Histórico
22 febrero 2013El Enganche

Real Madrid-Barcelona: Fechas y curiosidades históricas del Clásico

Real Madrid - Barcelona

Por Alberto Piñero (@pineroalberto)

Tras la esquina asoma ya un nuevo Clásico entre Real Madrid y Barcelona. Será el decimosexto desde que José Mourinho recalara en el Santiago Bernabéu, hace apenas dos años y medio, pero se espera con la misma expectación que si fuera el primero. Sobre todo el equipo merengue se juega la vida en una de las pocas opciones de título que le quedan ya. Se trata de los dos clubes más poderosos del momento, con los dos mejores jugadores del planeta, dos de las mejores plantillas, dos de los presupuestos más altos, dos referentes del fútbol, además de los dos equipos españoles que más veces se han enfrentado entre sí. Con semejante cartel, es imposible que aburra, por mucho que algunos traten de emponzoñarlo.

Y siempre que se habla de un Clásico se recurre a la comparación con otros grandes duelos deportivos alrededor del globo: que si el Inter-Milan, que si el Galatasaray-Besiktas, que si el Boca-River, que si el derbi madrileño, que si el Betis-Sevilla, el Athletic-Real Sociedad, el Manchester-Liverpool, etcétera, etcétera. Pero ninguno de ellos genera semejante voltaje para mantener a 500 millones de espectadores en todo el mundo tras la pantalla, siendo uno de los eventos deportivos más seguidos tras Mundiales y Juegos Olímpicos. Y buena parte del arraigo que tiene a día de hoy se ve en cómo el concepto de Clásico se ha asentado en países extranjeros, que no dudan ya en relacionarlo a un partido entre Madrid y Barcelona.

En buena medida gracias a la retahíla de Clásicos en los últimos años, con los duelos entre Ronaldo y Messi, o Guardiola y Mourinho. Pero también gracias a una historia y un camino previo trazado hasta este 2013 que no se puede obviar, puesto que son las raíces de esa perenne rivalidad, la carga simbólica y sentimental que sobrevive a los años y los cambios. Así, sería imposible entender el Clásico como se hace en la actualidad sin aquel 11-1 a favor del Real Madrid en la Copa del Generalísimo de 1943 por ejemplo.

Kubala-Di StéfanoEn los años previos, la competitividad entre ambos ya había crecido, al ser dos de los equipos más fuertes de España y estar siempre en la lucha por los títulos de liga y copa. Y el Barcelona llegaba a esas semifinales con la ventaja de un 3-0 en la ida, lo que alimentó sobremanera las ansias de revancha desde Madrid. Entonces Franco ya mandaba en España, y era muy intolerante con la libertad idiomática y cultural catalana, y por ende, con lo que simbolizaba el Barcelona, que siempre fue ‘más que un club’. Con lo que si ya de por sí los Clásicos podían tener cierta carga política intrínseca, a partir de la década de los 40, más aún. Sobre todo tras ese partido de vuelta jugado en la capital del país, donde siempre quedó el poso de que las autoridades entraron al vestuario blaugrana para amenazar a los jugadores visitantes, que encajaron un 11-1 histórico.

Tampoco se entendería el Clásico en la actualidad sin la figura de Alfredo Di Stéfano, el que fuera uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, y una de las personalidades más influyentes en la historia moderna del Real Madrid, el que lo catapultara a ser el Mejor Club del Siglo XX según FIFA, con esas cinco Copas de Europa logradas de forma consecutiva con La Saeta en las filas blancas. Y un jugador que llegó a estar fichado por el Barcelona.

En el verano de 1953, y debido a la huelga de futbolistas en Argentina, los derechos de Di Stéfano pertenecían a River Plate y a Millonarios de Bogotá. El Barcelona negoció con el club argentino, mientras que el Real Madrid hizo lo propio con el colombiano, llegándose así a dos acuerdos de forma paralela. El quilombo era tal entre todas las partes que la Federación Española de Fútbol quiso mediar y llegó a proponer que jugara dos temporadas con cada club alternativamente. Extremo rechazado por la directiva culé, que llegó a dimitir en señal de protesta, y poco después renunciaría a sus derechos sobre Di Stéfano tras creer en las primeras semanas en la Ciudad Condal que el delantero no merecía semejante conflicto. No acertaron, claro. Y lo que fue el fichaje más conflictivo de la historia del fútbol español dejó marcadas las relaciones entre ambos clubes.

Luego también podrían de su parte para acrecentar esta rivalidad sobre el campo otros protagonistas: los Kubala, Puskas, Gento, Luis Suárez, Amancio, Pachín, Kocsis, Sotil, Rexach, Migueli, Cruyff, Rifé, Asensi, Santillana, Pirri, Velázquez, Quini, Lineker, Maradona, Schuster, Butragueño, Míchel, Hugo Sánchez, Koeman, Laudrup, Stoichkov, Romario, Hierro, Redondo, Zamorano, Raúl, Mijatovic, Suker, Ronaldinho, Etoo, Deco, Zidane, Beckham, Ronaldo, Figo, Luis Enrique, etcétera, etcétera. Pero ya sobre el campo. Fueron algunos de los mejores jugadores de la historia del fútbol, y todos ellos participaron de la historia del Clásico hasta hacerlo tan grande como es hoy. Y los Messi, Cristiano, Xavi, Ozil, Iniesta, Xabi, Valdés, Casillas, Puyol, Ramos, Piqué, Pepé y compañía garantizan que esa leyenda seguirá creciendo a lo largo y ancho del globo.

También te interesa: Barcelona: Echando de menos a Víctor Valdés

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche