Histórico
21 diciembre 2012Jose David López

La última sesión de Gaizka Mendieta

España se convirtió hace más de una década, en el principal exportador de una unión especial entre música y veranos al aire libre. La climatología calurosa-playera de muchas de sus latitudes, el amor a grupos alternativos y electrónicos, así como la enorme facilidad para integrarnos en fiestas que tenemos los españoles, explotaron un negocio que amplió la oferta turística a todo el mundo. Dos-tres días de fiesta y alcohol, que sirven como excusa ideal para tomarse días de vacaciones y visitar epicentros semi-desconocidos bajo otras circunstancias. Aquí, lo hicieron llamar Festivales Musicales.

Personalmente sólo he visitado una vez este tipo de macro-eventos y el recuerdo siempre ejercerá como bálsamo para tiempos mejores. Excusa ideal para charlas entre amigos del pasado, mi momento llegó en 2008, en Almería, bajo el lema de Creamfields. Un festival que aún hoy sigue vigente y que tiene el honor de compartir con el prestigioso FIB, el cartel más llamativo verano tras verano. La Costa de Azahar de Benicassim vuelve a llenarse esta semana para disfrutar con The Strokes, Arctic Monkeys o Lori Meyers (noches de El Larguero con Yago de Vega, me sirvieron para documentarme todo este año). Este año, el factor diferencial lo marca el toque futbolístico porque allí, entre arena, sol y fiesta, se ‘cuela’ un mito del césped, Gaizka Mendieta DJ.

El icono de aquél Valencia, tanto que el entonces presidente Pedro Cortés llegó a asegurar que el vasco era “el murciélago del escudo”, fue uno de los grandes jugadores de los 90 no sólo en España sino en Europa. Mestalla lo encontró de ‘rebote’ pues el pasado castellonense de su padre, le hizo probar y ganarse profesionalismo con el equipo blanquinegro. Un trampolín previo a un Valencia donde le costó adaptarse, jugando en todo tipo de posiciones y minutos de relleno, hasta que explotó como pocas veces lo hace un jugador español. Mito en el lanzamiento de penaltis bajo un sello inconfundible e irrepetible, creador de sueños chés convertidos en títulos (Copa Rey 99), héroe viviente de aquella generación que rozó la Champions con Cúper y, pese a todo, muchas veces repudiado entre los españoles.

Tan alto fue su nivel, tantas expectativas logró machacar en suelo valenciano, que sus días de gloria se interrupieron para siempre. Una polémica eterna entre Valencia-Real Madrid para su traspaso, acabó llevándolo al ‘millonario’ Lazio de Cragnotti por 10.000 millones, cifras redondas y asombrosas aún hoy. Un año sin continuidad en la parte celeste del Olímpico, un retorno intrascendente a España de la mano del Barcelona y un final tranquilo y desolador en el Middlesbrough, acabaron apagando la llama de aquél ‘mohicano’ (como le llamaban en las gradas ché) que siempre encontró buen cobijo en la música. Sin ir más lejos,  su talento provocó una de las canciones más recordadas de Los Planetas.

Su amor por los sonidos y el ambiente alternativo, le llegó desde pequeño debido a la pasión de su grupo de amigos, que le inculcó una manera de vida que ahora, lejos de la presión futbolística, ha logrado revivir.  Dicen que se perdía en las tiendas  alternativas de Valencia y que erael suministro musical de las noches de fiesta. Se emociona escuchando Velvet Underground y The Doors, un disco de Metallica fue su primera compra ‘legal’, se considera coleccionista del “arte musical” y se llevaría a una isla desierta las canciones de Iggy Pop. Ahora, mucho más influenciado por la tecnología electrónica, disfruta de sus días de DJ, incrustado, de vez en cuando, en el grupo Gasteiz Gang (formado por Juan Vitoria y Arizona Dylan).

“La música llega a todo el mundo como lo hace el fútbol”, comentaba cuando era el animador del vestuario valencianista con sus ritmos. De incógnito, más veterano, curtido por la edad e infiltrándose tras los focos para pasar desapercibido, Mendieta vuelve a disfrutar dando sesiones. Esta vez, el show lo crea con las manos y los vinilos.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche