Histórico
29 abril 2013El Enganche

Champions: El precio de llegar tarde

Champions League 2013

Por Fran Alameda (@Fran_Alameda)

A los sitios a los que se llega con retraso, se acaba yendo para nada o para quedarse más de lo que uno pensaba. Mi madre me enseñó que llegar a las 20:45 ya era delito. El partido estaba a punto de comenzar y tenía que ducharme. Así decidí aparecer por casa a las 20:00 después de haber entrenado mis sueños contra la frustración. Siempre perdía porque tenía los mismos problemas que El Negro Fontanarrosa para contribuir al fútbol, las dos piernas. Pensaba que era yo quien jugaba esa noche, me hacía llamar como cualquier jugador, a ser posible de los discretos, por eso de ir con las causas perdidas, –llegué a comprarme la camiseta del Málaga de José Juan Luque– y regresaba pensando en todos los goles que casi marqué.

No aprendí de mis tardes en el parque como el Real Madrid y el Barcelona no han aprendido de su historia. O sí. El caso del Barça, diríase que es peor, porque los muniqueses no parecen gente amable, ni son demasiado noveles. Cataluña, además, siempre ha escrito sus cosas a base de talento, de esfuerzo, o algún que otro sentimiento impregnado, aunque nunca quiso saber nada de empezar perdiendo. Como Pep, son gente más pragmática que romántica. Pero tienen a Messi, un tipo chiquitín que se toma los partidos a lo grande. Marca goles como si se plantease ir pisando hormigas con la suela de hormigón. Aunque la gente de Heynckes, otro entrenador de los que han pagado caro no haber invitado a café y a según qué periodistas, tienen más aspecto de elefantes que de hormigas, pero para Leo todo es cuestión de elevar la zancada.

El Madrid, sin embargo, ha escrito su historia entre semana. Siempre ha querido ser el niño travieso que iba a la escuela para aprobarlas todas a final de curso. Es el vago que estudia la noche de antes y saca sobresaliente para humillación del resto de compañeros. El Madrid tiene ahí su pasado, señalando cómo y cuándo mirarlo. Le cuesta más rendirse que remontar. Y, con sus clavos y sus espíritus, le gusta acordarse de sus mayores. Aunque naturalmente le servirá de poco si no le acompaña el fútbol. Porque Klopp, que se parece a Mourinho más que la sombra de Mourinho, ya ganó la partida en Dortmund. El Madrid debe gestionar la cabeza y el corazón. A la Champions no se va a ver si suena la campana. O te subes al campanario o acabas celebrando tu entierro.

Los alemanes tienen un problema, y es que siempre llegan temprano a todas partes. Incluso a la Champions, que se gana en mayo y se pierde en abril. Que se brinda por ella en octubre y se acaba en la Europa League. Dortmund y Bayern han ganado tan pronto la eliminatoria que puede que atraviesen de vuelta la frontera si no huelen antes a Juanito o a Gamper. La Champions es algo sencillo, pero parafraseando a Sand, todos escogen el camino más complicado.

También te interesa: Borussia Dortmund machaca al Real Madrid (4-1) y Bayern Munich destruye al Barcelona (4-0)

Todos los Videos en Engancha TV

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche