Histórico
8 junio 2013Jose David López

Brasil 2014: Nombres de la jornada

Viernes intensísimo en sensaciones y en consecuencias. Las primeras, nos invitaron a disfrutar de citas donde el fútbol lleva paz, alegría y diversión a rincones nada acostumbrados a ello, pues aún hoy, selecciones sin mucha tradición con la pelota, tienen serias opciones de estar en el próximo Mundial 2014. La segunda, abrió el panorama con una jornada más que añadir o una menos para mejorar, pues mientras algunos quedaron satisfechos con los resultados, las sorpresas volvieron a aparecer para derrumbar algunos proyectos. Tarde-noche-madrugada aciaga para los sueños de Montenegro, Suecia, Croacia, Rusia o Ecuador, pero muy importante para hacer crecer la balsa de esperanza en la que se mueven Bosnia, Austria, Irlanda, Bélgica, Chile o Perú. Cientos de horas de fútbol que dejaron estos protagonistas.

Kevin De Bruyne (Bélgica): La generación de oro del fútbol belga, la que resucita poco a poco el mito de los ‘Diablos Rojos’ está más cerca que nunca de regresar por fin a una fase final mundialista tras décadas de sombras. La victoria ante Serbia este viernes así les catapulta (2-1) y, pese a la gran cantidad de estrellas acumuladas, una brilló especialmente. El curso del joven extremo o llegador del Chelsea (que tras tenerlo cedido en el Bremen lo hará este año en el Bayer Leverkusen), rompió el duelo ante los balcánicos llegando con fuerza para cabecear un centro nada fácil. Su movimiento, inteligente, le permitió cabecear abajo y sorprendió a todos. Más tarde, culminaría su gran noche con una asistencia formidable, más típico de su repertorio, donde colocó la pelota en la siempre segura cabeza de Fellaini para situarse a un saltito de Brasil 2014. (Abajo, goles y acciones de los protagonistas)

Senad Lulic (Bosnia): Le hemos visto jugar prácticamente en cualquier posición del terreno de juego. Carrilero por ambas bandas, extremo de responsabilidad defensiva, centrocampista que ayude a los laterales y, sea donde sea, siempre ofreciendo un rendimiento muy interesante. Este viernes, actuó en una línea de tres centrales donde él era el más diestro de todos, pero debido a la intensidad inicial en Letonia, Bosnia quedó con un hombre más y acabó teniendo una libertad máxima en ataque por zona izquierda. Tanto, que se convirtió en protagonista con un remate extraño dentro del área, con la izquierda y con algo de suerte tras rechazos defensivos que rompieron ese orden local e impulsaron el sueño de los balcánicos por estar en su primera cita mundialista. El laziale culminaría su gran tarde con la jugada individual y centro perfecto que darían el segundo tanto a su selección.

Denys Garmash (Ucrania): No había opción a error. Un dubitativo arranque de fase clasificatoria había condenado al resultadismo a los ucranianos, que llegaban a Podgorica conscientes de que caer contra el líder les condenaría. Y el guion no podía ser más negativo cuando perdían a Zozulya por una agresión a un rival que le había golpeado antes sin que el colegiado lo apreciara. El impacto no mermó la esperanza de los de Fomenko que salieron dispuestos a explotar su contragolpe pese a tener un jugador menos.  Allí, en un zurdazo que generó un rechazo, apareció Garmash. El joven segundo punta o llegador del Dinamo Kiev, aprovechó la acción para lucir categoría. Atrapó, defendió la pelota, dribló con sutileza la salida del portero y, casi sin hueco, fue capaz de golpear ajustado para disparar al poste y aprovechar el único y mínimo espacio que acababa en el primer gol. Tras ello, el choque enloqueció y Ucrania acabó goleando. Un tanto que vale millones.

Claudio Pizarro (Perú): Podría parecer una estadística imposible, pero hasta esta madrugada, Perú sumaba nada menos que 36 años sin ganar a Ecuador por eliminatorias mundialistas. Y la racha la rompió el mayor de sus mitos actuales, un eterno goleador que es el máximo anotador extranjero de la historia de la Bundesliga y que siempre acaba haciendo valer su experiencia y capacidad rematadora. Balón al área, varios rechazos, recepciona para controlar de manera complicada y saca una volea que se marcha al poste contrario para sorprender a todos. El tanto de la noche que rompió el duelo, que fue determinante para el resultado final (1-0) y que devuelve la esperanza a los peruanos, que ahora se colocan a solo dos puntos de poder acceder al Mundial cuando hace unos meses era una hipótesis improbable. Infalible, el ‘Bombardero de los Andes’ aún puede disputar una fase final que redondearía su formidable carrera.

También te interesa: Bélgica: Lukaku-Benteke, colonizando goles

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche