Histórico
26 marzo 2013David De la Peña

Francia: Ideas renovadas para ser referentes

Didier Deschamps - Francia 2013

Cuando el sábado a mediodía cualquier aficionado francés se sentó ante el televisor y puso el informativo, la sorpresa fue mayúscula. España, el gran escollo para llegar al mundial de Brasil, se había dejado, incomprensiblemente, dos puntos en casa frente a Finlandia, y eso significaba que se duplicaban las balas que disparar el próximo martes ante Francia en el Stade de France.  Un supuesto empate contra los de Del Bosque dejaría a los de Deschamps dos puntos por encima en un grupo que tiene como rivales a Finlandia, Georgia y Bielorrusia. La ilusión se ha disparado en el país galo por el rendimiento, y aunque esta nueva Francia se aleje de la idea asociativa que trató de implantar Laurent Blanc en su periplo al frente de los Bleus, la realidad es que el estilo Deschamps, más pragmático, está resultando. La idea está empezando a definirse, y varias son las claves que tendrá que tener en cuenta la selección española de cara a un partido que se ha ganado, por méritos propios, el apelativo de decisivo.

1. Ribery: El estado de forma del futbolista del Bayern Múnich es brutal. Deschamps es partidario de utilizar centrocampistas interiores bastante físicos, priorizando la solidez, y esto resulta una carencia en el ataque posicional. Ante este panorama, la sensibilidad de Ribery es clave, que obtiene recepciones abierto sobre el flanco izquierdo y produce ventajas con una facilidad pasmosa. Por si fuera poco, en una propuesta de transiciones más rápidas como la que, presumiblemente, veremos ante España, el extremo del club bávaro es un activo vital, gracias a su actual momento de forma, que le permite ser imparable en conducción. Podemos decir que actualmente Ribery es el futbolista más en forma de la selección gala, y eso, teniendo en cuenta su indiscutible talento, es sinónimo de peligro constante.

Varane - Francia 20132. El centro de la defensa: La inclusión de Varane permite a la selección francesa ser más camaleónica. No hace falta decir que el central del Real Madrid ha pasado con nota la prueba de enfrentarse a escenarios exigentes (Leo Messi, Camp Nou, Old Trafford), así que el argumento de la juventud e inexperiencia tiene que quedarse, obligatoriamente, en el tintero. Una línea defensiva a buena altura puede ser corregida gracias a la zancada y lectura del ex del Lens (ayudado por un Sakho de condiciones físicas adaptables a tal efecto, a la espera de la inminente llegada al once titular de Mangala), pero además la pulcritud en el robo y la sangre fría de Varane hacen que la defensa posicional -como la que, por condiciones de los centrocampistas españoles, estará obligada a interpretar Francia- adquieran nivel y sobriedad. A la búsqueda de un acompañante que mezcle con él, la realidad es que Varane es una pieza más que valiosa, por su nivel, y porque permite versatilidad en la propuesta. Muchos se preguntan si Deschamps se atreverá con Varane frente a España, aunque en realidad, la cuestión que desafía a la lógica, es si no se atreverá.

3. Robar para transitar: Si Varane ha sido un soplo de aire fresco en la nueva selección francesa, podemos aplicar lo mismo con Pogba en una línea posterior. El centrocampista de la Juventus es un portento, y se adapta perfectamente a la idea de robar en medio campo para atacar de inmediato. Además, si tenemos en cuenta el momento de forma de Matuidi, Deschamps cuenta con dos futbolistas de piernas largas, técnica defensiva, y recorrido para impedir la circulación interior del rival. Por si fuera poco, Francia cuenta hoy por hoy con dos añadidos -que incluso podrían desplazar, por nivel, a Pogba al banquillo- para completar la idea. Si Deschamps pretende robar a más altura, Gonalons detrás de Pogba y Matuidi. Así evitaría recepciones a espaldas de ambos, que a su vez podrían tener una actitud más agresiva. Si por el contrario, la idea es que el robo tenga posteriormente algo más de pausa para evitar fases de sometimiento prolongadas de España, cuentan con Cabaye, probablemente el más capacitado para asociarse de todos los medios franceses. En esta zona la actual selección francesa tiene muchas alternativas, y muy buenas.

Benzema y Giroud - Francia 20134. El delantero: Si hasta ahora hemos citado claves positivas en los franceses, llegados a este punto hay que tener una opinión contraria. Frente a Georgia fueron titulares Benzema y Giroud, y las sensaciones -más preocupante en el caso del madridista- no fueron del todo buenas. Precisamente este hecho hace creer que lo más lógico sea que Deschamps refuerce el centro del campo, donde tiene nombres que vienen en mejor estado de forma. A partir de ahí, la lógica hace creer que Benzema, por prestigio y peso, sea el elegido, aunque Giroud simplifica las cosas. Puede ganar en juego directo ante más situaciones, y suma en balón parado. Por supuesto, esta duda va de la mano del mal momento que atraviesa Karim Benzema, que a su favor cuenta con poder decidir en el momento justo con una acción técnica inalcanzable para el punta del Arsenal.

5. Valbuena o Menez: Teniendo en cuenta que Ribery es indiscutible, y que existe la posibilidad real de que Deschamps sacrifique un delantero para reforzar el centro del campo, la duda es cómo plantear las transiciones con el hombre de la otra banda. En primer lugar, hay que hacer referencia a que Valbuena es uno de los futbolistas más en forma de toda la liga francesa, mientras que Menez, desde la llegada de Lucas Moura al PSG, está teniendo menos minutos. Sin embargo, la elección dependerá de lo que Deschamps considere más importante. En Valbuena encontrará un elemento de pausa, un futbolista con tendencia interior, capacidad de asociarse y de permitir transiciones más elaboradas, mientras que Menez podrá activar los espacios, ser más agresivo, y, en definitiva, llevar la pelota a la portería rival en menos tiempo.

Veremos cómo afronta Francia el partido decisivo frente a una España que, aunque tiene una cita muy delicada, tiene un grupo que ha demostrado con creces estar capacitado para rendir ante situaciones de presión extrema. Deschamps cuenta con muchas alternativas, jugadores en buen estado de forma, y algunas apariciones en el primer nivel que enriquecen aún más un colectivo de mucho nivel. Aún no estamos en el Mundial, pero el partido, sin duda, tiene el aroma de una cita de su calibre.

También te interesan: Francia: Tres claves para la victoria de España

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche