Histórico
31 mayo 2013Jose David López

Basel: Dragovic, la potencia tridimensional

Dragovic - Basel

Raíces balcánicas, orígenes compartidos y una familia que acaba encontrando la felicidad muy lejos de sus casas. El fútbol, como voz de una sociedad cada vez más cosmopolita, muestra fielmente aquellas transformaciones sociales que imperan en el mundo y ya no es extraño que Suiza, Austria o cualquier otro país centro europea, acabe proporcionando cobijo a quienes llegaron buscando paz. Esa mochila cargada con víveres justos para un tiempo prudencial, la arrastraron muchos de los jóvenes que se han ido asomando al fútbol de élite desde las categorías más juveniles y hoy, encuentran muchos de sus nuevos estímulos en esa interesante mezcla futbolística.

No puedo olvidar las horas de senderismo obligado que atravesó el hoy campeón de Europa Shaqiri o su similar Xhaka, kosovares exiliados, así como Alaba o Arnautovic, que escaparon de sus países en condiciones más pudientes pero a los que el fútbol les mostró la salvación. Los primeros en Suiza. Los segundos en Austria. Esa mezcla ‘tridimensional’ se apodera de uno de los más prometedores jugadores del momento. Una irremediable aparición de Serbia (pues su familia procede de Grocka, cerca de Belgrado), un salto por Austria (porque él mismo nación en Viena) y el definitivo trampolín profesional en Suiza (pues disfruta de su momento de gloria en Basel). Una amalgama cultural y física que se unió en la figura imponente del defensor más cualificado y deseado de la Super Liga Suiza, el también polémico y prometedor Aleksandar Dragovic.

Se trata de un central diestro, de 22 años, con mucha fuerza, robusto, corpulento pese a su tampoco exagerado 1.86 de altura, pero rápido en retroceso y en movimientos laterales. Es muy firme y sólido en la marca, pero a la vez bastante elegante y acertado cuando debe iniciar las jugadas desde atrás, donde prefiere el pase largo que una salida más limpia de pelota donde puede encontrar más limitaciones. Gran carácter, personalidad y determinación, unido a una hasta ahora interesante capacidad aérea y en táctica ofensiva. Su gran zancada, amplitud y fortaleza física le sirvan para abarcar mucha área, bastantes metros y no sentirse incómodo pese a estar bastante adelantado, pues su mejor cualidad es la celeridad y reacción. Algo que viene provocado, entre otras cosas porque pese a ser habitual central, en sus inicios así como en partidos concretos, aún se le puede ver en zonas algo más adelantadas como mediocentro de equilibrio y destrucción. Un comodín para diferentes posiciones, con mucha convicción y desde luego, en el momento justo para dar el siguiente paso.

Esa multitud de banderas o posibilidades nacionales, hizo que Dragovic midiera bien sus intereses cuando encontró en el fútbol un modo de vida. Un camino que en su caso fue más accesible que en el de otros compatriotas pues él ya nació en suelo austriaco, al encontrar sus padres trabajo en la capital vienesa. Desde los seis años encontró progresión futbolística en el Austria de Viena, uno de los mejores baluartes de cantera en el país alpino. Diez años más tarde, cuando aún no era mayor de edad, se asomó al segundo equipo, pero entrando de vez en cuando en los planes de la entidad absoluta, que le abrió las puertas semanas más tarde. Casi 70 partidos como profesional en el club de su ciudad le sirvieron para llamar la atención de un equipo especialista en gestionar el futuro de jóvenes promesas y actuar de trampolín para ella, el Basel.

En febrero de 2011, hace apenas dos años, ese traspaso se confirmó y no tardó en convertirse en fijo y determinante en el esquema del campeón helvético. Un ‘doblete’ en su primer curso siendo ya indiscutible, le coronó como mejor ‘novato’ del curso en el campeonato y, a la postre, mejor zaguero del curso. Gran mérito de la seriedad defensiva y retos logrados este curso por el equipo RotBlau, pertenecen a su poderío y solvencia. Un reconocimiento que el Basilea ha querido evidenciar en su contrato, ampliado y mejorado hasta junio de 2015, aunque será un primer pilar que derribar por todos aquellos interesados en su contratación que ya se acumulan con regularidad e insistencia en la puerta de salida. Su cotización rondaría los 8-10 millones de euros pese a las opciones que ya se le abren en la Bundesliga y Serie A. Eso sí, los rumores aseguran que más de un club decidió no arriesgar a su fichaje después de que, tras ganar la Copa, diera palmaditas en la cabeza a Ueli Maurer (líder del Departamento Federal de Defensa, Protección de la Población y de Deportes de Suiza). No es solo un momento de felicidad, sino que el joven no pidió perdón y aseguró que “seguramente todos los que critican lo hubieran pensado hacer igual pues era divertido”. También lo eran los ‘cortes de manga’ que dejó tras uno de sus últimos goles.

Internacionalmente, el sueño de Dragovic está lejos de cumplirse. Sus metas era, desde muy pequeño, jugar en el Estrella Roja pues pese a nacer en Viena, el origen serbio de sus padres le hizo querer como suyo el equipo de su familia. Ese sentimiento nacional le llevó a esperar durante mucho tiempo la llamada de Serbia para defender al cuadro balcánico, pero pese a haber sido internacional con categorías inferiores de Austria, ese aviso no llegó y decidió aceptar la mucho más acelerada perspectiva y previsión de los alpinos. Fijo en los esquemas absolutos de la selección de Marcel Koller, su juventud, personalidad y crecimiento, aseguran un central poderoso para la próxima década al país y a todo aquél que decida sacarlo a base de talonario de un Basel donde seguirá progresando al ritmo adecuado. Es el central tridimensional.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche