 Russian Premier League

Este pasado fin de semana arrancó la edición número 22 de la Russia Premier League, la valorada como séptima competición liguera del continente por la UEFA pero una de las que más ha progresado y evolucionado en los últimos años. Será el año cero, pues tras la reorganización del pasado curso, este será el primer campeonato disputado a la par que el resto de Europa, algo que les llevó más de dos años de transición. Tras haber analizado al detalle cuáles son las previsiones de la nueva campaña, donde el CSKA de Moscú reta desde lo más alto al resto con su último entorchado y donde Zenit, Anzhi, Spartak o Rubin parten como aspirantes clarísimo a arrebatarle el título, había que indagar en sus principales atractivos.

Y es que el reclamo del mercado ruso sigue siendo mayoritario cada campaña, creciendo en nombres, gastos e intereses, aunque este curso el movimiento nacional ha sido mayor al extranjero. Como sucede en campeonatos punteros, el producto patrio ha tomado un valor exageradísimo, pagándose auténticas millonadas por esos jugadores rusos ya formalizados como estrellas o en proceso de crecimiento hacia ese rol. Muchos regresos de veteranos que pretenden sacar su mejor versión volviendo a su ubicación ideal, algún refuerzo exótico que siempre puede determinar un curioso acierto e incluso enésimas oportunidades para algunos nombres míticos que buscan alargar sus nómadas carreras en suelo ruso. Un curso referencial para el futuro del fútbol ruso y cinco fichajes destacados para reflejarlo.

Igor Denisov (Anzhi desde Zenit – 15 millones): “Entendería que si tenemos a Messi o a Iniesta, probablemente merezcan cualquier salario. Sí, compramos buenos jugadores que ayudarán al Zenit. Pero, ¿son realmente mucho mejores que los actuales líderes del equipo y merecen cobrar tres veces más?”. Esa valoración, casi en voz alta y públicamente, cambió la vida del que hasta ese momento era el mejor mediocentro del fútbol ruso y el líder caracterial-equilibrado del incipiente Zenit. Denisov, que reflexionó sin tapujos con respecto a los exagerados pagos por fichajes que el club estaba acometiendo, no dudó en sacar a relucir su carácter y criticó el sueldo de Hulk. Los de Leningrado lo apartaron del club, lo castigaron y le obligaban a pedir perdón, con lo que la relación se truncó, su futuro fue torpedeado y su salida casi obligada. Empieza de cero en el Anzhi tras toda una vida en un club que le dio la espalda y al que ahora tendrá como enemigo. 29 años, toda la experiencia del mundo y un nuevo reto al que aportar.

Tino Costa (Spartak desde Valencia – 7 millones): Empezar su amor por el fútbol en un departamento de ultramar francés tan exótico como la isla de Guadalupe, siempre le convirtió en un talento peculiar. Sus logros en aquellas tierras caribeñas donde se paseó con sobrada superioridad, le llevaron a Francia para empezar de cero en el modestísimo Pau, desde donde llamaría la atención de un Montpellier que lo presentó al mundo en su mejor momento. Porque en Valencia no llegó a sentirse como tal. Detalles en lanzamientos de falta, asistencias de lujo y talento entre líneas que llegó con cuenta gotas y que fue liquidándose con el paso de un tiempo que no le daría mayor continuidad. La imposibilidad financiera del fútbol español le abrió la puerta de Rusia, un mercado muy apto y definido para argentinos de su perfil en los últimos años. El Spartak siempre tuvo grandes enganches con disparos formidables (Tsymbalar o Titov en los noventa dan cuenta de ello) y ahora ‘Tino’ quiere recuperar su mejor cartel.

Aleksandr Kokorin (Anzhi desde Dinamo – 19 millones): Seguramente catalogado desde hace muchos años como el delantero del futuro en la selección rusa y habiendo dado los pasos decisivos para asumir ese papel desde entonces, la esperanza usó a su Dinamo de Moscú como trampolín para el primer gran contrato y primer gran reto de su carrera. Hace poco más de un año, en un derbi moscovita ante el Spartak, su exhibición fue tal que Fabio Capello le convirtió en titular en la selección, escalando de un salto a aquellos que habían gestado el rol creciente del fútbol ruso. Punta de extrema versatilidad, cifras goleadoras que han ido creciendo conforme la exigencia (12 en el último curso) y una enorme habilidad con la pelota, siendo además muy perspicaz en desmarques y movimientos ofensivos. Su traspaso, carísimo si lo comparamos con pagos extranjeros por este tipo de jugadores, refleja el atractivo y el valor de los jugadores nacionales en su país, donde intentan a toda costa evitar su marcha a Occidente. El Anzhi invierte en futuro por vez primera.

Tymoshchuk-Arshavin (Zenit ambos libres de contrato en Bayern-Arsenal): No son atractivos desde el punto de vista más esperanzador, pero sí lo son desde el arraigo a sus verdaderos colores. Dos de las mayores glorias del club de Leningrado, regresan a ‘casa’ tras haber semi-fracasado en sus anteriores experiencias internacionales. El mediocentro no llegó a ser nunca fijo en el Bayern pero sí tuvo épocas donde su capacidad de actuar como comodín en diferentes sectores, le hizo tener presencia en los títulos, mientras que el extremo decayó poco a poco sin dejar ninguna luz y obligando a los analistas a revisar su currículum ante el ostracismo absoluto que ha tenido en el Arsenal. Llegan libres, sin coste, para reforzar los valores que hace unos años impulsaron al mejor Zenit de la historia y a recuperar el crédito personal en sus últimos años en la élite. Nada de desembolsos exagerados. Se buscaba identidad.

Georgi Milanov (CSKA desde Litex Lovetch – 3,6 millones): Semi-desconocido para la gran mayoría, este centrocampista llegador, mejor joven búlgaro del 2012 e internacional absoluto desde hace dos años, ha sido la adquisición sorpresa del campeón ruso. El CSKA buscaba desesperadamente un jugador de corte parecido al japonés Honda, que muy probablemente se marchará estos días, por lo que en esa directa pretensión de reforzar la zona debilitada, el nombre de Milanov representa una fiable opción por sus grandes registros de cara a puerta, habiendo marcado 19 goles el último curso con su fuerza, capacidad de disparo desde segunda línea y precisión a balón parado. Hermano gemelo de Iliya, también formado como él en el Litex Lovetch, desechó ofertas nacionales de mucho prestigio durante los últimos años esperando una llamada exterior que llegó desde Moscú. Su salto como gran perla búlgara acaba de confirmarse y ahora debe concretarla clonando sus mejores virtudes para defender el título de los Koni.

También te interesa: Arranca la Russia Premier League 2013-2014 y Camisetas: Nuevos modelos de Zenit, CSKA y Spartak

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche