Histórico
29 mayo 2013El Enganche

Inglaterra: La guerra civil que profesionalizó el fútbol

Por Andrés Cabrera (@Andres_inter):

Alejandrina Victoria no estaba llamada a heredar el Reino de Inglaterra. Hija única de Eduardo, (duque de Kent y cuarto hijo del Rey Jorge III), ella sufría las muertes de su padre y su abuelo siendo bebé. Nada más cumplir la mayoría de edad, heredaba el trono inglés, precediendo a su tío Guillermo IV, muerto como sus tres tíos más y aquellos familiares con los que vivía a diario. Esa extraña ascensión al trono inició su reinado, caracterizado por un equilibrio entre liberales y conservadores, así como por la entrega devota de un pueblo inglés que la adoraba. En 1887, la Reina Victoria celebraba su jubileo de oro. En esta jornada de festividad en toda Inglaterra, se organizaron torneos deportivos,  en los que estuvo presente un deporte con pocos años de vida, pero que las masas adoraban, el football. Esta fecha sirvió para poner paz entre dos vertientes de este deporte: amateurismo y profesionalismo.

Ese año se organizó el llamado “Jubileo Festival of Football”, consistente en un encuentro. A un lado del campo estaba el Preston North End, club del norte de Inglaterra y máximo representante del fútbol profesional. Al otro lado de la cancha estaba el Corinthian Football Club, emblema del amateurismo inglés. El resultado de empate final es una simple anécdota, pues se había puesto paz a una guerra abierta pocos años atrás, que terminó dividiendo al fútbol en las Islas Británicas. Allí, esa interminable fuerza de masas aún partía de un principio ético, pues no se podía cobrar por ejercer este deporte. Se consideraba que cobrar por practicar cualquier actividad física corrompía los principios básicos del deporte, por lo que en la década de los sesenta del siglo XIX, se organizaban pequeños torneos y partidos amistosos entre los clubes existentes, aunque el público, cada vez más abundante, quería un torneo a nivel nacional. Éste comenzó en 1871 con la creación de la FA Cup (torneo vigente más antiguo). El campeonato se regía por los principios amateurs, hasta que en 1884 estalló la polémica.

Tras la ida de los cuartos de final de FA Cup en la que Upton Park (club sin ninguna relación con el West Ham United) empató en su feudo en Londres ante el Preston North End, el conjunto londinense denunció a los Lilywhites por profesionalismo. La Football Association abrió una investigación y descubrió que el equipo de Preston alineaba profesionales. En el último año se habían destinado 1.000 libras para salarios en el club del noroeste de Inglaterra. La FA tomó la decisión de descalificar al PNE de la competición e inhabilitarle durante todo un año. El fallo fue realmente polémico, ya que el club era de los más populares de la época. También fue incapacitado otro equipo en aquellos años, el Accrington, club que pertenece a la región de Lancashire, igual que el Preston.

El separatismo entre los clubes del norte de Inglaterra (partidarios del profesionalismo) y los sureños (amateurs hasta las últimas consecuencias), era obvio. La raíz del problema surgió en los años ochenta, cuando en Inglaterra los aficionados estaban dispuestos a pagar por ver encuentros de football, los clubes no desaprovecharon esta oportunidad de hacer caja. Los jugadores, por su parte, ante el conocimiento del beneficio económico, exigían una parte, ya que eran los encargados de llevar el espectáculo a las gradas. Los primeros jugadores profesionales provenían de Escocia, donde el profesionalismo ya era una realidad. Precisamente los primeros futbolistas que recibieron un salario por ejercer el deporte provenían de este país, eran Fergie Suter y James Love, ambos jugadores del Darwen –club ya desaparecido, aunque en 2009 surgió un sucesor, el AFC Darwen-. El Darwen, junto a Preston North End, Blackburn o Bolton, fueron los primeros clubes abiertamente profesionales. El Preston contó en sus filas con el primer profesional negro, Arthur Warthon, portero excéntrico de reconocido prestigio. La FA trató de frenar esta vertiente profesional creando un sistema de vigilancia de la residencia de los futbolistas entre Escocia y el norte de Inglaterra, para de esta forma poner fin a la contratación de profesionales escoceses.

El 20 de julio de 1885, un año después de la inhabilitación del Preston, la Football Association aceptó el profesionalismo. La marcha atrás por parte del máximo estamento del fútbol inglés fue debida a la amenaza de los clubes del norte de Inglaterra de crear un torneo exclusivamente profesional. La pérdida de los clubes con más aficionados en Inglaterra, en aquellos tiempos, los clubes del norte, era un problema que la FA no estaba dispuesta a afrontar. Esta decisión fue muy polémica en el sur, donde muchos clubes se negaron a participar en más torneos organizados por la FA, e incluso crearon su propia Federación, la cual seguía los principios amateurs del fútbol. Este estamento sigue funcionando en nuestros días.

La guerra civil futbolística llegó a su fin en 1887 en el “Jubileo Festival of Football”. El profesionalismo había ganado, y con ellos los clubes del norte. Un año más tarde comenzó la Football League y la idea original fue de un escocés, William McGregor, que por aquel entonces dirigía al Aston Villa. En la primera edición liguera no participó ningún club del sur de Inglaterra, el cual todavía no aceptaba el modelo del norte. Los fundadores de la liga inglesa fueron: Preston North End, Aston Villa, Wolverhampton, Blackburn Rovers, Bolton, WBA, Accrington, Everton, Burnley, Derby County, Notts County y Stoke City. El campeón fue el PNE, el cual también se llevó en aquel año la FA Cup.

Poco a poco los clubes del sur se fueron adaptando a los criterios fijados por los vencedores de la guerra. Lejos quedaba el predominio futbolístico sureño, el cual venció en las once primeras ediciones de la FA Cup, hasta que el Blackburn Olympic venció en 1883 al Old Etonians, en lo que supuso la primera victoria del norte industrial sobre el sur de Inglaterra en un torneo oficial. Comenzaba el dominio del profesionalismo. Con la llegada del capital al mundo del fútbol, se iniciaban los intereses económicos, la especulación y los gastos financieros con tal de llegar a la gloria. Uno de los fichajes más sonados fue el de Groves en 1893, primer jugador por el que se pagaban 100 libras en un traspaso. El jugador dejaba el WBA por el Aston Villa por un equivalente actual aproximado de 13.120 euros. La cuantía de los fichajes fue ascendiendo con el paso de los años. El crecimiento exponencial queda reflejado cuando en 1928 Jack dejaba el Bolton por el Arsenal por un montante de 10.000 libras, o lo que equivale actualmente a unos 672.000 euros aproximados.

El profesionalismo fue conquistando feudos en todos los lugares donde se practicaba el fútbol. Los pasos que siguieron los diferentes países fueron semejantes a los ingleses, aunque con un retardo de treinta, cuarenta o incluso cincuenta años. En España el primer club profesional fue el Barcelona en 1925, y se encontró con los mismos problemas que el Preston North End en su día. El único reducto –como si de irreductibles galos se tratara- amateur de reconocido prestigio dentro del fútbol se daba en los Juegos Olímpicos, hasta que en 1992, precisamente en los JJ.OO. organizados por Barcelona, se aceptó la participación de jugadores profesionales. El jubileo de oro de la Reina Victoria sirvió para poner paz a dos formas de entender este deporte, un deporte que ya había atravesado un separatismo (en este caso con la vertiente del rugby). Por tanto, el cincuenta aniversario de la ascensión al trono de la Reina Victoria supuso la aceptación del fútbol tal y como lo comprendemos ahora, como un modelo deportivo profesional, pese a que con los años ha ido sufriendo modificaciones, el modelo quedó definido. La guerra la ganó el norte.

También te interesa: Fergie Suter: Primer profesional de la historia

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche