Histórico
16 mayo 2013El Enganche

Europa League: Lecturas del Chelsea-Benfica

Chelsea - Ivanovic 2013

Por Alberto López Frau (@albertocampeontv)

Los primeros veinte minutos del Benfica fueron maravillosos en el aspecto ofensivo. Con Matić en el inicio de las jugadas y escoba en la contención junto a Enzo Pérez, interior natural, cerca suyo como medio de acompañamiento, los lisboetas mandaban. Por delante de ellos, Gaitán y Rodrigo intercambiando sus posiciones y Salvio acostado en la banda derecha, percutían una y otra vez con un juego asociativo y dinámico. Arriba Cardozo era referencia obligada, con un gran juego de espaldas y capaz de armar sus remates a toda velocidad, aunque con dificultad para el gol. El Chelsea era equipo dominado pero está acostumbrado a ello en este tipo de partidos. Se recuperó a partir del minuto veinte con un buen Ramíres en la derecha y con Mata al auxilio, siempre de bombero para apagar los incendios. David Luiz y Lampard intentaban equilibrar el partido, nunca dominarlo, pero los de Rafa Benítez llegaron vivos al descanso.

El gol de Torres en el primer tramo del segundo acto dejaba al Chelsea en su escenario favorito, por delante, pudiendo replegar y buscar las contras. Cardozo ha hecho un partido extraordinario. Manejando el juego de espaldas con mucho talento y rematando rápido cualquier balón suelto, transformó su penalti y fue una amenaza constante hasta que quedó muy tocado físicamente tras transformar su penalti. El gol del Chelsea obligó a Jorge Jesús a asumir un riesgo máximo. El cambio de Lima por Rodrigo era más lógico pese a que Rodrigo había jugado de maravilla, pero estaba muy justo de gasolina. La entrada de Ola John por Melgarejo tenía como consecuencia que Gaitán pasaba a ser el lateral izquierdo del equipo, algo casi suicida.

La temporada del Benfica tiene mucho mérito, perdió a Javi García y a Witsel, Matić se superó a sí mismo, se ha repuesto a casi todo desde el inicio, pero los últimos minutos de los partidos decisivos le alejan de dos títulos de golpe, aunque la plantilla tiene carencias y el juego un grave desequilibrio entre defensa y ataque. El Chelsea entraba en los minutos decisivos con la sensación de ser capaz castigar las debilidades del Benfica cuando defiende en zona. Cech explotó esa carencia encontrando a Torres en un saque directo con la mano en el primer gol e Ivanovic les destrozó ganando el segundo palo en un córner con el partido casi terminado.

El Benfica basaba todas sus opciones en el juego ofensivo. Ni puede ni sabe especular, ni siquiera sabe defender con orden. Cuando se quedó sin Rodrigo por el cansancio y sin Gaitán porque pasó a ser lateral izquierdo, su dominio fue cada vez menor. El Chelsea jugó todo el partido igual, igual de mal quiero decir, se expuso mucho y pudo perder en cualquier momento, pero siempre tenía una opción, la de castigar a un equipo con debilidades defensivas evidentes. Y así fue, encontró su segundo título europeo consecutivo explotando al máximo su manual de supervivencia ante un rival que le sometió durante muchos minutos, le perdonó y terminó pagando a causa de sus propias debilidades. El drama es que le ha pasado por segunda vez consecutiva en cuatro días, perdiendo la Europa League y muy probablemente la Liga.

También te interesa: Europa League: Ivanovic hace campeón al Chelsea (2-1)

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche