Histórico
1 marzo 2013El Enganche

Japón: Arranca la J-League, el mejor campeonato de Asia

Japan League 2013

Por David Fernández, analista especializado en fútbol asiático

Con la llegada del mes de marzo se inicia una de las ligas más igualadas del mundo en los últimos años, la J-League japonesa. La mejor liga de Asia arranca solo siete días después de la apertura oficial de la temporada anual con la Supercopa, conquistada por el vigente rey del campeonato de la regularidad, Sanfrecce Hiroshima, el pasado 23 de febrero (1-0 sobre Kashiwa Reysol). El fútbol japonés inicia el 2013 asumiendo que ha perdido una lujosa forma de promocionar su fútbol a nivel internacional: el campeón local no jugará por el hecho de serlo el Mundial de Clubes, puesto que el ganado por Corinthians en diciembre fue el último disputado en suelo nipón como mínimo hasta 2015. Durante el invierno se han dado las cada vez más habituales exportaciones de jugadores japoneses talentosos y prometedores a Europa, causando bajas importantes a equipos grandes y no tan grandes que pelearán por levantar el título liguero en los próximos 9 meses.

Para exponer la igualdad mencionada anteriormente y darse cuenta de que la “grandeza” de un club japonés está relacionada de forma primordial y casi única con su historia y masa de aficionados, basta con repasar lo ocurrido en las últimas ediciones. La edición de 2010 la ganó el 9º clasificado del año anterior (Nagoya Grampus), la de 2011 la ganó el campeón de la J.League 2 de 2010 (Kashiwa Reysol), y la que acabó en diciembre fue ganada por Sanfrecce Hiroshima (7º en 2011) y peleada por Vegalta Sendai (subcampeón, 4º en 2011), cuyo mejor puesto antes del inicio de esta década era el 13º en una de las pocas temporadas que no jugó en segunda división. Además, como demostró Gamba Osaka el año pasado, equipos grandes e incluso con éxitos continentales y mundiales no están exentos de perder la categoría si hacen malas temporadas, algo impensable en Europa.

Es por todo esto por lo que el vigente campeón, Sanfrecce Hiroshima, no es favorito para repetir título, o no tiene porqué. El otrora club de la Mazda ha mantenido prácticamente la totalidad de su vetusta base tras la consecución del primer título liguero desde la profesionalización total del campeonato (1992). Hajime Moriyasu se mantiene en el banquillo y la única baja de peso que ha experimentado su plantilla es la del defensa titular más joven del 3-4-2-1 morado, Ryota Moriwaki, fichado por Urawa Red Diamons. Tsukasa Shiotani es el mejor posicionado para cubrir el hueco, mientras que los hermanos Morisaki, el ‘9’ Hisato Sato y otros hombres importantes como Aoyama o Takahagi siguen siendo las caras más reconocibles de un equipo que tiene el deber de llegar lo más lejos posible en Champions League pese a su escasa experiencia en la competición por ser el máximo exponente de Japón este año y para evitar que la K-League surcoreana amenace el hasta hace no mucho holgado liderazgo japonés del ranking de ligas AFC.

Mientras que en el suroeste de Honshu sienten cierta presión por su actuación en competición asiática, en el noreste se vive como una fiesta. Sendai, destruida por el tsunami de 2011, ha visto como el equipo de fútbol de su ciudad alcanzaba cimas históricas en los años de la reconstrucción. Cuando el 4º puesto del año de la catástrofe parecía insuperable, Vegalta Sendai fue subcampeón en la pasada campaña y peleó el título hasta el final. Durante el mercado de fichajes, la escuadra del carismático Makoto Teguramori solo ha registrado una baja significativa, la de un cada vez menos importante Kunimitsu Sekiguchi que se ha incorporado a la disciplina de Urawa Red Diamonds. En lo que a nuevos efectivos se refiere, el club amarillo ha ganado a un buen central como Naoki Ishikawa, que aparentemente será titular con regularidad y que procede de Albirex Niigata, además de a Hayato Sasaki, uno de los pocos jugadores que ha abandonado al descendido Gamba Osaka, y al brasileño Diogo Antunes, cedido por Sport Recife. Es difícil pensar que Vegalta pueda subir por tercera temporada consecutiva su listón, por lo que los objetivos no van más allá de mantenerse en la parte alta de la tabla y avanzar lo máximo posible en Champions.

El primer equipo grande que aparece en la tabla de 2012 es Urawa Red Diamonds, tercer clasificado. El equipo de la Mitsubishi, que presume de ser uno de los clubes con más aficionados a nivel nacional e internacional, se ha movido de forma activa en el mercado. Solo han salido dos delanteros veteranos y suplentes como Tatsuya Tanaka y Popó, mientras que han llegado jugadores de nivel como el goleador de Kashima Antlers Shinzo Koroki o como el mencionado Moriwaki y Daisuke Nasu (central o lateral procedente de Kashiwa Reysol) para reforzar el sector defensivo del equipo, el más “perjudicado” por los planteamientos del técnico serbio Mihailo Petrović, quien acostumbra a usar esquemas muy ofensivos como el 3-3-3-1 o el 3-4-3 con extremos. El objetivo de los reds de Saitama es volver a ganar la liga y hacerlo lo mejor posible en las copas y la Champions; aprovechar su experiencia para recuperar las sensaciones de mediados de la década pasada, donde se hicieron con 1 liga, 1 Champions, 2 Copas del Emperador, 1 Copa de la Liga y 3 subcampeonatos ligueros.

El campeón de la pasada Copa del Emperador y por ello cuarto y último representante japonés en la Champions 2013 es Kashiwa Reysol. Los sun kings afrontan la temporada con un futuro difícil de atisbar. Sus principales pérdidas son el ya nombrado Daisuke Nasu y el que ya es nuevo extremo del recién ascendido Ventforet Kofu Koki Mizuno (ex del Celtic), mientras que de las incorporaciones realizadas sobresalen Cléo, ‘9’ de área procedente del Guangzhou Evergrande chino pero con pasado en los gigantes serbios Partizan y Crvena Zvezda; Kenta Kano, extremo de Yokohama F. Marinos fichado a última hora; Daisuke Suzuki, central titular en Albirex Niigata; y el surcoreano Kim Chang-Soo, que procede de Busan I’Park y es del gusto del técnico Nelsinho Baptista por su capacidad para jugar en varias posiciones de la zaga. El brasileño no acaba de asumir la salida de Nasu y está experimentando con formaciones demasiado diferentes al 4-4-2 clásico con el que el equipo se hizo con sus éxitos recientes, entre las que destaca un 3-4-2-1 que dificulta la ejecución de su típico juego directo y profundo por bandas.

Si revisamos la situación de otros equipos grandes del país aparecen las mencionadas salidas hacia Europa. Yokohama F. Marinos ha perdido a su ‘9’ titular, Yuji Ono, fichado por Standard Liège, y su posición se ha reforzado con delanteros de equipos de la segunda categoría. La lista de salidas es amplia, pero el equipo de la Nissan ha logrado mantener a todo su centro del campo titular (a excepción de Kano), con Shunsuke Nakamura y Shingo Hyodo como jugadores más importantes. Su objetivo es ganar la liga o, al menos, volver a competiciones continentales, una ambición compartida por otro grande e histórico club como Nagoya Grampus, entrenado por Dragan Stojković. La situación del equipo antiguamente vinculado a Toyota interesa algo más esta campaña en Gran Bretaña (puesto que este mítico exjugador serbio ha sido uno de los rumoreados como sustituto de Arsene Wenger en Arsenal). Este rumor es, en lo estrictamente futbolístico, un componente de disuasión negativo que afecta a una plantilla mermada por dos traspasos de jugadores a clubes europeos. Los dos prometedores extremos titulares de la plantilla, Kensuke Nagai y Mu Kanazaki, están ya en el viejo continente jugando en Standard Liège y 1.FC Nürnberg, respectivamente. Para suplirlos, Stojković ha buceado en el mercado de la antigua Yugoslavia y se ha hecho con el extremo macedonio Nikola Jakimovski, jugador técnico y trabajador que militaba en un club de media tabla serbio como Javor Ivanjica. Además, Grampus solo ha reforzado su defensa con canteranos como el central de 18 años Nikki Havenaar, hermano del delantero internacional Mike (Vitesse Arnhem), y con jugadores elegidos en drafts en universidades, decisión motivada por la supremacía de hombres muy asentados en la zaga y de momento insustituibles salvo situaciones extremas como Marcus Tulio Tanaka, Masukawa o Daniel Silva.

Nagoya Grampus es, junto a Shimizu S-Pulse, Yokohama F. Marinos y Kashima Antlers, uno de los 4 equipos que nunca han jugado en segunda división desde la profesionalización de la liga en Japón. Los antlers, que han experimentado un bajón muy pronunciado tras ganar entre 1993 y 2010 hasta 7 ligas y 4 Copas del Emperador, inician en este 2013 una nueva etapa a la que le han asignado el eslogan “Renascimento”. Es uno de los pocos clubes de Japón que se inspiraron durante su crecimiento en la cultura brasileña. De hecho, todos sus técnicos desde 1992 excepto 3 son brasileños. Zico ostentó ese cargo, y también Toninho Cerezo, que vuelve al club tras entrenarlo entre 2000 y 2005. Sin embargo, comprobando sus movimientos invernales, parece difícil creer en ese “Renascimento”: Toru Araiba, uno de los mejores laterales en 2012, se ha ido a Cerezo Osaka; el mediapunta o extremo Renato Cajá ha vuelto a Guangzhou Evergrande tras su cesión; el punta brasileño Dutra ha sido fichado por el Lokeren; y el buen delantero Shinzo Koroki ha fichado por Urawa Reds. Todas estas pérdidas, importantes, solo han sido cubiertas con jugadores universitarios elegidos en drafts y fichados de equipos de inferior categoría, sin haber motivo comprensible como en el caso de Grampus. La única excepción es el delantero brasileño Davi, procedente del Umm Salal catarí. Un panorama no muy halagüeño para un histórico que no remonta el vuelo.

El resto de clubes del campeonato tienen menor repercusión mediática a nivel internacional. Este resto está formado por un grupo muy heterogéneo de clubes pequeños que son revelación a veces, grandes venidos a menos, equipos de dimensión media estancados y los recién ascendidos. Entre los medianos se encuentra el único club de la capital en la primera categoría, FC Tokyo, que registra bajas de jugadores importantes en forma de cesiones, concretamente las de Yohei Kajiyama (Panathinaikos) y Kenta Mukuhara (Cerezo Osaka). Edmilson acaba otra etapa en el equipo gasman y regresa a Catar, mientras que el héroe de la selección nipona en la Copa Asiática de 2011 que se jugó en ese país, Tadanari Lee, se incorpora al plantel de Ranko Popović cedido por el Southampton hasta junio. El equipo revelación de 2012 (5º), Sagan Tosu, ha perdido a jugadores importantes de la plantilla por su condición de cedidos, pero es noticia en Japón por el fichaje de dos colombianos: Jonathan Restrepo (procedente de Millonarios) y Diego Luis Ambuila (de Once Caldas). Un representante de esos equipos grandes venidos a menos es Shimizu S-Pulse. El equipo que dirige el iraní Afshin Ghotbi no es capaz de volver a la pelea por puestos Champions o por el título, algo habitual en la entidad a finales del siglo pasado. Dos pérdidas lastrarán al equipo cuanto menos en el arranque de la temporada: Genki Omae, prometedor extremo que ya forma parte del Fortuna Düsseldorf, y Daigo Kobayashi, ya propiedad del Vancouver Whitecaps canadiense. Su fichaje más significativo es el del delantero Baré, que iniciará su tercera etapa en Japón tras ser parte del once ideal de la J.League en 2007.

En la segunda ciudad más poblada del país, Osaka, se siente la caída de la élite de uno de sus dos clubes. Que Gamba Osaka no esté en la J.League es motivo de tristeza para la mayoría de aficionados al fútbol de la urbe. A los de Gamba Osaka, la gran mayoría en la ciudad, por ver cómo tras rozar la salvación acabaron descendiendo pese a su glorioso pasado reciente por una pésima temporada, y a los de Cerezo Osaka (de los pocos clubes en Japón que se inspiraron en el fútbol español en su crecimiento) por perder un derbi. En la escuadra que dirige Levir Culpi ha habido incorporaciones trascendentes, como la de los nombrados Araiba y Mukuhara o la de Edno, brasileño cedido por Tigres de la UANL. Mientras tanto, como era de esperar, en el lado negro y azul de la ciudad apenas ha habido abandonos y la plantilla que descendió, con internacionales como Konno y Endo y jugadores de nivel para equipos grandes de J.League como Myojin, Shu Kurata, Futagawa, Leandro o Akihiro Ienaga, se ha mostrado comprometida y se ha quedado  pese al descenso (salvo Sasaki y algún suplente) para devolver al equipo la categoría que merece a las órdenes de Kenta Hasegawa.

En la zona media-baja de la tabla no ha acontecido nada importante en el mercado de fichajes, y clubes como Kawasaki Frontale (varias veces subcampeón), Júbilo Iwata (con algunas ligas de finales del siglo pasado y principios de este en sus vitrinas pero venido a menos), el Omiya Ardija de Novaković y Ljubijankič y Albirex Niigata volverán, salvo sorpresa, a ocupar esa zona de la clasificación. De los tres ascendidos hay uno bastante conocido, Ventforet Kofu, que se ha convertido en un auténtico equipo ascensor. Otro es Shonan Bellmare, que recupera la categoría tras haber permanecido en la J.League 2 todo el siglo XXI a excepción de la temporada 2010. Sobre el papel, su mejor jugador esta temporada va a ser un recién fichado que no se ha adaptado al fútbol tailandés tras salir de Portugal: Edivaldo Hermoza, delantero boliviano que jugó en la Copa América 2011 –donde le marcó a Argentina–. El otro recién ascendido es el más modesto de los tres, Oita Trinita, fundado tras la profesionalización liguera y con tan solo una temporada exitosa en su corta vida: 2008 (4º en liga y campeones de la Copa de la Liga, su único título).

El calendario ha deparado que para la jornada inaugural ya haya un partidazo trascendente por la parte de arriba: Sanfrecce Hiroshima-Urawa Reds. Arranca una nueva edición de la J.League que si algo va a ser seguro es divertida, porque tenemos la garantía de no poder prever con argumentos quién será su campeón.

También te interesa: Camisetas: Los mejores diseños de la J-League 2013

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche