Histórico
25 febrero 2013El Enganche

Barcelona: Si tienes espacios, corre

Villa y Messi - Barcelona

Por Fran Alameda (@Fran_Alameda)

La realidad no se puede impugnar, sino que se debe analizar. No se debe pasar por alto lo que parece un defecto, ni se debe evolucionar sin procurarlo. El Barça se ha encontrado en febrero con una encrucijada que los agoreros aprovechan para ametrallar al estilo y la idea a favor de la tozudez, el balón en largo y los ‘planes B’, que consisten en un muro físico o centros al área. Como si este plan, amén de las evidencias arrítmicas que supondrían, aseguraran poder superar a una defensa compuesta por Pepe y Ramos o Fazio y Botía a base de centros laterales. El Barça, esto es seguro, no caerá en eso, pero debe comprender que el estilo es matizable y no inmóvil.

Y dentro del contexto en el que se asientan sus partidos se pueden observar varias cosas. A veces casi bucles. Ningún drama, pero si fallos que amenazan con atacar Madrid o Milan: 1) El Barça ya hace tiempo que dejó de jugar para Xavi para hacerlo para Messi. Incluye el ritmo, el control. Son decisiones que imperaban ante la falta de un testigo a camino entre ambos, pero se debe asumir que ser cautos con posesión estéril ya no funciona, porque no se consigue este posesión. Por tanto, se llega al punto que Lillo posee como cita célebre: el riesgo es no asumir riesgos. 2) El Barça de Cesc fue una óptima versión de un equipo que corre, pero domina. Volver a correr no significará perder el dominio (dentro de unos parámetros que se entienden cuando el ritmo crece), pero sí garantizaría, a priori, unos espacios que Messi, hoy por hoy, considera vitales para ser determinante. El argentino ha bajado el pistón. Volverá, claro, pero será más sencillo y menos dificultoso si se le allana el terreno. Porque él, no nos engañemos, es el elemento diferencial del Barça.

Cesc - BarcelonaExpuestos a grandes rasgos los dos grandes matices del Barça ganador y del Barça atorado, independientemente de los resultados, queda evaluar los riesgos. En el primer punto entendemos al rival replegado. A mayor a menor altura, pero cerrando pasillos interiores, haciéndose estrecho para negar cualquier hueco a Messi. O Roura & Vilanova recuperan la influencia ofensiva de los laterales (amplitud y profundidad) o el riesgo, como mencionamos anteriormente, será tener una posesión banal, sin trascendencia ni profundidad. El Barça necesita acudir empezar por dentro para acudir al exterior no como fin, sino como camino, para volver al centro a cambiar el ritmo. Tal vez un Messi arrancando desde atrás o incluso con una tendencia creciente a irse hacia la banda. Fundamental Villa aquí, aunque parezca una rémora atacando una defensa estática.

En el segundo punto, el riesgo es evidente. Hay espacios, corres, llegas. En la finalización encontraremos la respuesta. El vértigo conlleva espacios y esa angustia de transitar mirando hacia Valdés. Pero es un camino para Messi y para la mejor versión de Cesc. Es una renuncia más o menos pasajera a Xavi, que prefiere pausa, pero es un ejercicio de coherencia para una realidad que habrá que ver si es coyuntural (quien les escribe diría que sí). Incluso Villa y Alexis chirriarían menos. El Barça tiene varios argumentos para poder creer que esta apuesta puede ser acertada: talento + olfato desmesurado en punta y dos laterales capaces de corregir (Montoya y Alba).

El fin de este artículo no es más que evaluar las situaciones por las que pasa el Barça. La diferencia habitual entre Liga y Europa y los riesgos que conlleva a menudo tomar excesivas precauciones: desnaturalización, pérdidas y malas sensaciones. Ante esto, tener un ritmo más elevado del que le gustaría a Xavi y, posiblemente, a Roura & Vilanova, es fundamental para allanar el camino del gol a Messi. He aquí su vitamina.

PD: No se trata de perder el control voluntariamente, sino de encontrar en la carrera elaborada un atajo para encontrar el resultado y volver a relacionar a Messi y Cesc con el gol. Una vez que sean amenaza, se puede volver a dar más pausa. No hay dos partidos iguales, pero habría que recordar que el Barça ya corrió en octubre y noviembre.

También te interesa: Fechas y curiosidades históricas del Clásico

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche