Histórico
18 diciembre 2012Jose David López

Suzuki Cup: La locura del fútbol en el sudeste de Asia

‘Yan y Koun’ (Ciudad sin enemigos). Ese letrero desgastado, letras solapadas con pintura y un hilo rojo que cuelga de un lateral impidiendo que mantenga el equilibrio horizontal, es la bienvenida al Thuwunna Youth Training Center Stadium, en Yangon, Cambodia, una de las ciudades más desconocidas de Asia. Epicentro fatídico de desastres naturales constantes, destrozada por la Segunda Guerra Mundial y, sobre todo, representante de una sociedad enamorada de su identidad humilde. Tanto, que adaptó su topónimo birmano como oficial más allá de que la mayoría de países no los reconoce oficialmente como tal, algo que ha influido negativamente  ala hora de dar a conocer sus costumbres. Una de las que más les hace enloquecer y una de las que ha logrado hacer olvidar los numerosos problemas de una población económicamente derrumbada, es el fútbol, por lo que ese cartel, (Yan y Koun), se ha convertido en un nexo de unión coral para la ciudad y casi para una forma de vida.

El pasado cinco de octubre, todos se reunieron en torno al estadio nacional pues la ASEAN Football Championship (AFF), Asociación Futbolística del Sureste de Asia, decidió que allí arrancara la edición 2012 de su afamada Suzuki Cup. La competición, organizada bienalmente, busca el crecimiento, expansión y sobre todo, proyección, de todas aquellas selecciones del sudeste asiático ya acreditadas por la FIFA como naciones independientes. Proyectos alejados de la mirada mediática y de la fuerza competitiva de otros torneos internacionales a ojos del fútbol más desarrollado, pero con un seguimiento que sorprendería a cualquiera dados los 192 millones de tele-espectadores con los que cuenta y los 800.000 hinchas que han visitado sus estadios. Esta semana, dos meses y medio después, Singapur y Thailandia reivindican con su final, la cara más saludable, natural e inmaculada del ‘otro’ fútbol.

Aquél 1-5 (con casi 40.000 personas en las gradas) que agigantó los males cambodianos como peor selección de la zona, fue el pistoletazo inicial a un torneo que ha atravesado la, para muchos considerada, zona más exótica del planeta. Myanmar, Laos, Timor Oriental, Brunei y Caambodia (por ese orden), fueron los cinco primeros estados donde la pelota rodó en la fase de clasificación previa para lograr las dos plazas definitivas. Una vez allí, un total de ocho combinados se disputan el trofeo, agrupados en dos secciones con seis cabezas de serie definidos por su puesto actual en el Ranking FIFA (este curso, eran Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Thailandia y Vietnam). Una vez finalizada esa fase, los dos primeros clasificados se cruzaban entre sí en unas semifinales a partido de ida-vuelta, resultando una finalísima que se disputará esta semana (miércoles-sábado).

El torneo, que disputó por primera vez en 1996, es el sucesor oficial de la otrora Copa Tiger, que disparó enormes rivalidades entre vecinos cercanos y selecciones de un nivel muy equiparable, ayudando a la exportación de sus mejores jugadores a clubes profesionales de países más desarrollados. Una competición que intensifica la pasión que siente el sureste de Asia por la pelota, algo que ha servido para que la multinacional que lo patrocina, se vuelque con mayores inversiones año a año, batiendo records en la edición de 2010 que, de nuevo, han quedado atrás estas semanas.

El llegador Ishak (Singapur), el delantero Dangda (Thailandia) y el rematador Sayavutthi (Laos), han sido las tres grandes apariciones de esta edición que lucha por hacer respetar un fútbol diferente, académico, en ciernes, abandonado y hasta repudiado sin ‘rescates’ comerciales. Pequeño a escala mundial, pero gigante en pasión, seguimiento y, desde luego, exotismo, pues todo empezó en Yangon, la Ciudad sin Enemigos.

También te interesa: Jack Sealy, el ‘escorpión’ en propia puerta

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche