Histórico
23 enero 2013El Enganche

Valencia- Real Madrid: El día que Di Stéfano eliminó a ‘su’ Madrid

Por Alberto Piñero, periodista cobertura diaria Real Madrid (@pineroalberto)

Real Madrid y Valencia se encuentran estos días inmersos en esa particular trilogía que los enfrenta tres veces en ocho días entre Liga y Copa del Rey. El equipo blanco ha ganado un primer asalto eclipsado totalmente por la polémica arbitral. Era de esperar. Ambos clubes, y sobre todo sus respectivos entornos, llevan jugando al ratón y al gato desde hace ya muchos años. Algunos lo datan en 1930, cuando en los cuartos de final de Copa el Valencia se retiró del Santiago Bernabéu antes del final del partido, alentado por su capitán Amorós, desquiciado con los árbitros Insausti y Fausto Martín en los dos partidos de la eliminatoria. Reclamaban dos faltas en sendos goles blancos en la ida en Valencia (2-5), y dos goles que fueron anulados en las postrimerías del partido de vuelta (0-2) que hubieran supuesto la igualada en la eliminatoria. Pero lo cierto es que desde finales de los 90, con el traspaso de Mijatovic, se han recrudecido las relaciones entre ambas entidades y, sobre todo, sus aficiones.

Sin embargo, hubo un día en que Real Madrid y Valencia tuvieron algo en común. O mejor dicho, aún lo tienen. Un ídolo común: don Alfredo Di Stéfano, cuya memoria no puede hacer sin embargo que ambos clubes se hermanen. La Saeta es una de las personalidades más importantes de la historia del club merengue, su fichaje de la mano de don Santiago Bernabéu dio paso a la etapa más gloriosa de su historia, con cinco Copas de Europa consecutivas. Fue jugador, entrenador, asesor presidencial, y ahora, Presidente de Honor de un club que tenía un avión llamado ‘La Saeta’, y tiene un estadio en su ciudad deportiva llamado ‘Alfredo Di Stéfano’ en su honor. Todo lo que se pueda decir de don Alfredo en relación al Real Madrid está de más, quedaría cojo en relación al legado que mantiene en la entidad de Concha Espina. Pero, curiosamente, es él quien sabe mejor que nadie lo que es ‘robar’ una Copa del Rey a ‘su Madrid’.

El argentino guarda un bello affaire con el Valencia, el que puede ser su segundo club aquí en España, sin olvidar al Espanyol, club donde colgó las botas en 1966. Un equipo, el che, donde fue director deportivo y donde completó hasta tres etapas como entrenador, labrándose el reconocimiento de la hinchada a base de éxitos. Y ahí están la Liga del año 1971, la Recopa de Europa de 1980, y el ascenso a Primera en 1987. No alcanzaría la gloria en ninguna de sus dos etapas como entrenador del Real Madrid, por donde pasó con más pena que gloria, consiguiendo apenas una Supercopa y siendo el principal valedor de la Quinta del Buitre como méritos en su haber, pero habiendo perdido en los dos años que van de 1982 al 84 una final de Supercopa, otra de la Recopa de Europa en la prórroga, otra de Copa, otra de la Copa de la Liga, y dos Ligas en la última jornada (precisamente una ante el Valencia con un solitario gol de Tendillo, y otra por el goal-average). Carrera culminada además con una dolorosa destitución en su segunda etapa que le fue anunciada horas antes de jugar la vuelta de los cuartos de final de la Copa de Europa de 1991 ante el Spartak de Moscú. “Deberás dejar el puesto, sea cual sea el resultado hoy”, le vinieron a decir, y acabó perdiendo (1-3), en lo que sería su último partido desde un banquillo.

Un balance que contrasta sobremanera con su trayectoria en el Valencia, donde cosechó un éxito en cada una de las tres etapas que estuvo en la ciudad del Turia, un lugar al que le guarda “un especial cariño”. Que además es mutuo. No obstante, el club che le invitó este pasado mayo a la conmemoración del 25º aniversario de su último ascenso a Primera como protagonista del mismo, para poco después homenajearle este mismo agosto con la entrega de un cartel conmemorativo que luce ahora en el museo del club valencianista con la dedicatoria de La Saeta.

Y valga como reflejo de esta particular dicotomía entre Madrid y Valencia en la carrera de Di Stéfano como entrenador las semifinales de Copa de 1972. El mítico ‘9’ merengue había comenzado su carrera en los banquillos en el Elche en 1967, para un año después regresar a su Argentina natal y entrenar una temporada en Boca Juniors. Cuentan que entonces cuatro directivos valencianistas sedujeron a don Alfredo en un restaurante -entre ellos Julio de Miguel, Vicente Peris, y Ramos Costa-. No fue una servilleta de papel, como ahora, sino una botella de champagne lo que hicieron trasladar a la mesa donde cenaba Di Stéfano con su mujer y otra pareja. Unos días después, todo quedó zanjado por teléfono. La Saeta entrenaría al Valencia, al que haría campeón de Liga en su primera temporada (1971), habiendo ganado ya al Real Madrid 1-0 en Mestalla en la segunda vuelta.

Así pues, el Valencia de Di Stéfano llegaba a esas semifinales de Copa de 1972 contra el Real Madrid habiendo saboreado ya la victoria ante los merengues. Y lo volvería a hacer. En la ida ganaría 1-0 en Valencia con un solitario gol de Valdez. Y en la vuelta, lograría mantener el 0-0 en el Santiago Bernabéu que le daba el pase a la final, apeando así del torneo a los García Remón, Zoco, Amancio, Pirri, Velázquez, Santillana o Grosso (al que seis años antes le había cedido el brazalete de capitán en su partido de despedida con el Real Madrid).

“Les arruinamos la final”, dijo el entonces técnico valencianista, que posteriormente perdería la final ante el Atlético (2-1) en el mismo estadio merengue, fiel a su mala fortuna en las finales. Hoy, más de cuarenta años después, Madrid y Valencia vuelven a verse las caras en la Copa, y nuevamente con Di Stéfano en mitad del fuego cruzado. Esta vez, como observador desde el palco y no desde el campo, donde tantas alegrías diera a los merengues, pero también a los valencianistas.

También te interesa: Real Madrid: Di Stéfano, el único ‘Súper Balón de Oro’

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche