Histórico
20 febrero 2013Francisco Ortí

Barcelona: Echando de menos Víctor Valdés

Rostro serio, pecho hinchado y palabras que golpean como latigazos.  Cada gesto de Víctor Valdés destila soberbia, tanto sobre el terreno de juego, como en las salas de prensa. Es la imagen de la confianza más absoluta. Sin embargo, se trata simplemente de una pose. Es una coraza tras la que oculta una fragilidad que se delata en las distancias cortas. En las entrevistas más cercanas que ahondan en el Valdés persona, olvidando al Valdés futbolista, el portero se ha mostrado radicalmente alejado de las sensaciones que transmite cuando se encuentra sobre el césped. Ese halo de confianza inquebrantable desaparece para dejar paso a inseguridades, nervios y miedos.

Ese Valdés persona se ha impuesto al Valdés futbolista a la hora de tomar la decisión de no renovar su contrato con el Barcelona que termina el próximo 30 de junio de 2014. Sus miedos, inseguridades y, sobre todo, la humana necesidad de sentirse valorado le han alejado del Camp Nou. En el Valdés persona se encuentran los motivos de una decisión aparentemente incomprensible. En la superficie todo parecía ir bien, en el interior, por el contrario, no era así. Cada desprecio ha ido minando a Víctor Valdés. Tras once años defendiendo la portería del Barcelona el desgaste es total.

Tanto que ni siquiera en los éxitos se encuentra la paz. Más bien todo lo contrario. El Barcelona disfruta ahora de un etapa dorada, pero Víctor Valdés también conoció una época más gris, tanto a nivel personal como colectivo. Louis Van Gaal le obligó a jugar con el filial, alternó la suplencia con la titularidad, recibía constantes críticas y se fichaban porteros continuamente. De hecho, la primera decisión de su ahora presidente Sandro Rosell cuando entró en el club como mano derecha de Joan Laporta fue fichar a Rustu Reçber y vender a Valdés. Afortunadamente para la historia del Barcelona, sólo se cumplió lo primero. Pese a todos esos desprecios, la coraza de Víctor Valdés aguantó.

Es en el éxito cuando la confianza ha comenzado a flaquear. Después de proclamarse portero menos goleado de la temporada en cinco ocasiones, levantar todos los títulos del mundo, y haber madurado hasta convertirse en uno de los mejores del mundo en su puesto, Valdés no se siente valorado. Es difícil ‘robar’ elogios cuando se convive con una leyenda como Lionel Messi. Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Carles Puyol los reciben a cuentagotas, pero Valdés tan sólo escucha dudas. De puertas hacia dentro, el vestuario le respalda ciegamente. Desde fuera, se castiga la figura de Valdés tras el mínimo error y, lo que es peor, se le olvida en el éxito pese a que es una pieza fundamental del mismo.

No se entendería el Barcelona actual sin la figura de un portero como Valdés cuya importancia trasciende a sus intervenciones bajo palos. De un portero que, casi con total, probabilidad, este verano se marchará para buscar reconocimiento lejos de Barcelona. Será entonces cuando se empiece a valorar la figura de Víctor Valdés en su justa medida. Su adiós inicia un nuevo proceso traumático de regeneración en la portería del Barcelona, tal y como sucedió cuando se invitó a salir a Andoni Zubizarreta. Busquets, Angoy, Lopetegui, Vitor Baia, Hesp, Dutruel, Arnau, Bonano y Rustu pasaron con más pena que gloria por el Camp Nou. Cada fichaje frustrado suponía un reconocimiento mayor para Zubizarreta.

Y así fue hasta que Víctor Valdés terminó con la maldición, asentándose como portero titular. Ahora el Barcelona inicia un proceso similar para encontrar heredero en la portería. Será en ese momento en el que se empezará a echar de menos a Víctor Valdés y se le valorará tanto como él desea. Pero ya será demasiado tarde puesto que el portero ha tomado su decisión de marcharse. Sólo queda disfrutar de Víctor Valdés en noches tan grandes como esta en la que el visita al Milan en los octavos de final de la Liga de Campeones. En noches como estas ya estamos echando de menos a Víctor Valdés.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche