Histórico
24 enero 2013Francisco Ortí

Copa África 2013: RD Congo: Kidiaba, el cuervo saltarín

El Mundial de Clubes se entiende de distinta manera en función de la posición geográfica en la que uno se encuentre. En Europa es un incordio, o un complemento a otros títulos. En Sudamérica es una oportunidad para retar al Viejo Continente y reclamar su protagonismo futbolístico. Para el resto del mundo representa una fiesta. Es África o Asia, representa el sueño de equipos con realidades humildes para los que disputar el torneo ya es todo un éxito. A este último grupo pertenece el TP Mazembe Englebert, ex ganador de la Liga de Campeones de la CAF. Las siglas TP hacen referencia al mensaje Tout Puissant, que significa Todopoderoso en francés. Y los Cuervos –así se apoda al Mazembe- han hecho honor a ese lema ganando durante dos temporadas consecutivas el mayor torneo de clubes de su continente, logrando, por ende, participar en las dos últimas ediciones del Mundial del Clubes, convirtiéndose en el primer equipo del África subsahariana que disputaba el campeonato.

En su primera participación no les fue demasiado bien y acabaron sextos, pero a la segunda, lograron superar contra pronóstico al Internacional de Porto Alegre brasileñoy llegaron a la finalísima. Mbenza Bedi fue el autor del gol que selló el billete para semifinales, pero el otro gran protagonista del encuentro fue el portero del conjunto africano, el espectacular Muteba Kidiaba (Zaire, 1976). El guardameta llamó la atención por sus intervenciones bajo palos y, sobre todo, por la peculiar forma con la que celebró el tanto de su compañero. Se sentó y comenzó a dar pequeños saltos impulsándose con el trasero, algo que con el paso de los años se ha convertido en una seña de identidad y que en su primer partido con RD Congo en la CAN 2013, ha vuelto a dar la vuelta al mundo. Pero, ¿De donde procede este ritual ganador?

Básicamente, no es más que un ejercicio de abdominales. Es la forma que he encontrado de expresar mi alegría, para compensar el hecho de que no puedo ir a abrazar a mis compañeros a la otra punta del campo cuando marcan“, explica Kidiaba, quien se ha convertido en uno de los vídeos más vistos de Youtube gracias a esta excentricidad que lleva años practicando sobre los terrenos de juego de África cada vez que el Mazembe lograba anotar un gol.

Pero Kidiaba es mucho más que una estrambótica celebración. Es también un seguro en la portería y un hombre clave en el sistema defensivo del entrenador senegalés Lamine N’Diaye. Además, a sus 34 años, se ha convertido en el alma mater de los Cuervos y el Mundial de Clubes le motiva especialmente. De hecho, este torneo ha sido lo que ha impedido que el portero colgara los guantes en 2009. “Iba a poner fin a mi carrera el año pasado, planeaba hacerme entrenador de porteros” -desvela Kidiaba- “pero encontré las ganas de continuar y aún las conservo hoy“.

En este Mundial de Clubes Kidiaba se quitó el mal sabor de boca que le quedó de la anterior edición del torneo al ser expulsado frente al Auckland City y ahora, espera que sus saltos de trasero logren el impulso necesario para alcanzar las rondas finales. “La gente se acuerda de mí por aquella expulsión. Esta vez, quiero que recuerden mis virtudes“, adelanta el portero, quien pese a su avanzada edad todavía no ha perdido la fe de dar el salto al fútbol europeo. Si Kidiaba salta de nuevo será una buena señal.

Todo sobre la Copa África 2013 en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche