Histórico
6 febrero 2013Francisco Ortí

Copa África 2013: Ghana, la paz de Wakaso

Su expediente le retrata como una persona inestable. Los que le rodean, lo confirman. A Wakaso Mubarak le cuesta encontrar la paz y con apenas 22 años conoce perfectamente el amargo sabor de las promesas rotas a causa de su impulsivo carácter. Durante su todavía breve carrera futbolística, el centrocampista ghanés ha sufrido numerosas expulsiones, visto infinidad de cartulinas amarillas, protagonizado retrasos en los entrenamientos, demoras en la vuelta tras vacaciones y un despido por motivos disciplinarios. Como mínimo, se podría etiquetar de problemático. Sin embargo, en Ghana se ha visto obligado a madurar de golpe.

Hasta su llegada a Sudáfrica, las malas noticias habían marcado su trayectoria en el fútbol. Wakaso llegó al Martínez Valero en el verano de 2008, avalado por su rendimiento en las siempre interesantes categorías inferiores de la selección de Ghana. A los quince años debutó como profesional en la Ghana Premier League de la mano del Ashanti Gold SC. Ese mismo año representó a Ghana en el Mundial Sub’17 de Perú. Con tan sólo 16 años, se ganó un puesto en la selección ghanesa Sub’20 y a los 18 dio el salto a Europa. Su carrera avanzó tan rápido que le costó asimilar el cambio. Al principio resultó complicado. Sobre todo por dejar a mi familia en Ghana“, explicaba el ghanés, quien tuvo que dejar en su país a su mujer embarazada.

Durante las dos temporadas y media que permaneció en el Martínez Valero logró ganarse la confianza de los diferentes técnicos que pasaron por el banquillo franjiverde. David Vidal, Claudio Barragán y, sobre todo, Pepe Bordalás apostaron por él, aunque sus constantes problemas de conducta sobre el terreno de juego le costaron desaparecer de los planes de los entrenadores. Cosechó hasta cinco expulsiones y Wakaso reconoció que sospechaba que los árbitros españoles tenían algo en su contra: “No entendía a los árbitros españoles y me cogía unos cabreos muy grandes. Cada falta que hacía es tarjeta y llegué a pensar que tenían algo contra mí. No tiene sentido que me hayan mostrado una cartulina hasta por saltar al campo a celebrar con un compañero un gol“.

A sus problemas deportivos se le sumaron graves faltas disciplinarias. Wakaso convirtió en habitual llegar tarde a las sesiones de entrenamiento, aunque el incidente más grave tuvo lugar durante el verano de 2009 cuando se incorporó con 34 días de retraso a la pretemporada. “Me pidió más días de vacaciones y le dije que no, que si no volvía el mismo día que el resto de la plantilla se le multaría económicamente. Le hemos dado facilidades y cariño para que se integrase al grupo, pero parece que la cabra siempre tira al monte“, explicó en su momento su entrenador Claudio Barragán. Hasta que, finalmente, el Elche, cansado de tantos problemas, anunció su despido alegando que “su comportamiento deportivo no era el esperado“, además de que “su relación con el entrenador y con los compañeros se había ido deteriorando“.

Pese a este currículum autodestructivo el Villarreal apostó por su incorporación. “Necesitaba un cambio de aires“, confesó Wakaso. En El Madrigal tampoco le sonrió la fortuna. Poco a poco fue ganando protagonismo en el primer equipo, pero el Submarino Amarillo acabó hundiéndose y descendió a la Liga Adelante. El centrocampista ghanés decidió entonces que necesitaba un nuevo cambio de aires y así evitar jugar en la categoría de plata. El Espanyol acudió en su rescate. En Cornellá-El Prat está rindiendo a un alto nivel, pero sus  problemas disciplinarios son una constante y ha llegado a asegurar que los árbitros le muestran tantas cartulinas amarillas por su color de piel.

Su carácter volcánico, sin embargo, no está reñido con unas condiciones futbolísticas impresionantes, algo que está mostrando en grandes cantidades durante la Copa de África 2013. En una Ghana huérfana de leyendas, Wakaso Mubarak ha asumido el rol de líder y está siendo el mejor jugador de las Estrellas Negras en Sudáfrica. En los cuatro partidos del torneo ha marcado tres goles y es el máximo realizador de la competición, empatado con Alain Traoré (Burkina Faso) y Emenike (Nigeria). Este miércoles disputará las semifinales frente a Burkina Faso (19.30 horas / Eurosport) buscando culminar el triunfo que por fin le traerá la paz que tanto a buscado Wakaso Mubarak.

También te interesa: CAN 2013: Ghana: Prospectiva de vida para Asamoah Gyan

Todo sobre la Copa África 2013 en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche